Actualidad NacionalEspecial País

“Xenofobia contra migrantes venezolanos es promovida por partidos de izquierda apoyados por Maduro”

Daniel Murolo – Miranda.-

@dmurolo

Para el politólogo Sergio Graffe no es casual la creciente xenofobia que se registra en Perú hacia los venezolanos, alerta que este cambio de percepción forma parte de un plan comunicacional con objetivos políticos, ejecutado por partidos y grupos de izquierda y financiado desde afuera por gobiernos afines ideológicamente.

Recuerda que durante los primeros años de esta migración masiva, el trato hacia el venezolano que se fue al exterior por parte de los ciudadanos de otras naciones fue respetuoso y solidario, probablemente en un gesto de reciprocidad debido a la historia de Venezuela de ser un país que atendió a miles de migrantes europeos y latinoamericanos cuando sus países padecían dificultades producto de la guerra, conflictos civiles o precarias condiciones socioeconómicas.

“Pero en los actuales momentos se ha observado un creciente proceso xenofóbico, que ha sido promovido y utilizado por partidos de izquierda para acceder al poder al tratar de crear la matriz de opinión de que la mayoría de los que han salido de Venezuela no es como consecuencia de la crisis sino que han sido expulsado por el gobierno de Maduro por ser delincuentes, prostitutas o indeseables”, indicó.

Asegura que un análisis comparativo relacionado con el éxodo de cubanos que salieron de la isla por motivos políticos en la década de los sesenta y subsiguiente, permite ubicar elementos comunes con el fenómeno de la diáspora venezolana sobre todo en la descalificación oficial de ambos gobiernos.

Recordó que el régimen cubano llamó, y llama, “gusanos” a los que se fueron por el Puerto de Mariel o en los Vuelos de La Libertad y ellos tuvieron que cargar con el estigma de “traidores de la Patria” hasta que lograron crear la matriz de opinión de que todos eran unos indeseables cuando en su mayoría pertenecían a una clase media que tenía músculo financiero para aguantar la arremetida de la revolución.

“Igual sucede con los más de 3 millones de venezolanos que se han visto obligados a abandonar Venezuela por la hiperinflación, la falta de comida y medicamentos, la inseguridad, las fallas generalizadas en servicios como salud, transporte o agua potable, porque además de traición a la Patria son expuestos como la peor escoria social por el gobierno de Maduro en un intento por desestimar los motivos reales de este éxodo. Este discurso representa un apoyo argumentativo directo y planificado que sirve a la causa izquierdista”, indicó.

Por otro lado -agregó Graffe- durante los últimos años el andamiaje de presidentes aliados ideológicos que había construido la izquierda en varios países latinoamericanos apoyado en el financiamiento de los petrodólares venezolanos, sufrió un significativo retroceso con el desplazamiento del poder de representantes del Socialismo XXI como en el caso de Brasil, Argentina o Chile; y ante la amenaza de seguir perdiendo espacios continentales, se ha reinventado con un cambio de estrategia como pasó en México con Ángel Manuel López Obrador que siguió contando con financiamiento externo pero “sacrificando” el discurso de hombre de izquierda y más aún, evitar toda vinculación con Chávez, Maduro o el régimen cubano. Esta reingeniería política funcionó y es la misma que pretendieron aplicar en Colombia con Petro y aunque fracasó, van a persistir en otros países.

Brasil ha instalado refugios/Foto: EFE
Brasil ha instalado refugios/Foto: EFE

Caso peruano

El país que cumple con las mejores condiciones objetivas para seguir con el plan de la izquierda para acceder al poder, o retomarlo, según el analista es Perú porque existen tres factores que se relacionan entre sí y que están siendo explotados de una forma determinada y planificada: “el cuestionamiento al funcionamiento del Estado y las instituciones peruanas para satisfacer demandas sociales y de justicia, la masiva presencia de venezolanos en ese país y la cercanía de las elecciones provinciales antes de las presidenciales del año 2021. La izquierda está trabajando en los tres frentes simultáneamente”.

“¿Cómo? El deterioro institucional de los órganos del Poder Público peruano (Presidencia de la República, el Congreso y la Fiscalía), se presenta como un escenario propicio para que partidos y agrupaciones, nacionales y regionales de izquierda como Nuevo Perú, Fuerza Democrática, Frente Amplio, Democracia Directa y otras, se agrupen en una estrategia común para conquistar el poder político del Estado basados en una fuerte crítica comunicacional sobre este déficit de las instituciones públicas y cuyo primer round es ganar las elecciones de este 7 de octubre en las cuales se eligen gobernadores regionales, alcaldes de provincias y distritales, Consejeros (diputados regionales) y regidores (concejales), con candidaturas de izquierda para ir abonando el camino a las elecciones presidenciales de 2021; pero la factibilidad es este plan está supeditado, básicamente, al financiamiento exterior y existe la presunción en la opinión pública peruana de que los recursos no llegan de una manera oficial y pública sino por la vía del aporte proveniente de actividades ilícitas como el narcotráfico”.

Por otro lado, pero relacionado con el tema anterior, la izquierda peruana le da un perverso uso político a la presencia masiva de venezolanos en su tierra sobre la premisa de que no son víctimas del gobierno de Maduro sino que han sido expulsados por indeseables y por tanto el Estado peruano no tendría ningún derecho constitucional de atenderlos como lo ha hecho hasta ahora porque representan una amenaza.

Fotografía del 11 de abril de 2017 de un inmigrante (c) venezolano vendiendo tizanas por el jirón de la unión del centro histórico de Lima (Perú)/ Foto: EFE
Fotografía del 11 de abril de 2017 de un inmigrante (c) venezolano vendiendo tizanas por el jirón de la unión del centro histórico de Lima (Perú)/ Foto: EFE

-Para tal fin utilizan los medios de comunicación tradicionales de radio, televisión y prensa escrita de ese país y de otros aliados como Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Cuba, así como la globalización de las redes sociales y hasta manifestaciones de protestas callejeras para generar un sentimiento xenofóbico contra los venezolanos que pretende un contagio masivo de la sociedad peruana en función al nacionalismo y al patriotismo que se supone debería procurar un “Estado Soberano” en defensa de sus connacionales; incluso los partidos y grupos de izquierda han llegado a acusar a las autoridades peruanas de pagar a estos supuestos “indeseables y prostitutas” la cantidad de 1.600 soles que es mucho más que los 930 de salario mínimo que gana un peruano promedio para reafirmar el mensaje subliminal de que la “izquierda sí defiende a los peruanos de la invasión venezolana” mientras que el gobierno ha facilitado la regularización de los venezolanos al darle carácter de refugiados y otorgar Permiso Temporal de Permanencia (PTP) a 70.000 migrantes venezolanos.

Graffe asegura que desde el punto de vista real este planteamiento eminentemente político no tiene ningún fundamento objetivo porque según cifras oficiales del último estudio “Monitoreo del flujo de la Migración Venezolana en Perú”, realizado por la Organización de Migración Internacional de las Naciones Unidas existen 385.000 venezolanos en Perú y de los cuales el 71 % dijo que solicitaría el PTP y sólo el 23 % que pediría asilo político, cifras que contrastan abiertamente con la pretendida campaña de desprestigio sobre la supuesta presencia masiva de ilegales venezolanos en Perú con comportamiento oprobioso y que desmiente el uso político de un centenar de casos en los cuales sí se han visto venezolanos involucrados en situaciones delictivas pero ese número representa apenas el 0.02% del total de la migración venezolana en ese país.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar