Judicial

OVP solicita investigación penal contra directores de Rodeo II y III

Por los casos del fotógrafo Carlos Debiais y del señor Saúl Cordero, el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) solicitó ante el Ministerio Público una investigación penal en contra de los directores del Internado Judicial El Rodeo II y III, respectivamente, y la Ministra de Servicios Penitenciarios, Mirelys Contreras, por privación ilegítima de la libertad. 

Cabe destacar que tanto Debiais como Cortero tienen boleta de excarcelación, la cual no se ha ejecutado por la negativa injustificada de los directores, quienes alegan que necesitan una autorización de la Ministra. 

Según establece el artículo 44 de la Constitución de la República, la libertad personal es inviolable y, en consecuencia, en su numeral 5 establece: “Ninguna persona continuará en detención después de dictada orden de excarcelación por la autoridad competente o una vez cumplida la pena impuesta”.

Asimismo, los directores de El Rodeo II y III también están incurriendo en desacato judicial, según explicó el abogado Joel García, representante del OVP, quien este miércoles junto al abogado Abraham Rojas interpuso dos amparos contra dichos directores en el Palacio de Justicia en Caracas

Por su parte, Abraham Rojas, abogado representante del OVP, indicó que la semana pasada comunicaron de estos hechos a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), específicamente por el caso de Debiais, quien se encuentra recluido en El Rodeo II, el cual se encuentra bajo medidas provisionales. 

De ambos casos se comunicó desde el 29 de abril a la Defensoría del Pueblo, a la  Organización Mundial contra la Tortura, al Grupo de trabajo de detenciones arbitrarias y se acudió a la oficina que se encuentra en Caracas de la Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los DDHH

En otro orden de ideas, vale la pena destacar que los abogados arribaron al Palacio de Justicia a las 9:00 de la mañana de este miércoles, donde consignaron los amparos ante la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos (URDD). 

Allí les indicaron que tenían que esperar una “autorización” y no fue sino hasta las 12 del mediodía que dieron el recibido y distribuyeron los casos.  El de Cordero fue asignado al Tribunal 22° de Guardia en Funciones de Control del Circuito Judicial Penal del Area Metropolitana; mientras que el de Debiais fue asignado al Tribunal 23° de Guardia en Funciones de Control del Circuito Judicial Penal del Area Metropolitana.

Asimismo, Joel García explicó que según el artículo 4 de la Ley Orgánica de Amparo a la Libertad y Seguridad Personal, el tribunal tiene 96 horas en días continuos para dirigir los oficios hacia el penal, solicitando información si Debiais y Cordero aún se encuentran detenidos y además responder por qué están allí. 

García asegura que no son los únicos casos que se han registrado en Venezuela, que son muchísimos y ya es una actuación común del Ministerio de Servicios Penitenciarios, pero esta situación violenta, lo que está establecido en las leyes venezolanas por lo tanto los detenidos debieran ser liberados de forma inmediata. 

¿Quiénes son los detenidos?

Carlos Debiais es fotógrafo. El 12 de noviembre del 2021, en el estado Falcón, hizo uso de un dron para tomar fotos turísticas, se estacionó cerca de la Refinería de Amuay y de una vivienda que resultó ser de un General. 

Por ello, una comisión de la Dirección General de Contra Inteligencia  Militar (DGCIM) lo detuvo y acusó de terrorismo, asociación para delinquir, violación del espacio aéreo y consumo de sustancias ilícitas y estupefacientes.  

Desde el 15 de noviembre hasta el 15 de diciembre, el hombre estuvo desaparecido, sus familiares no sabían de su paradero, posteriormente apareció en los calabozos de la DGCIM de Boleíta, en Distrito Capital. 

El 23 de marzo fue trasladado hasta el Internado Judicial El Rodeo II y el 12 de abril llegó su boleta de excarcelación, en donde se ordena su inmediata libertad por una suspensión condicional de la pena por un lapso de tres años.

Han pasado 22 días y aún no es liberado, porque el director del penal alega que debe esperar la autorización del Ministerio de Asuntos Penitenciarios.

Saúl Ramón Cordero González es comisario activo de la Policía del Municipio Caroní, ubicada en Puerto Ordaz, estado Bolívar. Fue detenido por una comisión de la Dirección General de Contra Inteligencia  Militar (DGCIM) el 17 de octubre del 2021, acusándolo de terrorismo, asociación para delinquir, usurpación de funcionarios y tráfico de armas. 

Fue trasladado hasta Caracas y estuvo incomunicado por al menos 15 días. No fue sino hasta el 29 de octubre que le realizaron su audiencia de presentación. 

Durante el proceso desestimaron algunos delitos y otros fueron cambiados, pero esto no impidió que Cordero fuera trasladado hasta el Internado Judicial El Rodeo III.

Durante su reclusión la salud de Cordero se ha deteriorado porque padece de sarcodiosis, enfermedad que afecta el sistema inmunológico y que fue determinada a través de estudio. Es por eso que el 15 de marzo se le otorgó una medida privativa de libertad de arresto domiciliario sin apostamiento policial, por lo que se debía cumplir de forma inmediata. 

Van 50 días privado de su libertad de forma ilegítima. OVP tuvo conocimiento que el 28 de abril Cordero fue movilizado al área de enfermería por su salud, pero se encuentra recluido junto a personas que padecen de tuberculosis y otras enfermedades, exponiéndolo a que su estado se complique.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba