ActualidadActualidad Nacional

Sacerdotes de El Tocuyo: “Celebran Carnavales en medio de una crisis humanitaria”

Los Carnavales de El Tocuyo, estado Lara, han sido emblemáticos por 41 años, pues sus comparsas por la avenida Fraternidad son conocidas como un atractivo turístico.

De hecho Inés María Calero, quien nació allí, encabezó las festividades cuando fue Miss Venezuela y la actual reina de belleza Mariam Habach también nació en El Tocuyo, Municipio Morán.

Sin embargo, la inversión realizada para llevar a cabo las fiestas en este 2016 ocasionó la molestia en varios sectores, entre ellos el religioso. A través de un comunicado los sacerdotes de la Inmaculada Concepción expresaron su malestar por el dinero que se ha gastado, “cuando el país atraviesa una crisis económica y humanitaria sin precedentes”.

Ante esta postura, la Junta del Carnaval 2016 de El Tocuyo emitió una respuesta en la cual aseguran que en 41 años de tradición las fiestas no se han suspendido ni se suspenderán, a pesar de la situación del país.

Recordaron que las fiestas forman parte del Patrimonio Turístico de Venezuela y que detrás de todas las críticas hay una comunidad hospitalaria y trabajadora, la cual está a la espera de visitantes, “así como el esfuerzo de quienes laboraron en la organización de la actividad y construcción de las carrozas”.

A continuación el comunicado de los sacerdotes de la Inmaculada Concepción con respecto a los Carnavales 2016:

Como sabemos los días 6, 7, 8 y 9 de febrero se estarán celebrando en El Tocuyo las fiestas de los Carnavales en medio de esta crisis económica y humanitaria sin precedentes que estamos viviendo en nuestra Patria.

Pensamos que es un pecado gravísimo que clama al cielo. Cuando en casi todo el país se han suspendido estas fiestas, aquí en El Tocuyo, sí se van a celebrar a lo grande.

Nosotros, los sacerdotes, queremos hacer un llamado a la conciencia de todo el pueblo morandino, a todos los que aman y les duele esta tierra.

Un llamado, en primer lugar, a los que promueven y organizan estas fiestas: por favor, arrepiéntanse. Abran los ojos de la mente y del corazón y tomen conciencia del mal tan grande que se está haciendo a los niños, a los jóvenes, a las familias, a todos.

Un mal que tiene dimensiones muy amplias en todos los niveles. Para nadie es un secreto que aquí hay mucho dinero de por medio, que son muchos los intereses económicos que están en juego. Sin embargo, el mayor interés que está en juego y que todos deberíamos defender es el bien común, la salud moral y espiritual de nuestro pueblo.

En efecto, es muy vergonzoso que en medio de esta crisis, donde no encontramos comida; los hospitales están sin insumos básicos; no se encuentren las medicinas elementales y la gente se muere por esto; que no hay un servicio de aseo digno (porque el camión está sin batería o no hay repuestos); que las calles y carreteras de El Tocuyo y de los pueblos vecinos estén llenas de huecos; que muchos lugares públicos estén a oscuras porque no hay dinero para comprar bombillos; que no tenemos en el Hospital una unidad de diálisis para los enfermos, que muchísimas veces el transporte que los lleva a Barquisimeto no funciona por falta de mantenimiento, que en muchas ocasiones no hay ambulancias disponibles porque están accidentadas, que en el Hospital no se pueden hacer placas porque no hay material o en el laboratorio no se pueden hacer exámenes porque no hay reactivos, que los bomberos no tienen la indumentaria necesaria para cumplir bien su servicio; que en nuestros pueblos y caseríos los ambulatorios no están dotados de lo más mínimo; que muchos liceos y escuelas están en condiciones deplorables y todavía con esto y muchas cosa más se tenga que derrochar, de malgastar este dinero (que tanto se necesita para solventar aunque sea un poquito estos problemas) en hacer esta fiesta de Carnavales que lo que traerá será desenfrenos, borracheras, inmoralidades sexuales, embarazos precoces, inseguridad, droga, robos, faltas de respeto, asesinatos (ni Dios lo quiera), basura y más basura para nuestro pueblo.

No está bien que tengan que suceder estas cosas en un Municipio que ha sido bendecido por Dios con tantas personas buenas y tantos recursos naturales valiosos que todavía están por explotar. Defender los carnavales no es promover la cultura y las tradiciones autóctonas de nuestro pueblo. La cultura tiene siempre que elevar y dignificar a la persona jamás rebajarla y pisotearla.

Ya los sacerdotes sabemos y nos imaginamos que estas palabras, seguramente no influirán en nada para frenar esta ola de mal que nos sobreviene, pero por lo menos queremos hablar claramente y con firmeza parar que se sepa que hay muchos en este Municipio que no estamos de acuerdo, que rechazamos profunda y rotundamente este desorden.

Los sacerdotes les pedimos y les exhortamos, por lo menos a todos los católicos, que no se hagan cómplices del mal, que no se dejen engañar. Todo el que asista a estos carnavales se hace cómplice, aunque sea sólo para ver. No contribuyamos a que se fomente el mal porque se puede contribuir con él por activa y por pasiva.

Ya sabemos cuál es el origen profundo de todos estos males: que Dios ha desaparecido del horizonte de la mayoría de los hombres y mujeres. Que Dios ya no cuenta en nuestras decisiones humanas y sociales.

Con información de El Tocuyo al Día

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba