ActualidadActualidad Nacional

«MUD debe transformarse en gran Movimiento de Unidad Democrática»

Este martes el diputado y secretario de Unidad Visión Venezuela, Omar Ávila planteó la necesidad de que se convierta a la actual Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en un gran Movimiento de Unidad Democrática.

A su juicio debe prevalecer la unificación de criterios y la aprobación de todos los miembros que la integran donde cada opinión sea tomada en cuenta, evaluada y consensuada para luego dirigirnos a los ciudadanos en asambleas o a través de los medios de comunicación social.

Cree que en los últimos meses se ha desvirtuado el principio y objetivo por el cual formamos esta coalición de 26 organizaciones políticas; «por ello consideramos que de manera urgente se debe hacer unos cambios dentro de la estructura de la MUD, y al proceder de una manera más organizada y concienzuda, podremos plantearle soluciones a los problemas de los venezolanos y buscar la salida –democrática y pacífica- del gobierno de Nicolás Maduro, no por un simple capricho, sino que es una necesidad que requiere el país desde el ámbito económico, social, político y moral; una vez esto suceda, nuestra nación comenzará a retomar su curso normal que deseamos todos, o la gran mayoría de quienes lo habitamos».

Después de varias reuniones y encuentros con nuestra dirigencia y militancia de Unidad Visión Venezuela, consideramos:

Plenaria urgente: La reestructuración de la MUD debe comenzar por convocar a una plenaria, considerando que hace más de un año los partidos integrantes de esta coalición no nos reunimos. Llevando a cabo esta solicitud, se fomentaría un cambio interno de manera positiva. Las diferencias son válidas en democracia, pero al no tener un espacio para discutirlas, se han hecho públicas las desavenencias.

Sustitución del Secretario Ejecutivo: Es recomendable cambiar al actual Secretario Ejecutivo, Jesús “Chuo” Torrealba, ya que no ha cumplido con su labor, y junto a cuatro factores políticos, ha permitido el secuestro de la Unidad, aun cuando desde nuestra organización política reconocemos nuestra responsabilidad de haber llegado a este punto de inflexión, callamos durante todo este tiempo por el éxito de las elecciones de la Asamblea Nacional, cedimos, y esos factores agarraron todos los cargos, pese a que nuestro partido obtuvo más votos que otras organizaciones; ahora pretenden imponernos un reglamento excluyente que en nada se parece a la realidad actual del país.

Renovación de vocería: Desde la Secretaría se han hecho declaraciones en nombre de la “Unidad” que nunca fueron consultadas con los representantes de las organizaciones políticas de la MUD, por lo tanto, luego de declaraciones de Torrealba, voceros de los partidos salían a desmentir ciertos pronunciamientos por no estar de acuerdo con lo expuesto ante los medios de comunicación. A raíz de eso, quince organizaciones comenzamos a publicar nuestros propios comunicados y fijar nuestras posiciones en conjunto.

Incorporación inmediata de ONG: Solicitamos que se incorporen las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) para que tengan representación. Al retomar las plenarias, se dará el debate y podremos aprobar las propuestas vía consenso o por mayoría simple.

Conexión con la realidad: Los problemas sociales han avanzado mucho más rápido que las soluciones políticas. La Unidad no puede seguir desconectada de la realidad de los venezolanos.

Establecer estrategias definidas: Uno de los problemas de la MUD no está en el número de partidos, sino en la falta de estrategias. Es hora de que esta agrupación vaya más allá de una simple alianza electoral.

Alineación de propósitos para avanzar: Hay quienes creemos que la fuerza si está y reside en la movilización, el problema ha sido la conducción. Para ello hay que estar claro -entre otras cosas- en que esta no es una lucha política convencional, sino de una lucha contra un totalitarismo. No ha funcionado pensar en la MUD como una coalición de partidos para la lucha electoral, sino como un amplio movimiento de fuerzas ciudadanas en el que participen todas las organizaciones y que se incluya a los demás sectores sociales.

Plataforma de movilización: Necesitamos tener una formidable plataforma de movilización y presión; donde los venezolanos estemos claros acerca de los riesgos y de la represión a la que apela el Gobierno. Este no es un juego sencillo, pero tenemos lo más importante que es la fuerza de un pueblo que quiere cambio.

Basta que desde la conducción política siga existiendo una subestimación de la naturaleza del régimen. Respeto a los actores que piensan que hay que esperar a las elecciones regionales, pero creo que el hambre y la falta de medicinas avanzan tan rápido que no podemos esperar. Esa urgencia exige respuestas de otro nivel, tenemos que liderar esta nueva lucha y las dictaduras solo entienden cuando se aplica la fuerza de la gente movilizada en la calle.

Unidad sin exclusión: Urge abrirse a los demás partidos políticos y a otros sectores de la sociedad civil. Lamentablemente la conducción política no ha servido porque esta se ha centrado en una sola visión de cuatro partidos, sin darle participación a los demás. El reto está en poner de acuerdo a todos las organizaciones políticas. La Unidad no puede medirse en porcentaje de votos, la solución es tratar de compartir criterios y reunirse en mesas ampliadas.

Reuniones: Se requiere encuentros más frecuentes para discutir la problemática actual y unificar criterios. La MUD debe ser vista como una sala situacional y las reuniones deben ser permanentes y con mesas de trabajo segmentadas por gremios y sectores productivos que nos permitan dar respuesta inmediata a las necesidades de los venezolanos.

Unificar criterios: La visión unitaria pasa por dejar de competir quién sale más en los medios de comunicación; los venezolanos queremos ver declaraciones compartidas por todos los partidos, todas las semanas invitamos a los compañeros del G15 a las nuestras, y hasta la fecha, solo los compañeros de Unidad Noe han venido participando con nosotros. Hay que dejar la competencia dentro de la Unidad.

Perseguir el mismo objetivo: Debemos recordar que tenemos más cosas que nos unen, la necesidad y las ganas de querer cambiar al gobierno; y por otro lado, la defensa a los procesos electorales; si bien no todos quieren marchar o estar en la calle, TODOS los venezolanos queremos expresarnos a través del voto.

Tolerancia y respeto: Otro punto que debemos tratar es la falta de tolerancia y respeto hacia todas las agrupaciones políticas, ignorando que cada una tiene algo que aportar.

Desprendimiento: También tenemos que desprendernos de aspiraciones personales, retomar la conexión con el pueblo y cumplir las promesas que hacemos, ser coherentes entre lo que se dice y lo que se hace.

Inmediatez: No le podemos dar más largas a este asunto, deben entender que la crisis sigue avanzando y como tal, es necesario que esta solicitud sea tomada en cuenta, o inclusive, la sociedad nos pasará por encima.

Por lo antes expuesto, los invito a comenzar a demostrarle al país -con hechos- desde los distintos gobiernos regionales y municipales, que tenemos claro cómo vamos a gobernar en unidad, pero también a través de la Asamblea Nacional hay que mostrar esa amplitud y permitir que todos los diputados nos incorporemos, que podamos hacer nuestros planteamientos a los venezolanos desde el Hemiciclo, y no tener que buscar otros espacios para poder hacer nuestras propuestas al país.

Es inaceptable que a estas alturas prevalezca la soberbia y la falta de humildad en muchos de nuestros compañeros de la unidad, donde algunos actores quieren imponer su antigüedad en la política, su supuesto “recorrido”, sin respetar las capacidades de los otros y sin entender que estamos en pleno siglo XXI; otros quieren imponerse sólo con radicalismos. Todo esto trae como consecuencia que cada integrante de la MUD tenga un objetivo propio, olvidándose de los problemas del pueblo, que debería ser el único objetivo principal. Esa lucha de poder dentro de la MUD lo único que ha hecho es favorecer al gobierno, que ya nos quitó el revocatorio y retrasó las elecciones regionales, y en estos momentos, con el cuento de la guerra económica, es posible que esas votaciones se sigan retrasando. Hay que empezar a mostrar resultados que favorezcan a los ciudadanos y que nos permita ver una posible fecha para la salida de este gobierno.

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba