Actualidad NacionalCiudad

Metro de Caracas, un gigante que cumple 40 años entre la desidia y la añoranza

Este 2 de enero, el Metro de Caracas cumple 40 años conectando a los transeúntes de la capital. No obstante, el 1 de septiembre Nicolás Maduro informó que aprobó un presupuesto de 150 millones de dólares para la recuperación «integral» del sistema, y sostuvo que también se invertirían 16 millones de euros para el reemplazo de las vías férreas. En aquella alocución, transmitida el 1 de noviembre por Venezolana de Televisión (VTV), Maduro aseguró que el objetivo de esta inversión tiene como propósito recuperar el sistema de transporte subterráneo y volverlo a hacer el “mejor sistema de metro del mundo”. 

Sin embargo, desde el inicio del plan ‘Metro se mueve contigo’, solo se ha dejado ver que las reparaciones a las que someten al sistema son, en su mayoría, a las fachadas de algunas estaciones, problemas de iluminación, así como reparaciones de lijado de las obras grises, reparaciones de la losa antirresbalante en los andenes, y pintura; mientras que la operatividad del servicio continúa presentando fallas. 

Alberto Vivas, extrabajador y miembro de Familia Metro, asegura que aunque estos arreglos son indispensables y contribuyen con el funcionamiento, “la empresa tiene muchos problemas con trenes fuera de servicio que están afectando la operatividad”.

“Yo celebro. Con esto no quiero decir que no sea importante. Toda mejora, todo servicio que se realice para mejorar la fachada es buena e importante, pero no estamos yendo al fondo del problema que está presentando el Metro de Caracas, como lo es la prestación del servicio. Tenemos serios problemas en la oferta de trenes. Tenemos una oferta muy deprimida”, comentó a Analítica.com. 

Vivas destaca que la situación de los trenes es delicada, pues en la Línea 1 debería haber un promedio de 36 y 39 trenes en línea, y actualmente solo hay siete, nueve o 12 “cuando tenemos mucha suerte”. En la Línea 2, debería haber 29 trenes y “solo cuando tenemos suerte si están funcionando entre siete o nueve trenes”; mientras que en la Línea 3 debería haber un total de 19 trenes y solamente hay tres trenes, “y cuando hay suerte sube la cifra a cuatro o cinco trenes”.

“No están atacando el problema serio que tiene la empresa en el mejoramiento de la operatividad del servicio. Es necesario que se recupere el número de trenes que prestan el servicio. En el año 2008 se hizo una compra de 48 trenes sin garantías que hoy en día ninguno funciona a cabalidad, realmente el servicio está presentándose de muy mala calidad”. 

También manifestó que se debe establecer un sistema de prioridades. “Lo primero que debe atacarse es la recuperación del sistema de trenes, y para que eso suceda se debe mejorar el sistema eléctrico de las estaciones que es la alimentación del sistema de rieles”. “Sabemos que a raíz de los últimos inconvenientes de los apagones, Metro de Caracas no puede ingresar una flota de mayor cantidad de trenes por el grave problema que existe de electricidad en todo el país, pero que se refleja en la capital. Eso afecta la electricidad para la capital”. 

Trabajos en horario comercial

Salvador Orozco, usuario del Metro de Caracas, denunció que los trabajos de mantenimiento que se realizan al sistema se están haciendo en horario comercial, lo que dificulta el traslado de quienes hacen uso del transporte subterráneo y crea caos en las estaciones.

El Metro de Caracas es un desastre. Sigue igual de lento, puedes esperar de media hora a una hora a que llegue un tren. Plaza Venezuela es un desastre porque las reparaciones las estaban haciendo en horario de tránsito peatonal, y quieren dejar todo en obra limpia, como era originalmente, y resulta que están con un esmeril quitando pintura al concreto. Te podrás imaginar el polvillo que eso levanta. Por mucho que hayan puesto una barrera, no pueden concentrar el polvillo porque tampoco es muy alto. Es horrible. Todo el mundo estornudando, limpiándose, todos llenos de polvo”, denunció.

Orozco también resaltó que se puede observar que muchos de los obreros que actualmente cumplen con la realización de los trabajos no son personas con experiencia en este tipo de actividades.

Al respecto, Alberto Vivas añade que realizar estos trabajos en horario comercial afecta la seguridad de quienes hacen uso del sistema los transeúntes que pasan por los alrededores de las estaciones a las que le están reparando las fachadas. 

“No deberían hacerlo en horario comercial ni con circulación de personas para preservar la seguridad de los usuarios. Hay críticas sobre el acabado de las losas. Son personas inexpertas que no están especializadas, y leemos en las redes sociales que hay muchas quejas. ¿Qué significa? Que en poco tiempo vamos a ver esas losas con fallas, arrancadas, levantadas, llenas de aire. Eso no debería ser y representa más problemas en la seguridad de las personas. Es un caso particular”, agregó.

Propuestas nunca escuchadas 

Vivas recordó que antes de abandonar su participación en Familia Metro, en el año 2019 se hizo una propuesta para la recuperación del servicio. En la misma se estimaba que recuperar todo el servicio de Metro de Caracas tendría un valor de 5 mil millones de dólares, trabajos que se prolongarían a tres años.

Fue una propuesta para hacer cambios operativos y estructurales de 90 días a tres años. Lamentablemente esa realidad ya no es la misma”, añadió. 

El exoperador aseveró que mientras más tiempo se deje correr, las fallas y los problemas serán más grandes y costosos de recuperar. Manifestó que el cobro del pasaje es indispensable para que se sostenga el mantenimiento del sistema, pero cada vez es más complicado poder establecerlo. 

Cada vez se ven más problemas para recuperar el aspecto económico que es tan importante para la compañía, y dificulta la sustitución de los equipos. Se requiere una inversión más grande para ver la recuperación de los trenes y, por ejemplo, el sistema de enfriamiento para el aire acondicionado de las estaciones, la recuperación de las subestaciones que alimentan el sistema de rieles. Sobre el problema de iluminación, yo estoy de acuerdo que se sustituya por medios más económicos que reduzcan el consumo de electricidad, pero no se está haciendo por vías que realmente tiene la empresa. Aquí se van por lo bonito y la fachada, pero no se está atacando lo principal que es la operatividad del servicio”, señaló.

Aunque son muchas las reparaciones que el sistema necesita, Vivas considera que el tiempo no debe ser superior al anteriormente citado, pues es una empresa “eminentemente técnica y por ser así tiene muchísimas posibilidades en su recuperación”. No obstante, recalcó que los costos cambiarán, pues en 2019 cuando se hicieron los estudios “debían ser restituidos todos sus equipos casi en un 90%”, incluyendo lo que implica la formación nuevamente del personal para la utilización de estos equipos con nueva tecnología.

Destacó que no cree que para que se realicen las reparaciones y actualizaciones el sistema deba cerrar totalmente, pero sí será “necesario hacer el cierre de las estaciones por un tiempo prudencial para llevar a cabo trabajos como los que están ocurriendo hoy en día”.

“Reitero es necesario e indispensable, pero hay cosas que se deben atacar primero como el mejoramiento de la calidad del servicio. Parte esencial de esa calidad es la fachada y las vistas, pero el 70% está en los cobros de pasaje en las estaciones, y mejorar a nivel de tráfico de trenes. Volverlo a llevar al estado óptimo del año 2000. El usuario necesita recuperar la confianza, es indispensable”, concluyó. 

Un llamado a la participación 

Roberto Patiño, activista social y miembro de Primero Justicia, promueve la campaña Ponle Nota al Metro, una iniciativa que busca que los venezolanos, ante el carente estado del Sistema Metro de Caracas, se involucren en la búsqueda de soluciones para su recuperación. 

Hemos propuesto una visión para el metro que la hemos resumido en tres elementos: un Metro más democrático, donde aspiramos que el servicio sea descentralizado y sea entregado a las autoridades locales de Caracas y Miranda; un servicio inclusivo, que esté pensado para personas con discapacidad, adultos mayores, con toda la accesibilidad necesaria; y un metro que sea de calidad, que el servicio funcione y que estén todas las condiciones para un servicio eficiente”. 

Pese a que la voluntad no fue bien recibida por la administración de Nicolás Maduro, el activista asegura que la misión de la campaña es “invitar a los usuarios a participar, denunciar y proponer, y que al final refleja que las ideas que ponemos sobre la mesa han tenido muy buena acogida”.

Sobre el anuncio del Ejecutivo de invertir 150 millones de dólares, asegura que es un paso positivo, “pero es absolutamente insuficiente”. 

“Como hemos visto termina siendo una inversión que mejora la fachada, que mejora la limpieza, hay que reconocer que ha mejorado en términos de la seguridad; pero sigue siendo un Metro que está muy lejos de lo que fue: la gran solución para Caracas. Además este no es el primer plan, no es la primera vez que ellos anuncian algo. Cada dos o tres años, Maduro promete hacer algo por el Metro, e incluso en el 2011 anunciaron más de mil millones de inversión y los resultados están a la vista. Hay que hacer un balance de esos intentos fallidos y qué ha pasado con esos recursos”.

Patiño agrega que la idea de crear este proyecto está vinculado al 40 aniversario del Metro de Caracas, que arriba el próximo 2 de enero, y lo que representó para el país: “un símbolo de modernidad, de lo posible”.

“La gente se transformaba cuando entraba al Metro, cultura ciudadana. Creo que eso nos muestra que sí es posible. Es posible hacer las cosas bien en Venezuela porque ya las hemos hecho bien; pero también ese contraste de no quedarse en el pasado y decir si el Metro hace 40 años era un excelente servicio, también era limitado en cuánto a las líneas y estaciones. Lo que proponemos es que a la vuelta de unos años la gente pueda tener en la ciudad de Caracas y en el país entero una vida digna y que ese reencuentro de los venezolanos sea posible”, manifestó.

Por último, hizo un llamado a la ciudadanía a hacer posible los cambios que deseamos. “El rol del ciudadano y del venezolano en general para los cambios que quieren ver en el país es fundamental. Por un lado, en cuanto al comportamiento y cuidar las cosas y respetar las reglas y normas. Pero también un paso a la participación para lograr las cosas y cambios que queremos, y eso tiene que ver con denunciar, proponer y participar”.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba