Deportes

Alaphilippe logra el triunfo en Épernay y se viste de amarillo

Épernay, la capital del champán, entre viñedos y célebres bodegas, fue el escenario este lunes de una portentosa exhibición del francés Julian Alaphilippe (Deceuninck Quick Step), quien sorprendió con un ataque en los últimos 16 kilómetros que le permitió ganar la tercera etapa y enfundarse el maillot amarillo.

Un ataque letal, marca de la casa de un guerrillero del pelotón, de 27 años, doble ganador de la Flecha Valona, de la Milan-San Remo y la Strade Bianche, que decidió aprovechar un final propicio para levantar los brazos ante la reacción inútil de los favoritos de la general.

Alaphilippe atacó en la cima de la Cota de Mutigny, alcanzó al belga Wellens que marchaba escapado y ya no le vieron la perilla que luce hasta meta. Una demostración que rubricó con un tiempo de 4h.40.29 en el trayecto de 215 kilómetros entre la localidad belga de Binche y la francesa de Épernay.

Un latigazo que dejó plantado al pelotón principal, que cruzó la meta a 26 segundos del francés, con Mathewws y Stuyvens al frente, y Van Avermaet, Sagan y Bernal entre ellos. Se produjo un pequeño corte y perdieron 5 segundos candidatos como Geraint Thomas, Nairo Quintana, Mikel Landa, Fuglsang y Bardet.

No aguantó el líder Mike Teunissen, que pasó un calvario en las pequeñas pero explosivas cotas del menú del día. El jefe ahora es Alaphilippe, el rey de la montaña y ganador de dos etapas en 2018, seguido del belga triple campeón del mundo de ciclocross Wout Van Aert (Jumbo Visma) y de su compañero holandés Steven Kruijwick, a 20 y 25 segundos.

Entre los favoritos el líder real del Tour es el colombiano Egan Bernal (Ineos), sexto a 40 segundos, seguido del defensor del título Geraint Thomas a 45 y del español Enric Mas, octavo a 46.

Quintana: «Hemos salvado un día nervioso y peligroso»

El colombiano Nairo Quintana se mostró satisfecho de haber salvado este lunes una etapa «nerviosa y peligrosa» en el Tour de Francia.

«Hemos corrido adelante, bastante juntos en el equipo, la idea era salvar estos días tan nerviosos y peligrosos», dijo el ciclista del Movistar.

«Teníamos el objetivo de meternos en los cortes y cuando se ha producido uno se ha metido Mikel Landa y yo me he quedado guardando la posición», señaló.

«En la etapa de hoy había montañas muy cortas, la gente potente va fuerte y eso hace que se fraccione el grupo y sea más fácil rodar», agregó.

Quintana se protegió rodando en la parte delantera del pelotón, lo que le llevó a sumar algún punto en la clasificación de la montaña. «No se sabe más adelante lo que va a pasar. Estoy bien y trato de librar estos días», dijo.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar