Deportes

Administración de Nicolás Maduro intervino al equipo de los Bravos de Margarita

El nombre del equipo de los Bravos de Margarita ha resonó fuertemente a lo largo del pasado fin de semana, luego que funcionarios de la administración de Nicolás Maduro intervinieran la novena que forma parte de los activos de Tobías Carrero Nácar.

La medida forma parte del proceso de embargo dictado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que afronta Carrero por un monto de 54 millones de dólares, en el que también se vieron afectadas las empresas Multinacional de Seguros C.A., Seguros Guayana C.A, Interbank Seguros C.A. y Adriática de Seguros C.A., que también son parte de su propiedad.

La junta interventora que preside Julio Villarreal, se presentó en las instalaciones del estadio Guatamare de Porlamar para sostener una reunión con el gerente general Yves Hernández y luego se marchó sin precisar los cambios que este proceso podrían generar en el conjunto insular.

El equipo se ve inmerso en esta medida, dado que forma parte de los bienes de Carrero, quien fue demando por incumplimiento de contrato a la compañía C.V.G. Industria Venezolana de Aluminio, C.A. (C.V.G. VENALUM),  razón por la cual el Poder Judicial indicó que la aseguradora quebrantó el contrató que ambas partes habían acordado y firmado con la estadal, al no cancelarle los daños causados en una celda de producción de aluminio en el año 2003.

Carrero quien también es accionista minoritario de los Marlins de Miami, adquirió la franquicia de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional en el 2006 bajo el nombre de Pastora de Los Llanos. Tras haber negociado con la familia Finol, los propietarios originales desde que el equipo nació bajo el nombre de Petroleros de Cabimas en 1991, llegaron al acuerdo de mudarla al oriente del país.

La junta ad hoc dispuesta por el TSJ de Maduro, contará con amplias facultades de administración, control, vigilancia y hasta disposición de las diversas atribuciones que poseen las máximas autoridades en las sociedades mercantiles, razón por la cual asumiría todas y cada una de las competencias y toma de decisiones del equipo.

A la fecha no ha habido un pronunciamiento oficial de la LVBP, sin embargo la situación genera gran revuelo e incertidumbre, dado que los Bravos de Margarita se convertiría así en el tercer equipo de la pelota rentada local que pasa a manos del Estado, una situación que podría poner en riesgo su partición en la próxima temporada.

Y es que el conjunto de Margarita podría correr el mismo destino que los Navegantes del Magallanes y los Tigres de Aragua, novenas que se encuentra vetadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del gobierno de Estados Unidos (OFAC), organismo de control financiero del Departamento del Tesoro. Dentro de las sanciones que impuestas por este organismo, destaca e hecho de no permitirles a los peloteros que formen parte de la MLB y sus filiales poder ver acción en la LVBP.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar