Deportes

A un año de su debut, Ronald Acuña Jr rumbo al éxito

Hace un año, Ronald Acuña se dirigió a los medios de comunicación en el Great American Ballpark antes de su debut en las Grandes Ligas.

Los Bravos habían perdido los dos primeros juegos de la serie ante Cincinnati. Atlanta decidió hacer una promoción para el mejor prospecto del béisbol, que había sido comparada con una gran cantidad de miembros del Salón de la Fama.

Acuña llevó su arrogancia y energía al home club de los Bravos, inyectando un nuevo nivel de confianza en la franquicia. Ganaron los siguientes dos juegos, el segundo de los cuales contó con el primer jonrón de Acuña y dejó una de las temporadas más memorables en la historia del equipo.

«Lo recuerdo como si fuera ayer», aseveró Acuña, recordando su debut a través del intérprete del equipo. «Definitivamente he disfrutado mi tiempo aquí, y he aprovechado al máximo. Eso es una cosa que nunca va a cambiar. Siempre voy a jugar con la diversión porque es lo que quiero hacer, es mi pasión».

Los Bravos, casualmente, están de vuelta en Cincinnati un año después del debut para el Novato del Año en 2018. La historia de primer año de Acuña no se puede contar sin una decisión clave: para desencadenar una ofensiva estancada, los Bravos lo llevaron al lugar de salida después de la pausa del Juego de Estrellas.

Estalló, trayendo un entusiasmo sin precedentes y momentos de asombro, a veces todos los días, en camino a ser el novato del año. Más importante aún, su despegue impulsó a los Bravos a un título de la Liga Nacional del Este después de que estuvieran atrapados en las profundidades de la división durante años anteriores.

«Tengo un gran asiento para ver jugar a este joven», indicó el manager Brian Snitker. «Lo mejor que puedo hacer es mantenerme alejado de su camino».

Desde su debut, Acuña ocupa el octavo lugar en las mayores con un OPS de .931. Ha alcanzado 30 jonrones en su carrera antes que cualquier jugador de la franquicia. Trajo a los Bravos nuevamente al centro de atención, convirtiéndose en un punto de conversación popular para la televisión y la radio, mientras que regularmente agracia a cada publicación alusiva a la próxima «superestrella del béisbol».

Acuña, de 21 años, evita hablar de sí mismo. No se trata de rivalizar con Mike Trout como el mejor jugador del deporte. Mientras que él posee una profunda confianza, Acuña asegura no dejará que se convierta en arrogancia. Independientemente del estado y el dinero.

«Siento que siempre he sido así, incluso de niño», expresó el jardinero de los Bravos. “Nunca he sentido ninguna razón para cambiar, ya sea que tenga fama y notoriedad o no. No hay razón para cambiar».

El hecho de que incluso sea una discusión en este punto es alucinante, pero los primeros 111 juegos fueron tan impresionantes que dejó una línea ofensiva de .293 / .366 / .552 con 26 jonrones, 26 dobles, 64 carreras impulsadas y 16 robos. Eso a pesar de perder un mes con una lesión en la rodilla.

«Creo que a todos les gustaría tener ese primer año», añadió Snitker con una sonrisa, su expresión habitual al hablar de Acuña.

En realidad, se siente como si hubiera estado aquí por más tiempo. Pero lo ha hecho muy bien. Ha hecho todo lo que esperamos. Ha hecho todo lo que mostró, el tipo de jugador que era cuando lo vimos en el entrenamiento de primavera. Él no ha decepcionado a nadie.

El venezolano reúne todas las cualidades de lo que identifica a un jugador de franquicia: se deriva del talento. Su carisma, su comercialización en general, su frescura en un deporte que a veces es obsoleto, lo hace atractivo para todas las edades, encanta a cualquier público.

Su año de novato estuvo plagado de momentos memorables. Conectó jonrón en cinco partidos consecutivos. Torturando a los Marlins lo suficiente como para que decidieran golpearlo en lugar de intentar trabajarlo con lanzamientos. Luego un grand slam en el primer juego de postemporada de SunTrust Park.

Pasos del Jugador Más Valioso

En la organización de los Bravos de Atlanta, las mentes más curiosas de la oficina principal querían saber si sus ojos les estaban diciendo la verdad. Que un joven de 17 años realmente estaba preparado para golpearle a la pelota como los adultos en las Grandes Ligas.

Ronald Acuña Jr era el segundo prospecto en los rankings de MLB Pipeline y con su llegada causó gran emoción al ver cómo destrozaba a los lanzadores de las menores, luego se venía un reto mayor, asumir con madurez las Grandes Ligas.

Aproximadamente en 2014, el venezolano firmó con los Bravos por 100,000 dólares. Se suponía que debía ser de la franquicia de los Reales de Kansas City, pero los Bravos se adelantaron el día de la firma internacional, el 2 de julio, con una oferta de bonificación más fuerte. Así Atlanta pronto reconoció la fortuna que valía el venezolano.

Tiempo después, Atlanta sabía que no seguiría siendo un secreto por mucho más tiempo. Las manos no solo parecían rápida cuando se alistaba para hacer el swing. El sonido cuando hacia contacto no solo era poderoso. Existían estadísticas reales para contextualizar quién era Acuña Jr.

Al año siguiente, cuando saltó de Clase A a Triple-A, mejoró en cada paso del camino, y el mejor beisbol del mundo comprendió lo especial que podía ser el criollo. Luego, el año pasado, cuando llegó a la MLB, -todavía sin poder comprar legalmente una bebida alcohólica- superó las expectativas que no podrían haber sido mucho más altas y se alzó con el Novato del Año 2018.

Ahora, un año después de su debut, cuando se ha garantizado 1.000 veces ese bono de firma original y se ha establecido como todo lo que los Bravos pensaron que podía ser, lo que le queda al venezolano por capturar son las joyas de la corona: El trofeo de Jugador Más Valioso, el anillo de la Serie Mundial y un lugar en el Olimpo del beisbol.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba