Judicial

Hallan quemado y descuartizado a adolescente

Este sábado a las 3:00 de la tarde, familiares encontraron descuartizado, quemado y presentado heridas por arma de fuego en varias partes del cuerpo a un adolescente que estaba desaparecido desde el jueves pasado cuando salió de su casa a buscar unos caballos.

Se llamaba Luis Diego Liendo Campos, de 17 años de edad, quien residía en la calle 7, casa número 56 del barrio Río Seco, en Rosario de Paya, parroquia Pedro Arévalo Aponte del municipio Mariño.

José Liendo, padre del menor, comentó a los periodistas que el muchacho salió junto con otro amigo, identificado como Ulises Rodríguez, de 15 años a recoger sus animales, por cuanto “mi hijo era aficionado al coleo”.

Cuando pasaba por la empresa Ceramipego, los escoltas de Esneider Fajardo, dueño de la empresa, comenzaron a echar tiros al aire. Se presume que en ese momento los proyectiles alcanzaron al menor e hirieron al otro que se encuentra internado en el HCM.

Sin embargo, esa tarde del jueves y con el transcurrir de las horas, Luis Diego no apareció por ningún lado. Se inició un operativo de búsqueda en toda la zona y en una pequeña quebrada, donde se produjo el hallazgo.

“Lo estuvimos buscando viernes y el sábado”, dijo el denunciante. En medio del desespero la madre del menor amenazó a los encargados del establecimiento comercial de tomar las instalaciones con un grupo de motorizados y vecinos de Río Seco si no le daban información del joven.

“La presión fue tanto que por un sitio, en donde pasamos muchas veces rastreando la zona, encontramos al cadáver de mi hijo cubierto con papel periódico. Su cuerpo estaba en descomposición y además presentaba quemaduras y tiros en las extremidades inferiores”, añadió.

Recalcó que el hallazgo se escenificó a eso de las 3:00 de la tarde, y el levantamiento del cadáver se produjo tres horas después, ya que los investigadores de homicidio tuvieron que solicitar el apoyo del Cuerpo de Bomberos de Aragua y Protección Civil.

Añadió a manera de presunción que los escoltas y el dueño de la empresa mantenían ocultó el cadáver. Pidió que la investigación se oriente hacia esos individuos y así lo dejó en constancia, en la denuncia que formuló en el Eje de Homicidios de Turmero.

José Liendo, a través de los medios de comunicación social, dejó claro ante la opinión pública que si a su persona o cualquier otro miembro de la familia le llegase a ocurrir una desgracia con el pasar de las horas o días, el responsable tiene nombre y apellido.

Liendo hizo un llamado al Ministerio Público y a la gente del Cicpc a investigar ese asunto y de aplicar la justicia con todo el peso de la Ley. “Los responsables del crimen de mi hijo deben recibir todo el peso de la ley”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba