Actualidad Nacional

Paro de transporte activó las alarmas en Caracas, por Daniel Palacios Ybarra

Por Daniel Palacios Ybarra

El paro de transporte que se desarrolla hoy en Caracas, Vargas y Miranda no ha tomado por sorpresa a algunos usuarios, que a través de las redes sociales y de las plataformas de mensajería masiva (Whatsapp, Telegram) reenviaron un mensaje de voz de un supuesto dirigente sindical que alertaba sobre esta acción, que finalmente se concretó en la mañana. La histeria colectiva empezó desde la noche antes.

Algunas personas decidieron despertarse más temprano para evitar el colapso, que se apoderó de las regiones afectadas pasadas las 8:00 am. Pocas autobuses circularon en las principales arterias como medida de presión al Gobierno para definir un ajuste, que responde a la petición formal de 25% de incremento para establecer una tarifa mínima de 65 bolívares o en 85  bolívares, como la petición más radical de los trabajadores del volante. En este sentido, el escenario fue heterogéneo.

En la autopista Prados del Este de Caracas, desde las 6:00 am, se observaron más personas de lo normal intentando parar alguna unidad con destino a Chacaíto. Pero en la avenida principal de Macaracuay; la avenida Urdaneta y la avenida Andrés Bello, al oeste de la ciudad, la situación es distinta. Pocas unidades, pero también menos pasajeros forman parte del primer balance en las primeras de cambio, antes de las 8:00 am.

Mariana Goncalves salió bien temprano desde su casa en Macaracuay, era eso de las 7:00 am cuando decidió salir, consciente de que podía ser tarde para tomar el transporte. «Mi sorpresa es que había más pasajeros, efectivamente. Pero pude montarme en el segundo autobús que pasó por mi casa».

De igual manera, Rafael Monsalve salió de Las Palmas, en dirección a la avenida Urdaneta, en el municipio Libertador. «El trayecto estaba despejado, no encontré ese gentío en las calles. Las pocas unidades que decidieron trabajar estaban full de personas. No viajé sentado, me tocó venirme de pie, pero llegué más temprano a la oficina», explicó el joven quien trabaja en un banco del centro de Caracas.

En el caso de las paradas terminales la situación fue mucho más incómoda, por la ausencia de autobuses que obligó a más de uno a tomar rutas alternativas como taxis y mototaxis, especialmente la plaza Brión de Chacaíto, que se tornó crítica por el flujo de personas, que no llegaron a tomar las rutas hacia Baruta y El Hatillo y que suelen ser provenientes de Petare y el municipio Libertador.

«Algunas personas se han ido caminando, como pueden, hasta Las Mercedes, que es un trayecto si se quiere corto, pero que igual significa un retraso. Es una locura, creo que tendré que tomar mototaxi», señaló Valeria Reinoso, quien trabaja en Prados del Este.

Miranda

En Guatire las largas filas por un puesto tomaron por sorpresa hasta los que madrugaron, señaló Gabriel Urdaneta, usuario de la línea Buenaventura que aumentó el pasaje este fin de semana de 200 a 250 bolívares.

«Si yo hice casi 40 minutos de cola a las 5:00 am, no quiero ni pensar cuánto tiempo demoraron los que llegaron pasadas las 6:00 am. Este sería uno de los mejores casos, porque ésta línea no se sumó a paro. Trabajan con normalidad, pero tienen mayor cantidad de pasajeros, que se fueron para allá. No tengo dudas en que hubo gente de Guatire y Guarenas que no subió a Caracas por falta de transporte. En mi caso me tocó ser precavido porque mi hermana me había dicho sobre un supuesto paro, que le informaron por Whatsapp. Luego el mensaje me llegó a  mí y así se corrió la voz», explicó.

Aumento

José Montoya, presidente de la central de Autos, Libres y Por puesto de Caracas, señala que el cese de actividades del sector transporte no obedece precisamente a un paro consensuado, sino a la voluntad individual de algunos conductores de ejercer presión por su cuenta. Otros, entre tanto, se encuentran reunidos en asamblea en el bloque unido del oeste, para definir acciones que serán comunicadas apenas se definan, de cara a los pasajeros y a las autoridades del Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

“El aumento de pasaje debió realizarse hace un mes, por eso ocurre esta situación. No queremos definir como paro lo que se está desarrollando en la región central, porque realmente los compañeros se encuentran reunidos tratando de establecer un planteamiento formal que será presentado ante las autoridades. La propuesta, hasta ahora, es que el pasaje tenga un ajuste de 20 bolívares, para llegar a 65. Pero en el marco de esta demora, hay algunos que quieren ubicar la tarifa en 80”, señaló el gremialista.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba