AmbienteCiencia y Ambiente

Así se organizan los pájaros para volar en bandada

Investigadores de Reino Unido, Alemania y Austria estudiaron el ibis eremita y rastrearon cómo estos pájaros de la familia de los pelícanos mantienen una formación en «V» cuando emigran, como hacen también otros pájaros.

Los científicos averiguaron que los pájaros hacen turnos para ponerse en la situación de líder de la bandada, que exige un gran derroche de energía.

Esto permite que cada pájaro se beneficie del aire favorable producido por las alas del pájaro que va primero.

Los resultados de la investigación se publicaron en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

El investigador principal del estudio, Bernhard Voelkl, del departamento de zoología de la Universidad de Oxford, le explicó a la BBC que quería saber cómo trabajan juntos los pájaros para lidiar con el «muy alto coste» de la migración.

«Estos pájaros van de Austria a Italia, haciendo un viaje de 1.500 kilómetros», explica. «La mortalidad es muy alta. Un 30% de los más jóvenes no sobreviven a la primera migración».

En parejas

Los investigadores fueron capaces de seguir a cada pájaro de la bandada, gracias al proyecto conservacionista Waldrappteam en Australia, que crió a los ibis eremitas y los entrenó para volar detrás de un ultraligero.

El objetivo de este proyecto inusual es devolver a estos pájaros a Europa.

La especie desapareció en el continente debido a la caza, así que los científicos quieren entrenar a los pájaros para que realicen una ruta migratoria que se había perdido.

Los registros de datos con GPS que llevaba cada pájaro permitieron a los científicos conocer sus posiciones exactas.

Un análisis detallado de cómo cambiaban de posición los pájaros en medio del vuelo mostró que los animales trabajaban en parejas e iban cambiando posiciones entre líder y seguidor.

«Lo que vimos fue que, para cada pájaro, hay una correlación muy clara entre el tiempo que pasaba liderando y el tiempo que pasa siguiendo a otro pájaro», dice Voelkl.

«El tiempo que el pájaro A está delante del pájaro B está correlacionado de forma casi exacta con el tiempo que sucede a la inversa. Actúan por turnos».

Los investigadores esperaban encontrar que los pájaros cooperaran de alguna forma, pero se sorprendieron de que el patrón fuese tan evidente y el mecanismo tan simple.

«Es crucial, porque estas migraciones son muy duras para los pájaros», dice Voelkl.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba