Judicial

Rescatan a montañista que estuvo cuatro días desaparecido en El Ávila

«Gracias a todos por el apoyo, por el soporte y por haber hecho un trabajo excelente», esas fueron las primeras palabras de Gustavo Orta, tras ser rescatado el jueves luego de permanecer cuatro días desaparecido en el cerro El Ávila. El montañista se había perdido desde el pasado domingo 7 de agosto cuando excursionaba en El Lagunazo junto a su hermana y cuñado.

Era la primera vez que Gustavo visitaba el lugar, en el camino decidió adelantar el paso por el área conocida como La Silla. Desde ese momento sus acompañantes le perdieron el rastro. Se hicieron las 7:00 de la noche y el joven no aparecía. Se comunicaron a su celular y el montañista no tenía ni idea de donde se encontraba, no habían carteles ni señalizaciones que le permitieran dar referencia de su ubicación, solo sabía que desde donde se encontraba podía avistar el Hotel Humboldt. Mientras tanto la pareja alumbraba el oscuro camino con la luz de un celular gritando ¡Gustavo, Gustavo! pero no había respuesta.

Horas después volvieron a comunicarse con Gustavo, se había caído por una ladera y se lesionó el pie. Fue la última llamada que le hizo su hermana, pues la batería de su celular se había agotado. Familiares contactaron a los Bomberos Forestales de Inparques quienes hicieron presencia en el lugar para comenzar la búsqueda que se extendió hasta la 1:30 de la madrugada, sin éxito.

Fueron varios días en los que los bomberos buscaron por los distintos caminos del Lagunazo al Humboldt, les preocupaba el estado en el que se encontraba Gustavo pues estaba a la deriva, sin abrigo ni comida, solo un kooler con agua era lo que lo acompañaba.

Alrededor de las 2:00 pm de ayer, los rescatistas caminaban por una zona similar a la descripción que había dado el joven. Pero un grupo de los socorristas decidió ir por el lado opuesto de esa zona y se dirigió hacia el Pico Oriental; fue allí donde de pronto escucharon una voz casi silenciosa que decía «Aquí estoy». Estaba a unos 200 metros de distancia fuera del camino, hacia el lado sur de la montaña.

Estaba en muy buen estado de salud para haber estado tantos días internado en la montaña. Solo leves signos de deshidratación, un poco de frío y algunos rasguños. Los Bomberos le prestaron los primeros auxilios y lo sacaron del lugar.

Tras el suceso, los excursionistas, rescatistas y deportistas que frecuentan el lugar, cuestionaron que muchos de los letreros de identificación que permitían a las personas orientarse, hoy ya no existen.

«Los letreros ya no están. Las personas los arrancan, los usan para encender fogatas, sin tener en cuenta que esto es una herramienta útil para los visitantes», apuntó  Kerwin Alberto Mendoza, uno de los rescatistas de Gustavo, quien además aseveró que es muy frecuente ver personas desorientadas en el lugar ante la ausencia de los carteles.

«Se está haciendo recurrente ver gente agarrar al Pico Oriental pensando que es el Pico Occidental y hay que tomar cartas en el asunto, hay que coordinar junto con Inparques para que se vuelvan a colocar estos anuncios», manifestaron los deportistas.

«Un simple letrero que hubo una vez y desapareció hubiese podido ahorrar muchos días de búsqueda», expresó la atelta montañista Rosa Westermeyer.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba