Actualidad Nacional

Petroleras pueden acusar a Venezuela ante el Ciadi

En los nuevos contratos del bloque Carabobo de la Faja Petrolífera del Orinoco que suscribirá la República con socios extranjeros se prevé excluir la figura del arbitraje. Pero la Constitución y las leyes venezolanas permiten a las inversiones que califican de extranjeras activar un arbitraje internacional contra el país para dirimir posibles controversias.

El Gobierno venezolano excluyó en 2007 la cláusula de arbitraje cuando se constituyeron las 33 empresas mixtas tras la migración de los antiguos convenios operativos (compañías prestadoras de servicios de Pdvsa) e hizo lo mismo con los contratos de las nuevas empresas luego de la nacionalización de los cuatro mejoradores de crudo pesado de la Faja Petrolífera del Orinoco.

La directora del Centro de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Caracas, Diana Droulers, dijo que pese a que se excluya la cláusula de «arbitraje comercial» en los contratos de empresas mixtas para el proyecto Carabobo de la Faja, o para cualquier otro caso, siempre que se trate de inversiones extranjeras, la Constitución venezolana y la Ley de Promocióny Protección de Inversiones permiten esa vía.

La situación es distinta con las empresas de capital venezolano. Si no está incorporado en sus contratos el arbitraje, las diferencias deberán ser resueltas ante los tribunales ordinarios del país.

Los artículos 253 y 258 de la Constitución reconocen esa vía para los socios foráneos de Pdvsa. Explica Droulers que el artículo 258 señala que «la ley promoverá el arbitraje, la conciliación, la mediación y cualesquiera otros medios alternativos para la solución de controversias».

Pero posteriormente la Carta Magna remite a la Ley de Promoción y Protección de Inversiones -decretada durante el primer año de gobierno del presidente Hugo Chávez- que en su artículo 22 del capítulo de «Solución de Controversias» señala que las diferencias pueden ser «sometidas a un arbitraje internacional».

La experta señaló que estos aspectos fueron incorporados en 1999 tanto en la Constitución como en la ley para atraer inversiones extranjeras.

La directora del centro de arbitraje explica que la vía más fácil para un país es incorporar la cláusula de «arbitraje comercial» como es denominada en los contratos porque resulta menos onerosa para el país.

Según las leyes actuales, aunque no se incluya el arbitraje en los contratos, las extranjeras pueden demandar a Venezuela ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) del Banco Mundial ante un conflicto. El arbitraje también se puede activar en el país de origen de la inversión extranjera si está vigente un tratado de ese país con Venezuela.

«El arbitraje ante el Ciadi es más complicado», explicó Droulers. «Es más fácil incorporar el arbitraje comercial en los contratos».

Actualmente en el Banco Mundial cursan demandas contra Venezuela. Están los casos de las cementeras Holcim y Cemex. Igual ocurre con las petroleras Exxon y Conoco.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba