AutoayudaSalud y Bienestar

Píldoras para el alma

Con la dinámica actual, resulta un desafío cultivar el espíritu. Sin embargo debemos buscar la manera de hacerlo, debido a que ello nos permite nutrir, alimentar, curar, restaurar y renovar el alma.

Renuévate

Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos
Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones, y períodos de crisis

Puedes comenzar por renovarte interna y externamente. Verte desde otros ángulos, por ejemplo introspectivamente. Cambia la manera en que te vistes, incorpora en tu estilo de vida elementos que guarden cierta conexión espiritual con tus ancestros, tu país o la divinidad.

Esto además de ser muy divertido te conecta con energías de elevadas frecuencias. Hazlo con consciencia, no se trata de moda. Descubre lo trascendente tras lo superficial. Japa malas, rosarios, dijes, relicarios, pulseras, cristales, medallones antiguos, camafeos. Que cada elemento que integres en tu vida, tenga un significado profundo para ti. Hónralo y disfrútalo.

Como parte de ese proceso de renovación deja partir aquello que no uses. Permite que la energía fluya. Sé un río de agua viva, no un pozo de agua pantanosa y revuelta. Aquello que no usas, hace tiempo que no te pertenece. Es bonito permitir que las bendiciones fluyan a través de nosotros hacia otros. Cuando amontonamos las bendiciones en nuestras vidas, corremos el riesgo de quedar espiritualmente estancados, emocionalmente separados e intelectualmente cínicos. Rompe la represa y deja que las bendiciones fluyan como un río. La frescura está en el flujo.

Identifica tus bendiciones

Seguramente lo has oído hasta la saciedad: cuanta tus bendiciones para que puedas agradecerlas. ¿Pero cómo identificarlas?Visualizar lo que se desea es un buen comienzo

A menudo pasamos por la vida ajenos al bien que fluye hacia nosotros. Prueba este ejercicio espiritual durante una semana: Al final del primer día, identifica una bendición que recibiste por parte de algún familiar. Al final del segundo día, una bendición de un vecino. Tercer día, de un amigo. Cuarto día, de un colega de trabajo. Quinto día, de un extraño. Sexto día, de un niño. En el séptimo día, una bendición que vino de alguien que consideras un «enemigo» (porque en realidad no existen). Te asombrarás de los resultados.

Una vez que veas cuántas bendiciones recibes, repártelas a manos llenas. Bendice y comparte palabras de aliento, Amor y Luz a todos con quienes te cruces. Sé creativo con el lenguaje y pronuncia palabras que elevarán y alentarán a otros. Edificarás sus espíritus y el tuyo.

Haz tiempo para curar un corazón herido, para extender la bondad a alguien que realmente necesita un amigo, o para ayudar a recoger piezas de un sueño roto. Haz lo que puedas hoy, para irradiar el amor incondicional de la Divinidad que eres.

Ten fe, cree y suelta

www.taringa.net

No tenemos el control de nada, eso es difícil entenderlo. Pero si podemos hacer muchas cosas, podemos edificar sueños, construir vidas, estimular logros.

Podemos construir proyectos, paso por paso, pieza por pieza pero sin olvidar que no estamos solos en el camino. Que hay todo un mundo espiritual que aunque no lo vemos está allí. Conectemos con él, aprendamos a utilizar el poder del pensamiento para impulsar nuestras metas, y reconozcamos la sabiduría divina en cada uno de nuestros actos.

Aprendamos a confiar en aquello que nos trasciende, y a volver a él nuestras cargas más pesadas. El culparnos, torturarnos y auto-lacerarnos no nos hará triunfadores. Al contrario, nos resta la energía que necesitamos para evolucionar.

Se Paz y Luz, Namasté 

Twitter: @lidia_nester
Instagram: @artesalud
Facebook: https://www.facebook.com/lidianesterint
Web: www.lidianester.com y www.artsaludint.com

Si deseas conocer más, te invitamos a participar en nuestros talleres, diplomados y formaciones. Para información sobre terapias a distancia en cualquier parte del mundo escribe a artesalud

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar