Actualidad NacionalCiudad

Tachirenses esperaron tres días para que les vendieran 20 litros de gasolina

Tres días en sus vehículos esperaron los tachirenses para que les vendieran 20 litros de gasolina, debido a la grave escasez de combustible que afecta a la entidad andina y que mantiene a los ciudadanos en largas colas en las calles y avenidas de la ciudad de San Cristóbal.

A las estaciones de servicio de la parte alta de la capital tachirense llegó gandola, lo que alivió un poco a quienes tenían esperando desde el pasado martes, sin embargo la incertidumbre reinó toda vez que el surtido de combustible es por numero de placa del vehículo y los que han estado en la cola desde el martes y miércoles perdieron la oportunidad.

Los militares accedieron a abastecer solo 20 litros de combustible a quienes les correspondía martes y miércoles y 40 a cuyas placas les corresponde este jueves.

“Tenemos dos o tres días en la cola para poder ser despachado por lo menos como hoy, con 20 litros nada más, para salir del paso, esto no es justo para un país petrolero como nosotros”, manifestó Johan Díaz que se encontraba en la estación de servicio de la avenida España.

Los ciudadanos dejan de ir a sus trabajos por estar esperando en las colas, muchos no pueden llevar a sus hijos a las instituciones educativas, comen y duermen dentro de sus vehículos, y la mayoría corre peligro debido a la inseguridad que reina en el estado Táchira, tal y como sucedió recientemente cuando delincuentes armados le robaron el carro a un señor que se encontraba en la cola del sector La Machiri de San Cristóbal.

“Estoy desde el día martes a las 12 del día al sol y al agua , hoy llegó una gandola con 24 mil litros, luchamos para que nos numeraran 100 vehículos y no fue posible y finalmente decidieron vendernos solo 20 litros, o sea esperé tres días por 20 litros, esto ha cambiado mi vida radicalmente”, señaló Nelson Rubio quien esperaba en una estación de servicio de La Concordia.

Denuncian irregularidades

Quienes permanecen en las colas denuncia constantemente que en las diferentes estaciones de servicio los funcionarios policiales y militares privilegian a quienes cancelan en moneda extranjera, es decir pesos colombianos. Los pagos oscilan entre 10 mil y 20 mil pesos, es decir unos 70 mil , 100 mil y hasta 150 mil bolívares y las pimpinas de gasolina de 20 litros se cotizan en unos 50 mil pesos colombianos cuando la escasez es severa.

“Denunciamos las graves mafias que hay en las bombas con los cuerpos de seguridad, militares y policías se han encargado de cobrarle a la gente y hacen lo que quieren, y la respuesta del llamado protector Freddy Bernal, es decir que las mafias son solo de las personas que se encargan de vender las pimpinas”, precisó Carlos Delgado dirigente juvenil de Voluntad Popular.

Delgado emplazó a Bernal a darse cuenta que todos los sistemas de control para la venta de combustible en el Táchira, impuestos por el gobierno nacional, han fracasado, “exigimos al régimen que abastezcan nuevamente al Táchira que se encuentra en un 70% paralizado”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba