Judicial

OVP: Presos venezolanos carecen de derechos contemplados en las Reglas Mandela

“En la cárcel no tiene por qué morirse nadie, porque la cárcel está bajo responsabilidad y custodia del Estado. Es algo que no se puede permitir, los invitamos a revisar las Reglas Mandela”, recalcó Carolina Girón directora de OVP

“Las personas privadas de libertad son sujetos de derechos, en virtud que lo único que pierde una persona cuando ingresa a prisión es la libertad.  Cuando se solicita que cumplan con los mínimos derechos de alimentación, servicio de salud, un espacio digno, son derechos, no privilegios”, manifestó Carolina Girón, directora del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP). 

La abogada y defensora de derechos humanos hizo referencia a las 122 normas establecidas en las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento del Recluso, conocidas como Reglas Mandela y que este 18 de julio arribaron a su 7mo aniversario en honor al Día Internacional de Nelson Mandela. 

Durante el foro organizado por OVP también participaron María Rincón, abogada y coordinadora de Investigaciones de la organización; y Karen Valera, coordinadora del estado Miranda. 

Rincón recordó que, durante sus años de reclusión, Mandela fue víctima de violencia física por parte de los funcionarios de prisiones, tuvo prohibición de visitas y de leer libros. Es por ello que con la creación de estas normas las Naciones Unidas quiso enaltecer su lucha. 

Por otra parte, Valera destacó que estas normas sirven como base para las políticas penitenciarias de cada nación, mientras que las cinco primeras reglas son los principios básicos del tratamiento de los reclusos.

Para la directora de OVP, estás reglas no se cumplen. Los penales son utilizados como “depósitos de personas”, y las condiciones de higiene e infraestructura son precarias.  

Asimismo, destacó que existe un problema de alimentación grave y, aunque el Ministerio de Asuntos Penitenciarios maneja una partida presupuestaria para cada preso, la población penitenciaria no recibe los alimentos. 

En otro orden de ideas, Girón explicó que estás reglas son para aquellos presos que tienen una sentencia firme, que son los que deben estar detenidos; sin embargo, nuestros penales están llenos de privados de libertad que actualmente están en condición de procesados. 

La directora de OVP indicó que uno de los principales problemas es que existe corrupción en cuanto a la formación del personal en el servicio penitenciario.  Manifestó que la formación es la base fundamental para la modernización del servicio penitenciario, porque este personal es quien se va a encargar de dar las herramientas al privado de libertad para su reinserción ante la sociedad como un factor positivo. 

En tanto, Girón comentó que frente a una prisión no pueden estar ni policías ni militares. “No pueden ser funcionarios de esos cuerpos de seguridad porque están formados para la represión, para la seguridad ciudadana. No están formados para trabajar con personas privadas de libertad”.

La defensora de DDHH manifestó que actualmente a los presos los están tratando mal y con ello están creando personas resentidas y con odio. “Ni los presos sudafricanos son tratados como en Venezuela, que no tienen acceso a la alimentación, al servicio médico, al agua potable”,  situación que es responsabilidad del Estado. 

La falta de herramientas para una reinserción, la presencia de pranes en las cárceles y la no clasificación en cuanto a los delitos, incumplen en su totalidad con las reglas. 

“No es posible que en las cárceles venezolanas en el año 2021 murieron 126 personas y 90 eran por desnutrición y tuberculosis, esta última una enfermedad típica de una cárcel para que la que deben estar preparados para atenderla y tratarla, porque se conoce que una prisión es un foco de la tuberculosis”, sentenció. 

Asimismo recordó que existe una discriminación en cuanto a las visitas para los presos a quienes no les permiten ver a los hombres, son solo las mujeres quienes acuden a los penales.

Desde 1999 hasta 2021 han muerto 7792 personas en prisión, desde el 2018 hasta el 2021 el porcentaje de muertes por desnutrición y tuberculosis superaron las muertes violentas.

“En la cárcel no tiene por qué morirse nadie, porque la cárcel está bajo responsabilidad y custodia del Estado. Es algo que no se puede permitir, los invitamos a reflexionar sobre nuestro sistema penitenciario y a revisar las Reglas Mandela”, recalcó la directora de OVP. 

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba