Actualidad Nacional

PP tilda de ofensa gratuita nombramiento de presuntos etarras en el gobierno venezolano

El Partido Popular (PP) calificó hoy de «ofensa gratuita a España» el nombramiento de Goidezer Odriozola, esposa del etarra Arturo Cubillas, como directora del despacho del ministerio de la Presidencia de Venezuela, y la integración de otros supuestos miembros de ETA en la administración de Hugo Chávez.

En declaraciones a Efe, el portavoz de Exteriores del PP en el Congreso, Gustavo de Arístegui, habló de la incorporación de presuntos terroristas de ETA al Gobierno de Chávez, que fue denunciada a través de diversas informaciones periodísticas.

En opinión de De Arístegui, estas decisiones del Gobierno de Caracas constituyen una «falta de respeto a los usos democráticos» y «una falta de voluntad de luchar contra el terrorismo».

Para el diputado popular suponen además un «síntoma más de preocupación ante la mal llamada revolución bolivariana de Hugo Chávez, que forma parte de una estrategia de enfrentarse a todo lo que huela a Occidente, democracia, Estados Unidos o España».

Estos nombramientos demuestran que la administración Chávez «no sólo ofrece refugio», sino que da soporte a «una ideología de barbarie y sangrienta, y la incorpora al régimen totalitario».

De Arístegui avanzó que el PP se plantea pedir la comparecencia del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, ante el Congreso para que explique su opinión sobre este asunto.

Odriozola, nacida en Venezuela y miembro de una familia de origen vasco, desempeñó anteriormente otros cargos en el gobierno de Chávez, entre ellos el de responsable de información y relaciones públicas del ministerio de Agricultura y Tierras.

A principio de la década de 1990 se casó con Cubillas, de 48 años, que fue uno de los once miembros de la banda terrorista que en mayo de 1989 fueron trasladados a Venezuela desde Argelia, donde fracasaron unas conversaciones entre ETA y el Gobierno español, por un acuerdo entre los Gobiernos de los tres países implicados.

En mayo de 1995, fue detenido durante unas 48 horas por la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP, la policía de seguridad del Estado venezolano), por haberse negado a explicar sus actividades, como se requería a los etarras que vivían en el país.

Asimismo, fue detenido brevemente en otra ocasión, en julio de 2002, por «obstaculización de la acción de la justicia», según dijeron entonces fuentes de los servicios de seguridad.

Esa detención se produjo cuando se encontraba en un acto público en Caracas en compañía de miembros de Herri Batasuna, brazo político de ETA, llegados unos días antes a Venezuela.

Cubillas nunca estuvo incluido entre los seis presuntos etarras cuya extradición reclamó España a Venezuela.

Según fuentes españolas, formó parte del «Comando Madrid» de ETA, del que fue expulsado, intervino presuntamente con el «Comando Oker» en varios atentados y atracos, y está supuestamente implicado en los asesinatos de Angel Facal Soto, el policía Máximo García y el ciudadano francés Joseph Couchot, a mediados de la década de 1980.

En Venezuela se sabe que trabajó en un restaurante, que llevó el nombre de «Oker», y tuvo la concesión de la cafetería del Centre Catalá de Caracas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba