Especial PaísJudicial

El historial criminal de “el Monstruo de Caricuao”, el estrangulador de mujeres

Este martes fue capturado al oeste de Vargas, específicamente en las inmediaciones de Playa Verde, parroquia Catia La Mar, el primer asesino en serie de Venezuela, mejor conocido como “el Monstruo de Caricuao”, luego de que se fugara de la cárcel Rodeo II.

“El Monstruo de Caricuao” identificado como Francisco Abraham García Hernández fue condenado a 30 años por el asesinato de cinco mujeres y una niña. Sus principales víctimas eran aquellas féminas de la calle, que se dedicaban a la prostitución, y bajo el alcohol, el sexo y las drogas, las sometía para luego violarlas y estrangularlas.

La vida de este peligroso criminal inició en el bloque 16 del sector La Hacienda en la UD-3 de Caricuao. En este lugar vivía con su madre, padre, dos hermanos y abuela, pero luego de que su madre abandonara su hogar, él quedó bajo la tutela de su padre, un hombre que se la pasaba en estado de embriaguez y que había sido acusado por el intento de violación contra una de sus hijas.

A los 16 años comenzó su carrera  criminal, siendo detenido por robo y usurpar la identidad de su hermano. Se la pasaba bajo un mundo de delitos, droga y alcohol.

Las víctimas del homicida

El primer objetivo de García Hernández fue Zuleima Josefina Echenique, de 56 años, quien fue asesinada a golpes por este criminal en un hotel de la parroquia Santa Rosalía.

También Aleive Betzabeth Acosta González, de 25 años, fue víctima de este homicida, quien la estranguló y luego abandonó su cadáver en una zona montañosa. La fémina ofrecía sus servicios sexuales en el bulevar de Caricuao.

Alejandra Carolina Castañeda Amaro, de 38 años, trabajaba en un bar, situado cerca de una embotelladora en Valencia. Ella fue estrangulada por Hernández.

Ingrid Bello, de 35 años, frecuentaba el bulevar de Caricuao, acordó con este criminal para tomarse unos tragos y luego la encontraron estrangulada. Luisa Josefina Arteaga Hernández, de 66 años, se la pasaba en la plaza Capuchinos, la llamaban “La Grecia”. Fue asesinada a golpes y su cadáver lo dejó en una habitación del hotel Oeste.

El mismo patrón

Dorangel Vargas Gómez fue también un asesino en serie que confesó haber comido a una docena de personas. Solía dormir debajo de un puente en la ciudad de Táriba, estado Táchira.

Dorangel nació en una familia humilde en 1957 y desde muy pequeño laboró en la agricultura, lo que le impidió estudiar más allá del sexto grado. Había sido arrestado en tres oportunidades, dos por robo de animales y la tercera en 1995 por ser acusado de matar y comer a Cruz Baltazar Moreno, un hombre que vivía también debajo de un puente. Y así le siguieron varios crímenes que fueron descubiertos y que le dieron el apodo como hoy se conoce.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar