ActualidadActualidad Nacional

«Nos encontramos en una continuación de la ruptura del orden constitucional»

Durante la mañana de hoy jueves, en las instalaciones del Colegio de Abogados de Barquisimeto, el Bloque Constitucional llevó a cabo la tercera Jornada para la reinstitucionalización del sistema de justicia, en esta oportunidad, con la intención de convocar a los juristas del Estado Lara para la elaboración de una serie de propuestas que abarcan la revisión de los mecanismos de formación y ética de los administradores de justicia, la revisión curricular de los jueces provisorios y la elaboración de nuevas leyes en materia de justicia.

Así mismo, los miembros del Bloque Constitucional aprovecharon la ocasión para fijar postura frente a la convocatoria de Nicolás Maduro de una Asamblea Nacional Constituyente popular. Al respecto Duque Corredor, miembro del Bloque y Presidente de la Fundación Alberto Adriani, señaló que la convocatoria de Maduro, mediante decreto directamente, de una Asamblea Nacional Constituyente, significa una “manipulación del artículo 348 de la Constitución”, lo cual constituye un fraude constitucional, con la intención de utilizarla para “encubrir un inexistente proceso constituyente popular”, calificando el hecho como “una usurpación del poder originario del pueblo, quien conforme el artículo 347, de la misma Constitución, en ejercicio de ese poder, es el único legitimado para decidir si se convoca, o no, la Asamblea Nacional Constituyente”.

Duque Corredor explicó que “es el pueblo, y no el Presidente, la Asamblea, la mayoría de los Consejos Municipales o el 15 % de los electores, quien decide si ha de convocarse esta Asamblea por considerar que ha de transformarse el Estado, creando un nuevo ordenamiento jurídico o redactando una nueva Constitución”. Así, ningún poder constituido, o una porción del electorado, tiene “legitimación para invocar alguno de estos motivos como justificación para convocar una Asamblea Constituyente”. Solo tendrían “competencia para incentivar esa convocatoria, pero no para acordarla”, porque solo el pueblo es quien puede decidir si es necesario redactar una nueva Constitución”. Nicolás Maduro, según palabras de Duque Corredor, es “un usurpador de la soberanía popular”.

Además, continúa explicando el ex magistrado, una Asamblea Nacional Constituyente “ha de ser nacional y no fragmentada por categorías o clases”, porque de lo contrario sería corporativa, “similar al modelo soviético”. Las constituyentes corporativas son “contrarias al Estado democrático de Derecho, cuya base es la democracia representativa, conforme al modelo consagrado en la Constitución”.

Lo anunciado por Maduro “constituye una continuación de la ruptura del orden constitucional, es decir, de conspiración permanente en contra de los valores democráticos, y una derogación de la Constitución que carece de valor conforme al artículo 333 de la misma Constitución y que justifica su desconocimiento por los ciudadanos de acuerdo con el texto del artículo 350, de este texto fundamental”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba