ActualidadDeportes

La «diplomacia del béisbol», por Mari Montes

Si Miguel Cabrera hubiese jugado a comienzos el siglo XX, seguro habría sido uno de los peloteros de la película «Campo de sueños».

Habría jugado en Detroit, probablemente como cuarto bate, escoltando a Ty Cobb, en una llave increíble, con dos de los mejores bateadores de la historia. Saldría en la escena en la que aparecen todas las estrellas, cuando los Medias Negras se cansan  de jugar solos, porque eran ocho, y Joe Jackson cuenta que no invitaron al «Melocotón de Georgia» porque no lo soportaban cuando estaban vivos, licencia de los escritores, porque la verdad es que se respetaban muchísimo, sentían mutua admiración por sus habilidades. Se sabían genios, aunque con estilos distintos, porque Cobb era petulante y no ahorraba palabras y Jackson era más bien tímido en el trato, prefería que hablara su bate.

Miguel Cabrera habría aparecido en ese momento, cuando «Shoeless» Jackson interpretado por Ray Liotta, le presenta a Ray Kinsella ( Kevin Costner) y al novato Archibald «Moonlight» Graham a los nuevos invitados, los «peloteros adicionales» del reparto. Miguelito sonreiría y seguiría soltando el brazo con Mel Ott.

En una secuencia que se usaría para la promoción, Cabrerita le pega un jonrón a Cy Young, llevando la bola hasta los maizales, y de ahí al cielo …

Si se hiciera una versión en el 2100, aparecería Miguel con su número 24, explicándole a Mariano Rivera cómo era que le adivinaba sus envíos.

En la vida real, Miguel Cabrera protagoniza una historia extraordinaria desde que apareció en el mundo del beisbol, incluso antes de ser firmado por Miguel Angel García en 1999, asombrando a todos con su talento natural.

El 18 de abril cumplió 33 años y ya su carrera es legendaria. Como lo aseguró el sabio periodista Peter Gammons: «Miguel Cabrera ya tiene números para estar en el Salón de la Fama». Gammons, desde que Cabrera debutó en 2003, vaticinó que sería uno de los mejores bateadores de todos los tiempos y como era de esperarse, acertó.

Ha tenido tropiezos y lesiones y de todo ha sabido reponerse, así como se ajusta en el plato después de un strike, Cabrera supo corregirse y sobreponerse para seguir su camino a Cooperstown, a los altares de la gloria.

Es el mejor bateador de su tiempo y uno de los mejores de toda la historia, su nombre está inscrito en clubes a los que solo pertenecen unos pocos elegidos de los dioses del beisbol.

Nada de lo que se dice de él ex exagerado, exagerado es su brillante juego, su inteligencia para estudiar a los bateadores, la rapidez con la que recupera y hace creer que batear es como dice Andrés Galarraga, tan sencillo como «ver la pelota y darle». A veces me pregunto cómo es que todavía le pichan.

Llegó a los campos de primavera 2016 temprano, con ansias de novato y compromiso de estrella. Consciente de que a su edad ya no es tan fácil como antes, como levantarse de la cama y salir a dar un batazo inmenso.

Trabajó para llegar en óptimas condiciones para ayudar a los Tigres desde el principio. Sabe que tiene que entrenar mas, que dedicarse a su cuerpo con disciplina y sacrificio y eso ha hecho, como nos contó Omar Vizquel, coach de primera base de Detroit, quien destaca el esmero que le ha puesto Miguel a mantenerse físicamente en forma para rendir como el «caballo» que es. Ahora es cuando queda por verse.

Ty Cobb,  Joe Jackson, Honus Wagner, Babe Ruth, Lou Gehrig, Mell Ott, Hank Greenberg, Joe DiMaggio, Ted Williams, Mickey Mantle, Roberto Clemente, Hank Aaron, Carl Yaztremski, Dave Winfield, Eddie Murray, Reggie Jackson, Ken Griffey Jr…al lado y en ciertos casos, por encima de algunos de ellos, está el nombre de Miguel Cabrera.

Es un privilegio verlo y sí, llena de inmenso orgullo que sea venezolano.

Puede ser que el actor que haga de Miguel Cabrera se gane el Oscar, por su parte Miguel colecciona Bates de Plata, Trofeos de Jugador Mas Valioso y una Triple Corona…

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba