ActualidadDeportes

Ruidos molestos, por Mari Montes

«Un manager de beisbol es un mal necesario». Sparky Anderson.

¿Por qué tenía que ser así? ¿Por qué la designación del manager de la selección de Venezuela para el Clásico Mundial de Beisbol tenía que estar llena de ruido, que es tan nocivo casi siempre? ¿Por qué el señor Edwin Zerpa tiene que exhibir su ignorancia sobre uno de los hombres del beisbol más importantes de nuestra historia, como Oswaldo Guillén? ¿Por qué descalificarlo? ¿Por qué no se calla?

La gestión del señor Zerpa al frente de la Federación Venezolana de Beisbol tiene demasiados años. Con 20 años (aunque no continuos) se convirtió  en un quiste fibroso que en ocasiones supura, como en este desaguisado previo a la elección unánime de Omar Vizquel, cuyo nombramiento fue empañado por la torpeza del mandamás federativo, quien por cierto no se está estrenando con este tipo de comentarios. Su «filosofía», según declaró al periodista Octavio Hernández de Líder en 2012 es: “No importa que hablen mal. Importa que hablen. Así sabes que estás haciendo algo”.

Antes de que se hiciera oficial la votación y el anuncio, Edwin Zerpa, declaró ante la prensa zuliana que le gustaba la opción de Omar Vizquel y según publicó el periodista Augusto Cárdenas, además agregó esta frase que lo dejó muy mal parado: «Oswaldo Guillén está desfasado… Tiene 10 años que no dirige». No hace falta responder quién es el desfasado y desinformado en este episodio, pero alguien debería darle el link de cualquier página deportiva e incluso de Wikipedia, para que compruebe que Ozzie Guillén fue manager en las Grandes Ligas hasta el 2012 y si puede acérquele un ábaco a ver si suma unos cuantos años desde entonces hasta acá. No debió adelantar opinión y mucho menos esa opinión, que aunque lo dejó mal a él, insisto en que creó ruidos innecesarios, el ruido contamina.

La respuesta de Oswaldo Guillén no se hizo esperar mucho, no se distingue el único manager latinoamericano que ha ganado una Serie Mundial,exc por la prudencia de sus palabras y esta vez no iba a ser diferente.

Guillén aprovechó la rueda de prensa para informar sobre su elección como manager de Los Tiburones de La Guaira, para responder a los desatinos del enquistado presidente de la Federación en su mejor estilo, luego de afirmar que es necesario  realizar un cambio en la institución para buscar mejores resultados: «Desde hace más de 41 años no quedamos campeones en un evento internacional, y Zerpa desde ese tiempo ya manejaba la federación, tiene ciento y pico de años sin hacer nada y cuando una persona no sirve, hay que botarla».

La gestión de «ciento y pico de años» de Zerpa, fue intervenida hace unos años, cuando la esgrimista Alejandra Benítez fue ministra de deportes. Entonces se designó una junta para que se hiciese cargo de la institución y el decreto apareció en la Gaceta Oficial 40.18. Nada sucedió entonces, la intervención no llevó a ningún lado, ni siquiera se convocaron elecciones y luego de la salida de Benitez, aunque durante la gestión de Antonio Álvarez aun no se le reconocía como presidente de la FVB, Zerpa supo mantenerse en ese limbo y cuando llegó el ministro Pedro Infante, propició el acercamiento que lo devolvió al organismo.

La intervención ejecutada por la ministra Benítez tuvo su origen en el cierre presentado por Edwin Zerpa correspondiente al período 2009-2011. Esas cuentas de 2011 fueron la causa de las denuncias contra Zerpa, en 2012. Los ex miembros del Consejo de Honor de la FVB, Andrés Muñoz y Ernesto Capella, lo acusaron de presentar un balance plagado de irregularidades.

Nada se supo de la gestión de la junta interventora integrada por Luis González, en la presidencia; Paúl Allen y Orlando Montero, quienes, según el decreto, debieron llamar a elecciones en los tres meses siguientes a la aparición de la gaceta, pero nada pasó.

Nada quedó claro. No se sabe si la intervención tuvo base o si fue un capricho de la ministra Benitez o de alguien cercano a ella. No se llamó a elecciones y Zerpa permaneció envuelto en el manto de la opacidad, que sin duda le ha sido conveniente, al menos y que responde a su «filosofía» que consiste en que hablen.

Por su parte, el nuevo manager designado, Omar Vizquel, se enteró primero por amigos y periodistas que había sido designado. Aunque todavía no se había producido la elección, que ocurrió el lunes 15 de febrero, en plena final de la Serie del Caribe se dijo que Oswaldo Guillén había sido descartado y que sería Vizquel el elegido. El 11 veces Guante de Oro se alegró de saber la noticia, pero aunque manifestaba su ilusión, mantenía reservas porque aún no habían conversado con él.

En cuanto a Omar Vizquel, ha vestido el uniforme de la selección de beisbol de Venezuela desde que fue campeón en pre infantil y estoy segura que lo llevará con la misma emoción e ilusión. Su experiencia como pelotero activo de un cuarto de siglo en las Mayores y los 4 años como coach serán determinantes, además de su liderazgo y ascendencia en los jugadores. A Miguel Cabrera, por ejemplo, la noticia le alegró «es mi ídolo desde niño». El maracayero tenía en su cuarto un afiche del campocorto caraquista. De las cualidades de Vizquel no hay dudas, hay preferencias por él o por otros, en las primeras reacciones en las redes hay quienes han señalado su falta de experiencia dirigiendo.

Mi opinión es que esa falta de experiencia dirigiendo no será un handicap, somos amigos desde niños y estoy segura de que esa carencia ya la convirtió en un reto, es un hombre que sabe escuchar, que sabe medir sus palabras con la misma elegancia que medía los batazos y además conoce a los jugadores, de la Vinotinto y de sus rivales y esos son intangibles que pueden dar buenos resultados.

Oswaldo Guillén cerró el tema de la Selección con esta frase: «Ojalá Venezuela gane, yo voy a llorar si quedan campeones, ojalá se pueda lograr para el país, tendrán todo mi apoyo».

Subo esa expresión a la marquesina, es el sentir de toda Venezuela, las palabras de Zerpa, mejor las dejamos para el olvido. Reza una frase muy pronunciada del beisbol: «No lo hagamos pitcher» y otra del refranero popular recomienda: » A palabras necias, oídos sordos».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba