Actualidad Nacional

Opositores venezolanos marchan contra injerencia cubana

AFP – Cientos de opositores venezolanos marcharon en Caracas este domingo en rechazo a la «injerencia cubana» en una nueva jornada de protestas contra el gobierno, mientras el líder opositor Henrique Capriles admitió la posibilidad de un diálogo con el oficialismo.

«Fuera Cuba de las Fuerzas Armadas» y «Fuera los espías cubanos», decían las pancartas que llevaba una multitud hacia la embajada de Cuba, en el este de Caracas, en un acto convocado por el partido Voluntad Popular, ala radical de la oposición y cuyo líder, Leopoldo López, se encuentra detenido desde el 18 de febrero.

«Rechazamos completamente la injerencia de Cuba en nuestros asuntos, de los hermanos Castro dentro de la Fuerza Armada y en nuestras instituciones», dijo a la AFP Manuel Rangel, de 24 años, mientras sostenía una pancarta con el dibujo de un amenazante Fidel Castro junto a la frase «¡Fuera el invasor!».

Caracas mantiene una amplia alianza política y económica con La Habana a través de convenios en áreas como energía, defensa, salud, educación, deportes, entre otros, que fueron impulsados por el fallecido Hugo Chávez durante su gestión (1999-2013) y continuados por su sucesor, Nicolás Maduro.

Como ha ocurrido desde que se iniciaron las manifestaciones contra el gobierno, el oficialismo también movilizó a sus simpatizantes, esta vez a trabajadores de los programas sociales de alimentación -que venden y distribyen productos básicos subsidiados.

Varios cientos de ellos, vestidos del característico rojo chavista, marcharon por el centro de Caracas hasta el Palacio de Miraflores, donde Maduro los recibirá.

«Vamos a defender el legado del comandante Chávez, la alimentación es sagrada (…) la derecha fascista no logrará crear el caos en este país», dijo un chavista al canal oficial VTV, que transmitió casi por completo la movilización.

Posible diálogo con oposición

Venezuela lleva más de un mes sacudida por protestas antigubernamentales, que se iniciaron en San Cristóbal (oeste) y se ampliaron a ciudades como Caracas, Mérida y Valencia en rechazo a la inflación, la escasez de productos básicos, la represión de la fuerza pública y la detención de estudiantes en las manifestaciones.

El líder opositor y gobernador del estado Miranda (norte), Henrique Capriles, admitió este domingo que hay acercamientos con el gobierno para un posible debate público sobre la situación del país, luego de que las semanas pasadas la oposición se negara a dialogar con Maduro.

La posibilidad de un debate «está en discusión en este momento», dijo Capriles, en una entrevista en el canal privado Televen. «En las próximas horas habrá una decisión, el país se merece ese debate», añadió el gobernador, que perdió ante Maduro las elecciones presidenciales de abril de 2013 por un reducido margen de 1,5 puntos.

A raíz de las protestas, Maduro inauguró jornadas de un diálogo nacional con diferentes sectores, pero hasta la fecha se han negado a participar los estudiantes opositores y la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), cuya ala radical pide la salida del gobierno.

Maduro, quien rechaza que los opositores le impongan «condiciones» para establecer un diálogo, reiteró el sábado su invitación a conversar con los estudiantes opositores y reclamó que la MUD no acepte participar en estas jornadas.

Por su parte, López dijo no creer «en un diálogo teatral, que sólo sirva de fachada para darle estabilidad al régimen corrupto, ineficiente y antidemocrático de Maduro», en una entrevista desde la prisión publicada este domingo por el diario El Universal.

Ultimátum a manifestantes

Maduro, que denuncia las protestas como un intento de golpe de Estado, ordenó esta semana reforzar los operativos contra las protestas de radicales, luego de asegurar que los focos de violencia se mantienen sólo en dos de 335 municipios del país.

El sábado, el presidente incluso lanzó un ultimátum a los manifestantes que bloquean a diario calles en torno a la plaza Altamira (este de Caracas), donde se enfrentan casi a diario con piedras y palos a las fuerzas del orden, que los dispersa con gases lacrimógenos y perdigones.

«Le voy a dar unas horas apenas a los ‘chuckies’ (como se refiere a los manifestantes radicales), a los asesinos, que tienen tomada la plaza Altamira y la avenida Francisco de Miranda, y si no se retiran voy a ir a liberar esos espacios con la fuerza pública», advirtió el presidente.

Menos de una hora después, varias decenas de manifestantes radicales se trasladaron al casco de Chacao, vecino de Altamira, donde se enfrentaron con piedras y bombas molotov por varias horas a la policía antimotines, constató una periodista de la AFP.

Las protestas han dejado 28 muertes, cerca de 400 heridos, más de 100 detenidos y 41 investigaciones por violación de derechos humanos por parte de los cuerpos policiales, según un balance de la Fiscalía General.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba