ActualidadActualidad Nacional

No descartan uso de Sala Constitucional para impedir juramentación de nueva AN

El pasado 6 de diciembre la Mesa de la Unidad Democrática obtuvo 112 de las 167 curules en disputa para el período de la Asamblea Nacional que iniciará el 5 de enero de 2016.

Con una participación de 74.25%, la oposición ganó elecciones nacionales por primera vez en 17 años. Aún así, el presidente Nicolás Maduro ha calificado la derrota de su partido como una consecuencia de la “guerra económica” y de la creencia de los ciudadanos en las falsas promesas de mejora de las condiciones de vida.

A pesar de que representantes del Gobierno aceptaron los resultados electorales, los primeros diez días luego de los comicios han estado llenos de mensajes de rechazo al nuevo Parlamento: el sector oficial califica las propuestas de los nuevos diputados como “pretensiones desestabilizadoras de la derecha”.

Este martes el oficialismo instaló la primera sesión del Parlamento Nacional Comunal en el Palacio Legislativo, en paralelo a la sesión de la Asamblea Nacional con la intención de “desmontar el estado burgués”. Un poco más tarde, El exconstituyente Hermann Escarrá señaló que es necesario desarrollar leyes del poder popular, potenciar el parlamento comunal y apoyarse en el poder legislativo para “derrotar las pretensiones de la derecha”.

En este sentido, el abogado Alberto Baumeister considera que con estas acciones el Gobierno intenta blindarse, ante la inminente disminución de su poder.
“El oficialismo intenta equiparar la Asamblea Comunal con el Parlamento, pero realmente el Poder Comunal es para otra cosa. Además, la Constitución es clara y establece que el Poder Comunal no sustituye al Legislativo de ninguna manera, está sometido a él”, dijo.

Trabas

El artículo 236 de la Constitución establece las competencias del presidente de la República. Su parágrafo 21 señala que puede disolver la Asamblea Nacional. El artículo 240 de la Carta Magna especifica que la remoción del vicepresidente ejecutivo en tres oportunidades dentro de un mismo período constitucional es lo que faculta al ejecutivo para esto.

Baumeister desestima que en estos momentos se intente disolver el Parlamento. En primer lugar, la otra forma hacerlo es a través de un referendo revocatorio, para el cual se tendrían que convocar a otras elecciones para elegir nuevos diputados. Y las condiciones para eso aún no están dadas. “La nueva Asamblea ni siquiera está juramentada todavía. Hasta el 5 de enero lo que existe es un nombramiento del Consejo Nacional Electoral. El cinco de enero, después de la toma de posesión, es que estará constituido el Parlamento”.

Considera que el Gobierno está cometiendo errores «gravísimos» para el país. «¿Cómo es eso que el presidente va a llamar a la rebelión del pueblo?», cuestionó.

Sin embargo, asegura que pese a la inconstitucionalidad y lo rebuscado que resultaría la medida, no le extrañaría que se introdujera un recurso ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia para impedir que los parlamentarios electos se juramenten. “No hay ninguna vía constitucional para eso, pero la Sala Constitucional hace lo que a Maduro le da la gana. Tomando en cuenta las barbaridades de sentencias que han dictado, no me llamaría la atención que hicieran algo así”.

Es por ello que recomienda a la oposición llegar al 5 de enero con prudencia y bajo perfil y, como una de sus primeras medidas, exigir la renuncia de todos los diputados, incluso los nuevos que se nombrarán en el corto plazo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba