ActualidadActualidad Nacional

MUD atravesó el municipio Libertador y llegó a Montalbán

Con la frente brillante por el sudor, los ojos aguados por la emoción y empuñando la bandera de Venezuela para besarla, una joven gritó: «por fin nos dejaron marchar, por fin», cuando cruzaba, junto a los demás manifestantes, la redoma de la India, donde se encontraba un piquete de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) para evitar que la movilización se encontrara con un grupo de seguidores del Gobierno, quienes armados gritaban que no pasarían hacía Montalbán, punto final de la convocatoria, frente a la Conferencia Episcopal Venezolana. (CEV).

A las 10:00 de la mañana al igual que en las manifestaciones anteriores, los accesos al oeste de Caracas se encontraban cerrados con piquetes de la PNB y las paredes metálicas de la Guardia Nacional (GN), que en esta ocasión fueron duplicadas: agregaron una pared metálica en Maripérez y una alcabala en la Cota 1000. A pesar de esto, no hubo represión y no impidieron el paso a los ciudadanos que marchaban en «honor a los caídos».

Sí llegaron al municipio Libertador

A pesar de que en muchas oportunidades se ha escuchado a representantes del Gobierno nacional asegurar que la oposición venezolana no tiene permiso para movilizarse a través del municipio Libertador, este 22 abril sí lo lograron y llegaron en silencio y con tranquilidad a la sede de la CEV.

Tomando todos los atajos que encontraban en su camino, pasando por la Morgue de Bello Monte, el estadio Universitario y la avenida Victoria, fueron acortando la distancia hasta que llegaron a Montalbán, donde convergieron todas las movilizaciones convocadas por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Una movilización atípica, que fue escoltada por la PNB hasta la CEV y en la que no hubo confrontación. El liderazgo opositor fue clave para conducir, conversar y tomar los caminos que fueran necesarios para demostrar que sin represión, la convocatoria transcurriría con normalidad.

El encuentro

En la avenida principal de Montalbán, frente a la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), las personas participaron en la misa y escucharon a representantes de la iglesia, uno de ellos fue el párroco de la Universidad Central de Venezuela, Raúl Hernández: “estamos pasando un momento muy crítico Padre, hemos visto como se confabulan los poderes en contra de tus hijos, de tus inocentes. Queremos pedirte en esta tarde soleada que mires las lágrimas, el dolor y las torturas que sufren tus hijos a causa de un régimen que se empeña en el despotismo en contra del ejercicio ciudadano de la libertad y de todos los derechos que están consagrados en la Constitución”, dijo.

Foto: Kimberly Valecillo

Durante tres horas se mantuvieron los seguidores de la MUD, quienes permanecieron en los alrededores de la CEV esperando que llegaran los líderes, para luego escuchar el discurso de cada uno.

Primera marcha que cumple su objetivo

Después 21 días de protestas en Caracas, la oposición venezolana logró cumplir el objetivo de la marcha que convocaron para este sábado 22 de abril: sin represión, con un mensaje contundente. Aunque estaban cansados por la caminata y por el tiempo de espera bajo un sol inclemente, aseguraron que en la próxima actividad que convoque la MUD estarán presentes.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba