Judicial

ODH-ULA preocupado por la acción de civiles armados, Polimérida y GNB contra manifestantes

El Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes (ODH-ULA), expresó su preocupación por el incremento de la acción conjunta de grupos de civiles armados, efectivos policiales y militares como la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en contra de ciudadanos y manifestantes.

Durante el desarrollo del paro cívico activo de 48 horas en Mérida, el ODH-ULA registró el incremento de ataques de GNB y Polimérida de civiles disparando contra manifestantes y residencias, así como paramilitares disfrazados de GNB ejecutando la misma acción sobre manifestantes.

Desde el ODH-ULA se expresa preocupación por el incremento del ataque a zonas residenciales por este trio compuesto por la fuerza pública (Polimérida y GNB) y paraestatales que durante este jueves dispararon a zonas residenciales, incrementando la violencia oficial e inoficiosa.

Disparos certeros como patrón de ataque

Ante el incremento de ciudadanos heridos en represión en la cara y los ojos, el ODH-ULA también comunicó su inquietud por ver que este tipo de disparos certeros se está convirtiendo en patrón de ataque constante.

Desde abril a la fecha en un solo centro asistencial, el ODH-ULA contabilizó al menos 18 personas heridas en los ojos no sólo con perdigones, sino también con trozos de cabilla, convirtiéndose esos artículos en municiones modificadas por la fuerza pública para reprimir manifestaciones.

La represión ocurrida durante las 48 horas de paro cívico activo en Mérida, así como los ataques de grupos paramilitares y las detenciones arbitrarias de al menos 16 personas el miércoles 26 de julio, de las cuales cuatro fueron puestas en libertad, quedando privadas ilegalmente 12 ciudadanos, son violaciones a los derechos humanos.

Desde el ODH-ULA se registra la violación de los estándares mínimos de uso proporcional y progresivo de la fuerza, de racionalidad y el patrón que se evidencia es el ocasionar el mayor daño posible, incluso cuando se trata de personas que no representan ninguna amenaza real.

El derecho a la vida, a la integridad física, a la dignidad humana, al debido proceso, así como el derecho internacional humanitario, entre otros, son violados reiteradamente en cada uno de los casos ocurridos en Mérida.

El ODH-ULA reprochó también el disparo de perdigón que recibió un integrante de la brigada de Primeros Auxilios ULA cuando prestaba asistencia médica y resaltó que viola el derecho internacional humanitario, lo que constituye uno de los crímenes contemplados en el estatuto de Roma y que conoce la corte Penal Internacional de la La Haya.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar