Judicial

Christian Ochoa recibió sepultura en Cementerio Municipal de Valencia

Cristhopher Borrero-Carabobo
@CristhopherB

Un lamento cruzó el campo santo. Zuleima Soriano, madre de Christian Ochoa, apenas y tuvo fuerzas para caminar el terreno accidentado. No ha dormido casi, la tensión se le dispara de a ratos y el llanto no la abandona.

La madre estuvo acompañada de su hijo mayor German Ochoa, quien es instructor de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Su otro hermano, Ivan Ochoa, no logró llegar pues un cierre fronterizo impidió el cruce de Colombia a Venezuela. Muchos familiares y amigos también la acompañaron.

Aún no cree que a penas hace seis días fue la última vez que desayunó con su hijo, quien horas luego sería asesinado por un funcionario de la Policía de Carabobo.

La muerte lo alcanzó rápido. Con solo 22 años Christian Ochoa fue ultimado en un callejón a poca distancia de su casa. El pasado 24 de abril una manifestación contra Gobierno abandonó la avenida Las Ferias de Valencia, buscaban resguardo por la brutal represión de la policía del estado.

Los disiparon alertaron al joven trigueño. Siguiendo a su curiosidad salió a descubrir el origen del alborto, relato Eleazar Chirinos, padrastro del joven. «Él salió corriendo hacia para averiguar qué pasaba. Fue así que se encontró con un grupo de policías, unos seis, todos armados. Christian se lanzó al suelo y gritó: Me rindo, me rindo…» relató Chirinos.

La súplica fue ignorada por el funcionario quién deliberadamente disparó contra el muchacho. El primer tiro fue de perdigones, los cuales pegaron en su abdomen. El segundo le dio en la pierna, justo en la femoral.

Tras dos intervenciones la víctima pereció en la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET) de Valencia.

El negocio de la muerte

650 mil bolívares fue el monto exigido por la liberación del cadáver. Se ameritó la mediación del diputado a la Asamblea Nacional (AN), Carlos Lozano, para que el cuerpo fuese entregado a los familiares.

La familia es de escasos recursos. Al igual que muchos otros venezolanos no podían pagar ese chantaje.

Velado en casa

Las puertas del hogar de Ochoa se mantuvieron prácticamente abiertas por dos días. El cadáver fue velado en su casa y las condolencias llegaban a toda hora.

El féretro estuvo dispuesto en la segunda planta. Muchos conocidos sollozaban en la escalinata, mientras sus más cercanos no se apartaron de la urna.

El cuarto donde reposaron los restos mortuorios estuvo minado de flores y coronas. Todo fue dispuesto con sencillez y esmero.

Presentarán al presunto homicida

El Ministerio Público presentará cargos con Versión Alberto Quintero (de 36 años de edad), funcionario de la Policía de Carabobo, presuntamente identificado como el tirador que asesinó al joven.

Se designó a las fiscales 35º y auxiliar de Carabobo, Anny Camejo (E) y Joana Moreno, respectivamente, para investigar la muerte.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba