ActualidadActualidad NacionalPolítica

Venezuela se enfrenta a una balcanización del territorio ante el miedo y el silencio de todo un país

El exgobernador del estado Táchira, César Pérez Vivas, denunció que el Estado venezolano ha sido entregado a grupos armados que amenazan la integridad del territorio, con la intención de buscar aliados informales para enfrentar eventuales escenarios que pongan en peligro el control político y militar diseñado por el gobierno de Hugo Chávez y la administración de Nicolás Maduro

Durante su participación en el conversatorio organizado por agrupación civil Democracia y Libertad: “La amenaza de la balcanización de Venezuela”, Pérez Vivas aseguró que al aliarse con estos sectores, el chavismo les dio un modelo de organización para poderlos establecer en el territorio nacional. “Hoy en Venezuela existe una serie de espacios bajo el control de estos grupos armados”, dijo. 

“Esta es una alianza política, militar y económica, mostrada ante el mundo, con justificaciones teóricas con la cual se pretendió y desarrolló la posibilidad de establecer en el territorio venezolano una base de operaciones de los grupos guerrilleros, los cuales buscan constituir un espacio desde nuestro país”, acotó el dirigente político. 

En este sentido, indicó que Venezuela se ha convertido en el santuario de la guerrilla colombiana, quienes se han extendido no solo en los puntos fronterizos, sino que también penetraron en la política a través del Partido Socialista de Venezuela (PSUV) en sectores como Táchira, Mérida y Apure

El exgobernador de Táchira señaló que lo más grave ha sido que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) haya tenido que tolerar la presencia de la guerrilla colombiana y otros grupos, por órdenes del expresidente de Venezuela, Hugo Chávez. 

“He recibido testimonios de oficiales, muchos ya no están activos, a los cuales les dieron instrucciones precisas de evitar cualquier confrontación y colaborar con estos sectores para afinar el trabajo cada unidad puede desarrollar”, dijo Pérez Vivas. 

Asimismo, subrayó que en varias regiones del país, los grupos irregulares mantienen a la población campesina y agricultores bajo amenazas. 

“(…) Eso no es gratis, esto está significando un control del territorio en parte de las fronteras de Táchira y Apure. Y cuando estos grupos entran en conflicto, como acaba de suceder, las diferencias no las resuelven políticamente sino que lo hacen por lo militar (…) Por lo que surgen este tipo de confrontaciones como lo que sucedió en La Victoria, estado Apure”.

Al mismo tiempo, Peréz Vivas aseveró que la frontera occidental le ha ofrecido a la guerrilla colombiana un espacio. 

“(…) Hugo Chávez quería crear una franja en la frontera para establecer un tercer estado con la guerrilla colombiana (…) Estoy convencido que  hay un plan y por eso Maduro le ha dado continuidad, al extremo de ofrecerle hospedaje y ayuda a los comandantes de la FARC”. 

No obstante, el dirigente político afirmó que el tema va mucho más allá, según su punto de vista, la organización y la presencia de estos grupos en territorio nacional buscar explotar y aprovechar las riquezas naturales del país, además del comercio ilícito. 

Aseguró que el chavismo encargó a las  Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) la “seguridad” de instalaciones agropecuarias expropiadas. 

Asimismo, afirmó que en el sur del Orinoco, se han abierto recientemente espacios territoriales ante la apertura minera adelantada por la administración de Maduro, y los cuales son controlados por la FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). 

“Piedad Córdoba comentó recientemente sobre sus conversaciones con el gobernador Jorge García Carneiro donde este justificaba la realización de obras en La Guaira con financiamiento de oro proveniente del Arco Minero”, dijo. 

El dirigente político opositor enfatizó que la abogada colombiana es el enlace que existe entre Nicolás Maduro y los comandantes guerrilleros. 

Por otra parte, Pérez Vivas advirtió que en la actualidad nadie puede entrar a los campamentos mineros ubicados en Guayana, debido a que todos están bajo el control de los grupos armados, situación que también se ha expandido en la ciudad de Caracas. 

“En Miraflores, la Asamblea Nacional y la Plaza Bolívar de Caracas han sido asignadas a grupos armados, también conocidos como colectivos, pero que realmente son pranes o delincuentes comunes”, dijo, al mismo tiempo que acusó a Iris Varela, exministro de Asuntos Penitenciarios, de ser cómplice de estos hechos. 

Sobre ello, destacó como principales ejemplos la presunta alianza entre el chavismo y los jefes de bandas delictivas como Wilexis (Petare) y El Coqui (Cota 905), cuyos sectores fueron declarados como “zonas de paz”. 

“Estamos frente a la asignación de territorio y frente a la tolerancia de grupos armados en distintas partes del país (…) De manera que no es solo un problema fronterizo”, finalizó. 

Pérdida del territorio y  soberanía 

Por su parte, la periodista venezolana experta en temas militares, Sebastiana Barráez, aseguró que el país ha sido testigo de la presencia de la guerrilla colombiana en territorio venezolano desde hace años, incluso mucho antes de Hugo Chávez. 

Sobre este punto, destacó que la antigua Fuerza Armada Nacional era consciente de que el territorio venezolano no podía ser ocupado por los grupos irregulares extranjeros como la guerrilla o paramilitares.

“La guerrilla se instaló progresivamente (…) El sector político venezolano le dio muy poca importancia a lo que sucedía en la frontera porque estaba demasiado lejos de la ciudad de Caracas, como para que existiera interés por ocuparse de esos problemas”, dijo. 

Barráez aseguró que en reiteradas oportunidades advirtieron que Venezuela estaba perdiendo el territorio ante la presencia de la guerrilla y grupos paramilitares. 

Durante su intervención, reiteró que la Fuerza Armada está en el deber de velar por la seguridad del territorio y por la soberanía, por lo que invitó a los ciudadanos a exigir el cumplimiento de la Constitución, sin importar el partido político. 

La periodista advirtió que siempre ha existido un plan o proyecto con el objetivo de quitarle espacio a Venezuela, los cuales serían controlados por los grupos armados irregulares. 

Sobre ello, acotó que el trabajo de los parlamentarios de fronteras nunca ha sido lo suficientemente fuerte para lograr obtener la atención necesaria. “En los últimos años, lamentablemente, hemos tenido varios diputados que no tienen sentido de pertenencia con relación a los estados fronterizos”, dijo. 

Barráez aseveró que la actual Fuerza Armada Nacional debe sentir vergüenza por permitir que los grupos irregulares se enfrenten el territorio venezolano. 

Asimismo, resaltó como “insólito” que algunos voceros de la administración de Maduro se muestren alarmados por la siembra de minas antipersonales en territorio venezolano, cuando dicha situación, había sido denunciada desde hace varios años. 

“Nosotros hemos venido avanzando progresivamente con la ocupación del territorio, mientras el gobierno le ha dado protección y le ha abierto las puertas a los grupos guerrilleros”, dijo Barráez, tras asegurar que estas acciones son consideradas una “traición a la patria”. 

Finalmente, la periodista dijo que parte de la población que habita la franja fronteriza responde a los grupos guerrilleros o paramilitares, y en algunos casos, a los grupos narcotraficantes. 

“Algunos por razones miserables y otros razones económicas, porque no han tenido alternativa (…) Tenemos que insistir en que la Fuerza Armada cumpla con su función. Los militares deben de regresar a los cuarteles, asumir parte de la culpa de lo que ha pasado, que ha demostrado que, lo que no tenemos es el sentimiento de pertenencia del soldado”. 

“(…) Lo que estamos perdiendo es mucho, estamos perdiendo territorio y soberanía”, concluyó. 

La indiferencia, el peor castigo

El conversatorio también contó con la participación del presidente de la ONG FundaRedes, Javier Tarazona, recordó que en la década ciertos personajes políticos agitaban discursos políticos para acceder al Poder, además de promover una lucha contra el Estado para desdibujar su figura y hacer creer que no era necesario. 

A su vez, resaltó que la presencia de la guerrilla en 20 entidades del país, no tiene quince días. “Lamentablemente la indiferencia y el no asumir que la presencia de los grupos armados tenían un propósito: llegaron para quedarse”, dijo. 

Tarazona aseguró que la actual realidad tiene aspectos psicológicos y sociológicos. 

“Tener una sociedad huérfana que ha encontrado en la actuación de los grupos armados la posibilidad de escalar y tener acceso a beneficios, ha sido sin duda algunos, un lubricante en la aceleración de este proceso que se va constituyendo en el país”.

Recordó que los miembros de la guerrilla heridos durante el conflicto con Colombia fueron custodiados por militares venezolanos y atendidos en clínicas privadas del país. 

Según dijo Tarazona, la presencia de grupos paramilitares en el estado Táchira, dejaron hasta 60 homicidios en un mes. “Todo este proceso de normalización de la violencia y la fragmentación de la sociedad, nos han llevado a entender que los grupos armados han generado un proceso de estimulación para modificar el comportamiento colectivo”. 

Destacó que cuando la ONG decidió denunciar el adoctrinamiento y la ideologización de niños en centros educativos de los estados Táchira, Apure y Zulia, “fuimos señalados y criminalizados”. 

“Frente a esto, hay una sociedad indiferente y callada”, lamentó el presidente de Fundaredes.  

Afirmó que actualmente en Venezuela existe una configuración de una balcanización por la pérdida de la soberanía. 

En este sentido, advirtió que la guerrilla ha logrado un adoctrinamiento de la población. “Existen pueblos y comunidades donde las personas defienden a estos grupos, porque estos desarrollan acciones que puedan generar beneficios más o mejores que el estado”. 

No obstante, además del abandono de la frontera por parte de las fuerzas militares del país, también señaló que el Estado dejó de lado las escuelas. Sobre este punto, Tarazona anunció que la población rural en Venezuela ha sido liquidada. 

Resaltó que detrás de la expansión de la guerrilla en Venezuela existe una intención estratégica. 

“En la casa de la cultura de Santa Cruz de Aragua, se desarrollaron las primeras reuniones de fundación de la FARC como partido político, el cual opera en Venezuela y opera recibiendo financiamiento del Estado”, dijo. 

Asimismo, denunció que varias escuelas en distintos estado del país están siendo manejadas por grupos irregulares. 

“En medio de este conflicto en el estado Apure, hemos tenido información de que se han llevado a cabo dos importantes reuniones diplomáticas para el cese al fuego (…) Lo que ocurre en este territorio es una pugna por el control del narcotráfico”, afirmó Tarazona. 

De igual manera, expresó su preocupación por la consolidación de la esclavitud moderna por parte de estos grupos y lamentó que la pérdida de la soberanía no sea un tema prioritario para los diferentes sectores del país, debido al miedo a la persecución política. 

“Llamamos a reivindicar el ejercicio del liderazgo, el ejercicio de la política y el papel que tenemos como ciudadanos”, finalizó.

Para disfrutar del resto del conversatorio, puedes ingresar en el siguiente enlace:

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba