Política

Ecarri exige diálogo útil para el país: «Primero que nuestros niños coman, después hablamos de política»

Ecarri subrayó que es hora de pasar la página y hacer que los infantes criollos sean atendidos con un programa alimentario serio

Antonio Ecarri, presidente nacional de la Alianza del Lápiz, aseveró -frente a lo que denominó como una posibilidad de diálogo en medio de una terrible crisis mundial, que hay que ponerle seriedad a cualquier proceso de negociación y hacerlo útil para los venezolanos: «Venezuela debe dejar de ser un país de oportunidades perdidas, debemos dejar de ser vistos como un pobre campo minero».

En el acto de juramentación de las estructuras directivas del Lápiz en el estado Aragua, desde Palo Negro, Ecarri sentenció que la primera exigencia de esta organización política es que todas las escuelas del país sean reparadas cuanto antes, convertidas en comedores, para así poder permitir que los niños coman.

En este sentido, y acompañado del alcalde del municipio Libertador, Gonzalo «Chacho» Díaz, el máximo portavoz del movimiento de la educación, destacó que esta condición de su movimiento político la ha hablado con embajador de los Estados Unidos para Venezuela, James Story; con diversos representantes de la comunidad internacional y así se lo pretende plantear al Gobierno de Nicolás Maduro.

«El diálogo no puede ser simplemente que dos actores vencidos se pongan a hablar de política en una playa de México. El diálogo tiene que servir en Venezuela para que los niños coman. Tenemos una tragedia viviéndose en los sectores populares de Venezuela, donde un porcentaje muy alto, mucho más allá de 70% de los niños venezolanos, no están recibiendo la dieta calórica adecuada», describió el educador.

Al respecto, Ecarri subrayó que es hora de pasar la página y hacer que los infantes criollos sean atendidos con un programa alimentario serio.

Escuelas en Palo Negro en franca recuperación

Ante el planteamiento de Ecarri, Gonzalo «Chacho» Díaz, primera autoridad de Palo Negro, enfatizó que en el municipio aragueño ya han empezado a recuperar las escuelas para dar albergue a cualquier programa alimentario con que puedan contar. «No importan ni blancos, ni negros; ni ricos, ni pobres; la urgencia es recuperar la dignidad de nuestros niños», sentenció.

Quien fue electo el pasado 21 de noviembre, reiteró su llamado tanto al Presidente de la República como a la gobernadora del estado para que apoyen con todos sus esfuerzos la alimentación de todos los menores. «La educación necesita alimentación y desde aquí con mucha fuerza les pido a todos que trabajemos por la alimentación de nuestros niños», sumó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba