ActualidadActualidad Nacional

Tendencia a la desnutrición aguda se mantiene en niños menores de 5 años en Vargas

Marighzell Lucena / Vargas.-  

Un deterioro en la diversidad alimentaria, que conlleva a la disminución cada vez más del consumo de proteínas y lácteos, aumentando la ingesta de tubérculos, son parte de los factores que inciden para que los niveles de desnutrición aguda en el estado Vargas se mantengan por encima del umbral establecido por la Organización Mundial de la Salud, OMS.

De acuerdo al Segundo Boletín del Monitoreo Centinela del Estado Nutricional en Menores de 5 años, elaborado por la Fundación Caritas de Venezuela, en el período enero-febrero 2017, la entidad varguense sólo disminuyó un 1.9%, para ubicarse en 11%,  con respecto a la evaluación realizada entre octubre-diciembre de 2016, cuando los niveles de desnutrición aguda global determinados por el Sistema SAMAN fueron de 12.9%.

Durante un taller de formación dirigido al voluntariado  de las coordinaciones parroquiales en Vargas,  la nutricionista y directiva de Caritas de Venezuela Susana Raffalli, explicó que la población más afectada son los niños menores de 2 años; mientras que la tendencia en los hogares es la de hacer frente  a la crisis alimentaria, implementando algunas estrategias de sobrevivencia, sujeta a la disponibilidad económica para acceder a los rubros requeridos, para el aporte nutricional. En tal sentido, detalla el informe, que entre las estrategias puestas en práctica destacan la compra de productos a deuda, consumir algunos no usuales, pedir alimentos prestados  o hasta dejar de comer todo un día.

Albi Rosas, médico responsable de la pastoral de salud y social de Caritas en Vargas, recalcó que ante la leve mejoría detectada en los dos primeros meses de este año, influyen algunos factores relacionados con un recuperación en los niveles del poder adquisitivo a finales de diciembre, donde la mayoría de los hogares dispuso de los ingresos extras, como pagos de aguinaldos, para la adquisición de los alimentos. “Se ha hecho un gran reconocimiento al trabajo que se viene realizando en Vargas ante la grave crisis que hay en el país. En diciembre la alimentación por las condiciones propias de la época resulta muy variada y el poder adquisitivo pudo recuperarse a rayos de los ingresos adicionales. Estos y otros factores son considerados  en el Sistema SAMAN, ante la disminución leve de los índices de desnutrición aguda global, pues lo ideal es con el aporte calórico y nutricional adecuado, un individuo bajo de peso pueda recuperar hasta un kilo por semana”, explicó.

Por su parte, Nelson Galvis, vocero de Caritas Parroquial, destacó la importancia de mantener la implementación de programas como “Ollas Solidarias”, que han surgido como un paliativo y de concientización en las comunidades, para combatir la crisis alimentaria. Asimismo indicó que se viene promoviendo las técnicas de potabilización del agua, considerando que el consumo del líquido en condiciones sanitarias no aptas, favorece a la incidencia de cuadros diarreicos e infecciones estomacales. “Tenemos en estos momentos más de 100 filtros de agua artesanales para ser distribuidos y ayudar  potabilizar  el agua que  se consume; pues se ha encontrado que muchos niños que atendemos no han podido  avanzar y salir de la situación de bajo peso, ante  la cantidad de parásitos que tienen y la insalubridad ambiental”, dijo.

Al igual que Vargas, los estados Zulia  y Miranda, también registran una tendencia con prevalencia a la desnutrición aguda global, con un 11.9% y un 10.3%; respectivamente, igualmente por encima de los parámetros establecido por la OMS.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba