Judicial

«Metrochoros» azotan a usuarios del subterráneo capitalino

Lo que hace varios años fue el servicio de transporte público más rápido y seguro del mundo, hoy es el escenario de innumerables robos a quienes se desplazan diariamente allí: en el sistema Metro de Caracas.

Aunque una gran parte de los usuarios asegura que este medio de transporte es «mucho más seguro» que los autobuses, esto no es el del todo cierto, pues según cifras extraoficiales en el Metro de Caracas se registran al menos diez robos diarios. Situación que se suma a los múltiples hechos delictivos que ocurren en la Ciudad Capital la cual, de acuerdo con organismos internacionales, es considerada la ciudad más violenta del mundo.

Modus Operandi

Desde las 6:00 de la mañana cuando inicia operaciones el sistema, los «metrochoros» comienzan su faena ante la mirada atónita de los miles de pasajeros que viajan en el subtérraneo.

Cuando las puertas de los trenes se abren comienza el «trabajo». Los malhechores empujan y en medio del caos aprovechan para meter la mano en bolsos y bolsillos; incluso en ocasiones usan objetos cortopunzantes para romper las carteras. Tras cometer el robo, escapan en medio de la multitud o se bajan al andén fingiendo esperar el próximo tren.

Su habilidad es tal que algunos los denominan «manos de seda», pues en la mayoría de los casos las víctimas no se percatan de que los están robando, por lo que es difícil denunciar el hecho al momento y así lograr capturar a los ladrones.

Otro método usado por los «metrochoros» es fingir que se caen al suelo o que se tropiezan y en ese momento van por su cometido.

Pero no solo los delincuentes se valen de su agilidad para apoderarse de lo ajeno, muchos de ellos ingresan al Metro de Caracas con armas de fuego y someten a los usuarios para obligarlos a entregar dinero, celulares y joyas. Ante la ausencia de un detector de armas o un mecanismo de seguridad, se hace fácil el porte de las mismas.

El pasado 5 de febrero, un robo masivo entre Plaza Venezuela y Colegio de Ingenieros llenó de indignación a los usuarios.  Ese día al menos 6 hombres fuertemente armados y encapuchados tomaron un vagón de punta a punta y robaron a todos los pasajeros que allí viajaban. Según denunció una de las víctimas, a pesar de que tocaron las alarmas y hacían señas por las cámaras de los trenes, nadie los socorrió. Incluso asegura que al salir del tren, ella y otras personas corrieron a alertar sobre lo ocurrido ante el personal del Metro, pero ninguno hizo nada.

«La policía siempre llega tarde»

Ante la ola de hechos delictivos ocurrido en el transporte, el Metro de Caracas ha desplegado desde hace varios meses a efectivos de la Policía Nacional Bolivariana en varias estaciones de la Línea 1 (por ser la más utilizada). Sin embargo la actuación policial ante los robos es escasa. El pasado lunes una mujer fue víctima de un robo en la estación La California, cuando al salir del tren se percatara de que la habían despojado de su teléfono. Corrió lo más rápido que pudo para avisar a los funcionarios de la PNB pero éstos comenzaron a interrogarla sobre lo ocurrido y mientras ésto ocurría los delincuentes lograron escapar en medio de los usuarios. «La policía no actúa a tiempo, siempre llega cuando ya pasó todo, nos sentimos desprotegidos», comentó la fémina.

Recomendaciones para el usuario del tren en Caracas

Ante el incremento de atracos en el transporte subterráneo, es importante que los usuarios tomen en consideración las siguientes precauciones:

  1. Al momento de ingresar al tren evite colocarse en las puertas, ya que es más fácil que le sustraigan bolsos o carteras.
  2. Tenga los bolsos y las carteras delante de su cuerpo, de esta forma se dificulta que puedan cortarlos con hojillas.
  3. Evite sacar su teléfono celular en público. Los ladrones siempre están observando y pueden arrancárselo de la mano o vigilar donde lo guarda, principalmente cuando lo coloca en los bolsillos.
  4. No confíe en las personas que van bien vestidas: algunas veces los ladrones se visten bien para pasar desapercibidos.
  5. Y sobre todas las cosas, esté siempre pendiente de las actitudes sospechosas de las personas que estén a su alrededor. A veces son niños, mujeres, jóvenes e incluso personas mayores. Sea precavido.

Aunque no se puedan evitar todos los robos, sí se puede ser más precavido, no solo en las instalaciones del metro, sino en la calle, evitemos ser blanco de la delincuencia.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba