Especial PaísJudicial

La cruenta historia del hombre que desmembraron y sepultaron en Caricuao

El hallazgo de los restos óseos de un hombre estremeció ese sábado 26 de enero a los residentes del sector Villa Socialista, ubicado en la parte alta de la UD1 de Caricuao, debido a que la víctima era conocido y querido en su comunidad.

El infortunado era Fabio Acevedo Luna, de 56 años, quien era natural de Colombia, pero tenía tiempo viviendo en una casa humilde del sector.

Acevedo contrajo matrimonio con una mujer identificada como Dennys Mayarith Hernández, de 34 años, quien tenía dos hijas, de 10 y 14 años. Fabio les dio su apellido a las menores y las trató como si fueran sus propias hijas, a pesar de que ellas se quedaron viviendo con su abuela.

El pasado 27 de mayo de 2018, Fabio habló por teléfono con su hijastra de 14 años y le dijo que la iba a llevar a comer, pero que estaba esperando que le llegara un dinero.

La víctima nunca se encontró con su hijastra, sin embargo, esa noche los vecinos escucharon que en su vivienda se desarrolló una fiesta y luego en horas de la madrugada se registró una detonación, a pesar de ello los vecinos pensaron que se trataba de alguien que había disparado en la calle.

Al día siguiente, la hijastra de Fabio se apersonó en su vivienda debido a que estaba preocupada porque él no asistió a su encuentro y se sorprendió al hallar a tres hombres en el sitio.  La joven les preguntó por el paradero de la víctima y ellos le contestaron que se había ido para Colombia.

La hijastra de Fabio comenzó a pensar que algo malo le había ocurrido, por lo que, junto con vecinos, emprendió su búsqueda hasta que sus restos óseos fueron encontrados enterrados en el patio de su casa este sábado a las 09:00 de la noche.  

A Fabio le dispararon en la cabeza, luego lo descuartizaron con una motosierra, colocaron en un saco sus brazos, piernas y cabeza y en otro el tronco, su ropa y cartera. La hijastra de la víctima también lo reconoció porque tenía el dedo pulgar de la mano izquierda más largo que el derecho.

Funcionarios del Cicpc se encuentran buscando a la esposa de la víctima y a un hombre identificado como Orlando Rodríguez, con quien la mujer tenía un romance, por ser los principales sospechosos del crimen.

Familiares dieron a conocer que esta mujer y el hombre fueron vistos vendiendo chucherías y café en Valledupar, Colombia.

Fabio laboraba en el área de servicios generales de la Corporación de Servicios Municipales, ubicada en La Yaguara.

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba