ActualidadActualidad Nacional

Raúl Salazar propone una zona binacional fronteriza

El cierre de la frontera con Colombia se convirtió en la noticia de la semana en los diarios y noticieros de prácticamente todo el mundo. Las escenas de movilizaciones de ciudadanos colombianos a través de las trochas y ríos fronterizos, que se devuelven a su país con lo que pudieron salvar de sus hogares, han recibido el rechazo desde todas partes.

El general Raúl Salazar, ex ministro de la Defensa y ex embajador, habló de las causas que generaron la crisis y de las posibles soluciones.

-¿Qué opinión le merece el cierre de la frontera con Colombia en el Táchira?
-Las fronteras de todos los países son vivas. Es muy difícil decir que se cerró la frontera. Venezuela tiene 2 mil 150 kilómetros con Colombia, y solamente la parte que da con Cúcuta no es toda la frontera venezolana.
Lo interesante es comprender y entender el desarrollo de nuestra capacidad, que es la que debe predominar. Mi recomendación es acordar un precio (de los productos) que sea el más justo en una zona de desarrollo binacional.  La interacción que existe entre Cúcuta y San Antonio no la vamos a poder paralizar. Podemos arreglarla, regularla, pero no decir que más nunca la va a haber.

-¿Cuál es el origen del problema en la frontera?
-Lo que estamos haciendo es subsidiando los productos que vienen a buscar los que viven en Colombia, como fue anteriormente cuando Cúcuta tenía ese mismo problema. El subsidio debe ser una medida económica momentánea para luego regular lo que debe ser el precio justo. El precio al que se deben vender las cosas con el fin de poder normatizar el desarrollo económico. Los productos de nuestra canasta básica se nos están yendo, porque allá, con un peso, pueden comprar más productos. Como nosotros hacíamos anteriormente en Colombia.

-¿Cómo se soluciona ese problema?
-Debe pensarse en una acción conjunta.  Si se cierran las fronteras, hoy en día ni con la Muralla China se cierran la fronteras. Las fronteras son calientes, se mueven. Estados Unidos ha gastado un dineral cerrando la frontera con México, y cada día entran más personas de otros países buscando el sueño americano.

-¿Tiene el narcotráfico su influencia en esta crisis?
-Hay que ver las apetencias comerciales y el manejo sobre todo de la droga. Desgraciadamente, Colombia es un centro de manipulación de diferentes partes de droga. Donde se ve que hay pasta de coca que viene desde Bolivia, de Ecuador, y se concentra (en ese país) por la capacidad de producción. Pero hay dos factores que decimos que existe uno y el otro no.
En Venezuela hablamos de los paramilitares. Creo que las fuerzas armadas tienen el deber, de neutralizar, destruir y gobernar todo lo correspondiente a lo largo de estos dos mil kilómetros de frontera con Colombia, sobre todo en la parte de Apure. Por eso hay un teatro de operaciones No. 1.
Pero también de ese tráfico, es conocer qué maneja el narcotráfico y que maneja la guerrilla. Todos los voceros políticos del gobierno hablan de los paramilitares. Creo que deberían hablar también de las FARC y el ELN. Vamos a tener que neutralizarlos al igual que a los paramilitares, para buscar la paz.

– Se adelantan conversaciones de paz con la Farc y el ELN 
-Hay unas conversaciones que se están realizando en Cuba. Los intereses son muy grandes. Podrán llegar hasta acuerdos para deponer las armas. Pero jamás para los intereses comerciales de la droga. Es un enemigo invisible que funciona en todos lados, que destruye las sociedades, el comercio y las naciones, donde tiene que haber una inteligencia superior que venga a dominar lo correspondiente. Debe haber una estrategia que busque el equilibrio.
Lo que pasa es que a veces los gobiernos, la parte no militar establecen una especie de acuerdo, y entregan los teatros de operaciones, en busca de una paz con la Farc.
Ojalá se llegue a un acuerdo. La paz de Colombia es la paz de Venezuela. Una vez se elimine el combate, va a quedar el flagelo de la droga. Son intereses completamente diferentes, donde tiene que actuarse con inteligencia. Eso es un problema mundial de muchos recursos.

-¿Cuál debería ser la misión de la Fuerza Armada en la frontera?
-Las fuerzas armadas tienen una misión con los teatros de operaciones: detectar, neutralizar y destruir todo lo correspondiente a los delitos de subversión, tráfico de drogas y contrabando.
El alto mando tiene la misión de asesorar al presidente y decirle la verdad. Muchas veces, cuando se incorpora la política, se tiene que buscar un manejo más neutralizado.
Las fuerzas armadas no pueden ser ni socialistas, ni adecas, ni copeyanas. Sino completamente independientes. Como dice el artículo 328 de la Constitución: sin militancia política.
A la fuerza armada le corresponde la defensa nacional. Ojalá se entendiera lo que se dice en la actual constitución.

¿La solución entonces es económica?
-Debe haber una reingeniería del aparato productivo nacional. Pensar que no debemos producir simplemente para cubrir la cuota de la alimentación nacional. Sino pensar en grande. Siempre las poblaciones crecen, se multiplican, se desarrollan.
Nosotros debemos invertir en petróleo. Tenemos 3 a 4 años de decadencia de la capacidad de producción. No nos alcanza la cantidad de petróleo para la venta para tener los recursos para adquirir alimentos. Cuando los adquirimos afuera, estamos alimentando a los de afuera.
Venezuela debe pensar en lo que podemos producir, y lo que debemos importar. Pero debemos elevar la capacidad de producción. La oferta y la demanda es la magia para ajustar los precios.
Un país es grande en la medida de su capacidad productiva. Nos sentiremos contentos en Venezuela, cuando veamos los barcos salir para exportar productos nacionales, y no medirla pro la cantidad de barcos que traemos con importaciones. Ahí está el verdadero desarrollo de un país.
Miren siempre las radas de los puertos, para ver cuantos barcos entran y cuantos barcos están saliendo. Así como nos sentimos orgullosos de ver nuestra compañía petrolera. Tenemos que revisarla, para lograr que tenga una mayor capacidad de producción. Y vender derivados y no crudo.
Ahí debemos estar todos los venezolanos luchando y unidos, sin partidos políticos y sin credos. Este es el territorio que Dios nos dio, donde ha crecido nuestra familia. Está nuestro pasado, nuestro presente y también nuestro futuro.

@ermartinezd

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba