Actualidad NacionalPulso Regional

Mppeu no aprobó el año en las universidades del Táchira

Estudiar y graduarse en una universidad del Táchira, se ha convertido en una de las tareas más difíciles de los jóvenes que diariamente, al menos en la entidad andina,  tienen que sortear problemas como la falta de rutas universitarias, el cierre de los comedores, el deterioro de la infraestructura y el éxodo de profesores.

La Universidad de Los Andes, Universidad Experimental del Táchira y la Universidad Pedagógica Libertador, comparten los mismos problemas por la falta de apoyo del gobierno central que no envía los recursos para que estas casas de estudio puedan funcionar.

Breiner Díaz, es egresado de la ULA como licenciado en Educación, pero decidió quedarse en el recinto universitario y cursar otra carrera para ayudar a la que considera su casa. Diaz creó el movimiento Somos ULA, con el fin, entre otras cosas, de arreglar las rutas de la universidad que se encuentran fuera de servicio por falta de repuestos, cauchos, baterías o porque los vidrios están destrozados.

“Tenemos un cementerio de rutas, hasta hace cuatro años estuvieron prácticamente paralizadas, pero hemos realizados algunas actividades para lograr reactivar dos rutas”, indicó Diaz, quien en compañía de otros compañeros ha tenido que cumplir el oficio de mecánico. En total son 29 autobuses de la ULA que se encuentran dañados.

El presidente del Movimiento Somos ULA cree que si se logran reactivar otras unidades pudieran detener el éxodo de estudiantes que han abandonado la universidad porque no tienen cómo llegar a sus clases diariamente, debido a la escasez de transporte público que hay en el Táchira.

La alta deserción estudiantil también obedece a que tampoco cuentan con el comedor universitario desde que comenzó el año 2019, “eso no ha funcionado porque el ministro no ha enviado los recursos y además de que el costo que le cancelan a la empresa encargada de proveer la comida, es algo irrisorio, es decir son 200 bolívares por bandeja por eso no participaron en la licitación ”.

Breiner Díaz enumeró la cantidad de problemas que tienen en la ULA como el deterioro de los baños, los salones tienen los aires acondicionados en mal estado, muchos de ellos no cuentan con buena iluminación y el campo deportivo, inaugurado en el año 2007, se encuentra en mal estado, pues el hampa se llevó los transformadores que generan electricidad y destruyeron los espacios destinados para las duchas y los sanitarios.

El joven profesional aseguró que hace unos cuatro años atrás la matricula en la ULA era de unos 8 mil estudiantes y actualmente cuentan con un aproximado de 1500 alumnos.

Aseguró que hay carreras, cuyo semestre sólo tiene tres alumnos inscritos.

En la UNET el presupuesto es el mismo desde el 2007

La situación en la Universidad Experimental del Táchira, es similar a la ULA, de catorce rutas de transporte, ninguna está funcionando por la falta de cauchos, baterías y repuestos,  “nuestro transporte universitario  pudiera movilizar a más de 3 mil personas que hacen vida en la universidad como los estudiantes y el  personal administrativo y obrero”, explicó Zuleika Meneses , presidenta de la Federación de Centro de Estudiantes de la UNET, quien agregó que las mismas se reactivarían si consiguen los insumos que los autobuses requieren.

Meneses aseguró que el comedor universitario tiene dos semanas sin funcionar y los últimos insumos que recibieron del ministerio fueron en septiembre del año 2018, cuando los mismos estudiantes tuvieron que buscarlos en Acarigua y trasladarlos al Táchira, “en estos momentos son más de 1500 alumnos afectados porque no cuentan con este beneficio estudiantil”.

La deserción estudiantil y docente también ha afectado a la UNET, pues según Meneses en el año 2014 tenía un aproximado de 12 mil alumnos y hoy en día solo hay unos 1500 jóvenes.

UPEL sin comida ni transporte

Recientemente miembros del movimiento estudiantil UNE13 denunciaron la falta de comedor, rutas de transporte universitario, y de otros servicios en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador con sede en Rubio, municipio Junín del estado Táchira.

La UPEL tampoco cuenta con el servicio de comedor que beneficiaba hasta hace un par de meses a 350, “la administración del actual ministro también usurpador ha sido totalmente mala,  pues pretende destruir por completo cada casa de estudio, al no aprobar los recursos que requieren las mismas para mantenimiento de rutas, comedor, becas y demás providencias estudiantiles», manifestaron los estudiantes de la UPEL que se han visto seriamente afectados por la situación.

De las siete rutas con la que cuenta la universidad, solo está operativa una que atiende la gran demanda de estudiantes que llegan desde los diferentes municipios de la geografía a Táchira hacia la ciudad fronteriza de Rubio.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba