ActualidadActualidad Nacional

USB: Resulta improcedente iniciar el trimestre sin transporte ni comedor

Este martes en Asamblea Extraordinaria, los profesores de la Universidad Simón Bolívar comunicaron su inmensa preocupación y malestar ante la imposibilidad técnica de iniciar las actividades académicas en los campus de Sartenejas y Litoral debido a la negativa por parte del gobierno nacional para concretar el envío de recursos adecuados para el funcionamiento de los servicios, en especial de comedor y transporte.

Al respecto, el presidente de la Junta Directiva de la APUSB declaró que hace meses la USB adeuda a los concesionarios de comedor y transporte el pago de esos rubros y no existe claridad en cuanto al momento en estos servicios podrán volver a funcionar debidamente.

Esta problemática se suma a la ya recurrente carencia presupuestaria anual para el funcionamiento adecuado de la institución, a la insostenible situación de los sueldos que ha producido más de 40 renuncias en lo que va de año e impide la consecución de personal óptimo para ejercer la docencia universitaria, a la imposibilidad de realizar elecciones de autoridades rectorales y representantes al Consejo Directivo y al escandaloso abandono de la planta física.

La principal preocupación señalada en la Asamblea de profesores es la imposibilidad de la comunidad universitaria para trasladarse al distante campus universitario ni volver tranquilamente a su lugar de habitación, al propio tiempo que se dificulta la alimentación, ya que el gobierno nacional reconoce una bandeja por un monto de Bs. 350, desfasado por completo de la realidad económica nacional actual. De ese modo es imposible cumplir con las actividades académicas a cabalidad.

La Asamblea de Profesores instó al Consejo Directivo de la Universidad a considerar improcedente el inicio del trimestre hasta tanto no se solvente la problemática de comedor y transporte y exigió al gobierno nacional dar respuesta económica inmediata a la Universidad Simón Bolívar y dedicar los recursos económicos del país hacia las necesidades presentes y futuras como lo son las de la educación, más que a devaneos políticos y económicos estrafalarios, como la muy costosa Cumbre de Margarita, pues en esas condiciones no funciona y no puede funcionar una universidad ni un país donde se reconozca el valor de sus instituciones fundamentales.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba