Actualidad Nacional

Venezuela espera la beatificación de “El Venerable” a 100 años de su muerte

El médico, científico, profesor y filántropo, José Gregorio Hernández, que gracias a su vocación religiosa logró adoptar millones de seguidores en el país, cumple este 29 de junio el centenario de su muerte.

La muerte de Hernández fue un tanto insólita en aquella época y causo gran conmoción entre la sociedad. Uno de los pocos automóviles que existían en la ciudad de Caracas para esa época lo impactó y causó que este se diera un fuerte golpe en la cabeza con el borde de una acera en la esquina de Amadores, la Pastora.

Sus restos yacen en la Iglesia de la Virgen de la Candelaria en la que se van a estar oficiando misas cada hora hasta las 6:00 pm cuando el Cardenal Monseñor Baltazar Porras concluya la actividad en la que se ruega por su pronta beatificación.

Feligreses en misa
Miles de seguidores veneran al Dr. José . Gregorio Hernández a cien años de su muerte. Foto. cortesía @acc_candelaria

Vida y obra

El venerable es oriundo de Isnotú en el estado Trujillo, allí nació el 26 de octubre de 1864. Luego de que su madre falleciera y a la edad de 13 años, su padre decidió enviarlo a la ciudad capital para que iniciara sus estudios en un reconocido colegio. Allí demostró sus habilidades para el estudio pues sus excelentes notas le dieron la oportunidad de recibir premios y reconocimientos para posteriormente convertirse en Bachiller en Filosofía.

Hernández inició sus estudios de medicina en la Universidad Central de Venezuela (UCV), carrera que finalizó luego de seis años y en la que demostró un excelente desempeño pues se convirtió en el estudiante más destacado de esta casa de estudios. Cuando se graduó, dominaba varios idiomas: inglés, francés, portugués, alemán, italiano, latín y hebreo.

Cuando se convirtió en profesional de la salud, decidió trasladarse a su ciudad de origen para ejercer y además ayuda a quienes más lo necesitaban. Años después, por petición del Presidente de la República, Dr. Juan Pablo Rojas Paúl, este se traslada a Paris para estudiar en la Escuela de Medicina y luego colaborar en la modernización de esta área en Venezuela.

A su llegada trajo consigo gran cantidad de instrumentos de laboratorio y se le atribuye la introducción del microscopio en el país. Además fue el fundador de varias cátedras en la UCV y publicó más de diez trabajos especiales sobre la salud que fueron reconocidos en todo el continente latinoamericano.

Su religiosidad prevaleció durante toda su vida. Una de sus aspiraciones fue convertirse en sacerdote y logró ser admitido en un monasterio en Italia pero luego de nueve meses tuvo que retirarse por problema de salud. Así mismo, logró ingresar al Seminario de Santa Rosa de Lima y posteriormente viajar a España para continuar su preparación pero nuevamente una enfermedad bloqueó su camino.

Era integrante de la Orden Franciscana Seglar de Venezuela en la que se acrecentó su sensibilidad por servir a todos sus pacientes dejando de lado el poder adquisitivo que estos tuvieran.

Camino a la beatificación

La gran cantidad de personas que creen en él y en su obra, han luchado de manera incansable para que el mismo sea reconocido. Para el año 1986 Su Santidad, el Papa Juan Pablo II, le otorgó el título de Venerable, lo que significa que le faltan al menos tres pasos para convertirse en santo.

En enero de 2019 el cardenal Baltazar Porras, administrador apostólico de Caracas entregó a la Congregación para la Causa de los Santos, del Vaticano, un dossier que hace constar un milagro del Dr. José Gregorio Hernández.

La niña, Yaxury Solórzano Ortega, de 13 años supuestamente fue curada por el «médico de los pobres» el pasado 10 de marzo de 2017 luego de que recibiera un impacto de bala en la cabeza a manos de unos delincuentes en el estado Apure.

Según los pronóstico de los médicos, la menor debería haber presentado alguna anomalía o discapacidad luego de ser intervenida, las tomografías que le fueron tomadas indican que tiene una lesión en el cerebro y a pesar de ello se encuentra en perfectas condiciones.

De manera oficial no se han conocido lo detalles de como sucedió el milagro realmente pero su madre indicó al personal que la atendió y a los párrocos que durante todo el proceso ella rogó a Jose Gregorio Hernández que le salvara la vida.

Actualmente toda la población venezolana y los representantes de la Iglesia se encuentran a la espera del decreto de validez jurídica por parte de la Congregación para las Causas de los Santos en la que verifiquen que este caso cumple con todas las normas vigentes para calificarlo como un milagro.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba