Actualidad NacionalSeminarios y foros

Urge un nuevo modelo educativo donde se involucren diferentes actores

La educación en Venezuela ha experimentado un drástico deterioro en los últimos 23 años. Según la encuesta de Condiciones de Vida (2019-2020) el sistema educativo enfrenta cinco desafíos críticos impostergables: El estancamiento de la cobertura, incremento del rezago escolar, déficit de personal docente, déficit de infraestructura, equipamiento y dotación, y bajo nivel de aprendizaje de los estudiantes. Para conocer un poco más sobre la realidad de este sector, Emilio Figueredo conversó, para Analítica TV, con Luis Ugalde, Benjamín Sharifker, Olga Ramos, Luisa Pernalete y Luis Bravos.

El primero en pronunciarse fue Luis Ugalde, ex rector de la UCAB, quien aseguró que “en Venezuela la educación se ha convertido en un inmenso desastre. La situación es tan grave que nos enfrentamos a una tragedia educativa a todos los niveles (…) entonces nos preguntamos ¿hay salida? ¡Por supuestos! Nosotros si podemos recuperar el sistema y para ello debemos hacer las cosas de otro modo”.

Nosotros no podemos – prosiguió el también miembro de la Academia de Ciencias Políticas – rescatar la vieja educación, pero si debemos redimir la educación en todos los niveles y para ello es indispensable orquestar acciones mirando al futuro no al pasado.

Enumeró las acciones para llevar adelante el sector educativo: “Debemos apostar a una sociedad productora de educación con financiamiento tripartito. Por otro lado, la educación debe ser vinculada a oficios productivos donde exista una relación directa entre las universidades y la empresa privada. También, es imperativo llamar a la solidaridad internacional, rescatar y mantener los centros educativos y necesitamos que la educación vuelva a ser una moda donde exista la confianza y el respaldo”, dijo.

Para Olga Ramos en Venezuela se ha banalizado la educación: “Debemos pensar que deseamos para nuestra formación académica. El actual gobierno, y desde hace 23 años, se ha caracterizado por menos preciar el conocimiento; solo se ocupa de realzar algunos empujes, pero en el fondo lo que ocurre es una evidente fragilidad del Estado frente al cumplimiento de sus obligaciones constitucionales”.

Otro aspecto que cuestionó fue la improvisación ante las políticas educativas, las cuales calificó de inaceptable. “El sistema educativo en Venezuela experimenta un deterioro profundo. Es importante recordar que la experiencia nos indica que las políticas educativas son efectivas a largo plazo, y al no diseñarse una planificación pensada y estructurada quienes salen afectados son los estudiantes a todos los niveles”, advirtió.

Puntualizó que en el país deberían estar operativas cerca de 30 mil escuelas, en las que deberían trabajar alrededor de 500 mil docentes, de esos centros más del 80 % dependen del Gobierno. “Esto lo que significa que la responsabilidad del Ministerio de Educación, de las gobernaciones y alcaldías, entre otros, es fundamental para que el sistema funcione y eso en la actualidad es fallido”.

Finalizó cuestionando la llamada educación comunal, iniciativa que busca que la educación se realice desde las organizaciones de la sociedad que no son instituciones educativas de cualquier etapa, nivel o modalidad: “Para que eso funcione deben tomar decisiones y planificar estrategias reales; y no por los caprichos de los dirigentes de turno”, alertó.

Por su parte, Luis Bravo Jauregui recomendó «aprovechar el ambiente de unidad que se respira en la oposición democrática para utilizar al Plan País ya ampliamente consensuado, como plataforma para un acuerdo mínimo por la Educación, que se traduzca en una propuesta electoral para ganar la contienda presidencial y construir un programa de gobierno que ayude a superar la postración cultural que vive nuestra sociedad».

Luisa Pernalete habló sobre la necesidad de educar para la ciudadanía: » Necesitamos formar ciudadanos, no debemos esperar que los niños tengan 19 años para entender la importancia de la ciudadanía y sus implicaciones sobre sus deberes y derechos».

«Fe y Alegría nunca ha dejado de educar en valores. Lo que hemos hecho es enriquecer la línea de ciudadanía y de formación, en la que se trabaja con derechos humanos (…)  El niño tiene que saber que por la Lopnna tiene derecho al buen trato, y lo debe saber también la mamá y los maestros. Y también que hay deberes, como el respeto mutuo, respetar a los maestros, lo cual se trabaja desde el preescolar».

Para el cierre, Benjamín Scharifker comentó que la educación debe «estar diferenciada y debe ser diversa con el fin de comprender los objetivos, cambiar la realidad, aprender, emprender e inventar».

Si deseas escuchar el conversatorio completo, por aquí lo dejamos:

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba