Salud

Apoyo psicológico es esencial para los pacientes con cáncer

Para muchos pacientes oncológicos, aceptar y llevar una batalla contra el cáncer termina siendo muy difícil. La respuesta psicológica del paciente y de familiares es un punto indefinido, pues no existe un patrón igual para todos los diagnosticados.

La psiquiatra Susana Arocha señaló que “existe una respuesta inicial de shock o impacto, acompañada de negación o evasión del diagnóstico y la búsqueda de explicaciones, como: “esto es una confusión”, “no debe ser así”, “el diagnóstico está errado”. Aparecen sentimientos de incertidumbre, miedo al futuro, culpa, miedo a llegar a la incapacidad, al sufrimiento, a la imposibilidad de vivir o cumplir metas y, por supuesto a la muerte”, lo cual se puede cambiar. Desde ese momento, comienza un proceso de diferentes etapas hasta lograr que la persona acepte y se adapte a la realidad, explicó.

Soporte familiar y profesional         

El primer apoyo que debe recibir el paciente oncológico es familiar. “El compartir sentimientos, acompañarse y apoyarse mutuamente es esencial, no debe buscarse culpable, (ya que no lo hay en la aparición del cáncer). Igualmente importante es hablar de la situación, sus miedos y, sobre todo,  respetar sus decisiones, tiempos de adaptación y diferencias”, indicó Arocha.

Por otro lado, está el apoyo profesional que debe ser dado por un psicólogo clínico o psiquiatra con experiencia en esta área de asistencia, lo que no implica que la persona que lo reciba es débil. El especialista hace un diagnóstico de la situación, síntomas y reacciones del paciente y familiares cercanos, así como de las relaciones entre ellos, para así poder ayudarlo a afrontar mejor la difícil circunstancia, dándole herramientas para lograrlo.

“La idea es aclarar dudas y confusiones, orientar, modificar conductas inadecuadas o que estén interfiriendo, manejar emociones y pensamientos, mejorar relaciones, y si es necesario tratar médicamente al paciente y acompañarlo durante todo el proceso de la enfermedad”, explicó la psiquiatra.

La Clínica de Prevención del Cáncer (CPC) de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV) brinda esa asistencia a pacientes y familiares que así lo requieran, ya sea por referencia de su médico tratante o por propia petición. Este centro funciona de lunes a viernes de 7:00 a.m. hasta la 1:00 p.m. y está ubicada en la avenida Norte 3, Canónigos a Esperanza, N° 43, de la parroquia Altagracia, Caracas.

Recomendaciones para el paciente

-No enfrentar solos el problema.

-Hablar de sus sentimientos con personas de confianza y no ocultar la enfermedad.

-Aclarar las dudas con el médico oncólogo.

-No anticiparse a eventos que no se sabe si van a suceder.

-No abandonar las actividades normales y agradables que puedan realizar.

-Si se torna difícil manejar las emociones, buscar ayuda profesional

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba