Calidad de VidaSalud y Bienestar

El venezolano tiene oportunidad de reinventarse ante el desarraigo

Giselle Gil Catalano
@GiselleGilC

Emigrar o quedarse en el país son los dos caminos por los cuales transitan los venezolanos. Irse o seguir viviendo en la tierra natal igual implica una serie de duelos y hasta desarraigos, porque hace falta la familia unida y las costumbres que eso implica.

También juega un papel importante el hecho de que se extraña el país, el de antes, aunque se esté fuera o dentro de él. Los cambios son tan bruscos que el drama por una nación en crisis lo están viviendo todos los venezolanos y es una realidad que no se puede borrar aún cruzando las fronteras.

Ante esta realidad, María Cecilia Ballesteros, psicoterapeuta especialista en terapia familiar y en el área de salud, afirma que el venezolano está atravesando una situación de desarraigo que representa un llamado a la creación de nuevas estructuras.

“Un tremendo desarraigo, una tremenda falta de seguridad, una anarquía”. Ballesteros explica que la realidad que el venezolano vive hoy es de plena conciencia sobre lo que esta pasando y que, para poder hablar de la realidad, reconocerla es clave, “porque negarla sería una total locura, creo que la información, el conocimiento de donde estamos es de vital importancia para saber a dónde nos vamos a dirigir”.

Ballesteros sostiene que el venezolano está invitado “a redescubrirse, a salir de una histórica necesidad de dependencia muy vieja”
Ballesteros sostiene que el venezolano está invitado “a redescubrirse, a salir de una histórica necesidad de dependencia muy vieja”

Ballesteros sostiene que el venezolano está invitado “a redescubrirse, a salir de una histórica necesidad de dependencia muy vieja”, mientras afirma que ya muchos venezolanos lo están haciendo.

“Si algo no funciona tú tienes la posibilidad de descubrir lo que sí funciona y por eso estamos así los venezolanos, valorando lo que perdimos, o lo que hicimos mal, porque también hay que considerar lo que hicimos mal”.

María Cecilia reconoce que la situación del país genera un “despertar” ante lo que queremos y a la posibilidad de ver nuevas realidades.

“Es un cambio hacia un nuevo paradigma. A veces (necesitamos) las cosas ‘gordas’, altamente visibles, bien representadas, para tú decir ‘esto no’, ‘te lo agradezco pero no’, como la canción, llega un punto en que eso lo terminas viendo”, señala Ballesteros.

El venezolano, al verse en esta ausencia de estructura, en ese “desarraigo” tiene la oportunidad de crear cosas nuevas. Ante esta realidad Ballesteros comenta: “Una persona tiene una crisis, se le mueve todo, necesita una nueva estructura, todo esta movido, entonces tú puedes crear lo que tú quieras”.

“Hay una parte de ver la realidad y la otra es qué haces con ella”

Para Ballesteros hundirse en la realidad o despegarse de ella no representa el crecimiento, sino: “Saber que eres cocreador de algo nuevo que necesitamos, una persona que no pierda contacto con la realidad pero que a su vez se sienta creador de una nueva realidad”.

Con ello, la especialista reafirma que entre las opciones para lidiar con la realidad que vive el ciudadano común hay dos que son clave:

“Sentirnos cocreadores de realidades y reforzar la importancia que tienen los vínculos. Definitivamente no ir por el camino del aislamiento y de la desconexión”.

María Cecilia resalta que los venezolanos tenemos una invitación a ser creadores de un cambio social que es forjado por la disfunción política y económica. Y que este cambio depende de nuestras actitudes “de dónde estamos en las circunstancias, pero a pesar de las circunstancias, pues estamos por encima de estas» lo que asegura que nos permite «poder decidir cómo nos relacionamos con todo los que nos rodea”.

Para Ballesteros:

“Una mirada individualista, para todos los venezolanos, en estos momentos no es una buena invitación, de ahí que estos aspectos: políticos, sociales y económicos, vuelvan la mirada hacia lo social”.

A lo que suma la importancia de los vínculos y “a estas redes donde te puedes sorprender de lo que puede suceder de unos para los otros”. Es este movimiento social el que nos lleva a los vínculos “con nuestras posibilidades internas y a ver este vacío interior como la posibilidad de generar en él las cosas, ese vacío que es el caldo de cultivo para poder crear nuevas realidades”.

“Cuando la estructura esta ensamblada nosotros nos movemos en las estructuras” reconoce Ballesteros. Pero, a la vez, señala que ésta falta de estructura en la que vivimos es la oportunidad de despertar ante lo que queremos, mientras reconocemos que lo inmediato está determinando nuestras vidas. Ante esto, propone que tomemos decisiones “para poder sentirte creador de cualquier decisión que funcione para ti y para tu país”.

Con este pensamiento la especialista agrega:

«Esa claridad de objetivos, eso que queremos y visualizamos y lo deseamos con el corazón, es lo que nos permite crear, y aquí es donde nuestra pasión como ciudadanos actúa a nuestro favor, esta es la base de una Venezuela que sabemos que está, a cualquiera que le preguntes te dice que está, esta Venezuela está, existe y late. Está viva.»

Culmina resaltando la fe del venezolano en Dios:

“Cuando nos sentimos de verdad necesitados, pequeños… transitando la falta, con estructuras que ceden porque no funcionan, en el vacío… que dices ‘un verdadero ayúdame’ es allí cuando obra Dios cosas maravillosas”.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar