Deportes

¡Alta tensión! Barcelona y Real Madrid lucharán por el liderato en el clásico

Un duelo de alta tensión será el que protagonizarán este fin de semana el Barcelona y el Real Madrid en el marco de un nuevo clásico, en el que el equipo que resulte ganador pasará a liderar la clasificación de LaLiga.

Este partido significará una presión extra para el Atlético de Madrid, dado que el conjunto merengue viene de exhibir un buen nivel ante el Liverpool, mientras que el equipo blaugrana ha venido mostrando un excelente desarrollo en el torneo doméstico.

Al finalizar la primera parte de la temporada, era complicado imaginar que en el clásico de abril saldría el nuevo puntero, menos podrían apostar porque pudieran ser el Real Madrid o el Barcelona, dada la gran distancia que en su momento tenía el club que dirige Diego Simeone.

Y es que el desplome del conjunto rojiblanco significó la vuelta a la regularidad a los puestos de vanguardia de los dos equipos más emblemáticos del fútbol español.

Para que el Atlético pueda mantener su liderazgo tendrá que dominar el domingo al Betis, sin embargo tendrá que afrontar el juego con bajas importantes, dado que no contará con el uruguayo Luis Suárez y Marcos Llorente. Para ese entonces ya sabrá cuál de los dos rivales se posicionará mejor para darle la batalla por el título.

Ambos vienen de un par de buenas rachas. Los de Zinedine Zidane suman 12 partidos sin conocer la derrota, además de aglutinar 30 goles a favor por tan solo siete en contra. En tanto el equipo de Ronald Koeman viene de hilvanar 13 victorias en las últimas 14 salidas, de ese total ha logrado un total de nueve triunfos al hilo lejos del Camp Nou.

Real Madrid con buenas expectativas

Archivo: EFE

El conjunto merengue experimenta un buen envión anímico, tras lograr una victoria de 3-1 ante el Liverpool en la Liga de Campeones. Y es que el único representante español en la justa europea, mostró un gran nivel de juego a pesar de las bajas defensivas de Sergio Ramos, Dani Carvajal y Raphael Varane.

El juego ante el conjunto inglés fue el partido soñado del brasileño Vinicius que con un par de dianas lideró la ofensiva del Madrid, sumado a ello los goles de Marco Asensio en sus cuatro últimos encuentros. Todo ello forman parte de los motivos que lanzan el optimismo antes de un clásico en el que la principal preocupación es la diferencia en el desgaste físico ante un rival que no tuvo partido entre semana.

Es un factor que provoca que Zidane medite introducir novedades o mantener lo que tan bien funcionó en ‘Champions’. La imagen imponente de Militao, el poderío del centro del campo con tres pilares intocables, la línea goleadora de Benzema con goles en las seis últimas jornadas de Liga y el reto de volver a marcar en un clásico casi cuatro años después. Los cambios pasarían por el regreso a un sistema con tres centrales. Provocaría el paso de Mendy al centro de la zaga y la entrada de Marcelo en el carril izquierdo.

Para ello, tendría que salir del once Vinicius, poco probable tras el liderazgo mostrado ante el Liverpool y el paso al frente en la definición con su doblete, o Marco Asensio en racha goleadora. Eden Hazard sigue fuera mejorando su físico y el uruguayo Fede Valverde, clave en el triunfo del Camp Nou en la primera vuelta (1-3), también cuenta con opciones si Zidane decide meter músculo y renovar energía en la medular.

Barcelona enfila su armamento para asaltar el liderato

El Barcelona aterriza en Madrid con el objetivo firme de dar el salto al liderato. Y eso que no hace tanto era un equipo a la deriva. La situación institucional, sin presidente desde octubre y con una crisis económica galopante, tenía un reflejo en la situación del equipo, que no acaba de levantar el vuelo. De hecho, llegó a estar doce puntos por debajo del Atlético de Madrid (26-14) a principios de diciembre tras su derrota en Cádiz.

Pero poco a poco, Koeman dio con la tecla. Con tres centrales y dos carrileros, su equipo fue creciendo. Apareció Dembélé, Messi seguía a lo suyo, Frenkie de Jong fue un jugador diferencial e incluso Sergio Busquets era otro. El Barsa desde aquel partido en Cádiz no ha vuelto a perder y en los últimos diecinueve, ha conseguido 51 puntos sobre 57 posibles; el Atlético, 40.

Por eso el partido ante el Real Madrid es crucial. Si los de Koeman no salen derrotados de Valdevebas, el Barcelona habrá dado un paso de gigante cuando quedan nueve partidos para el final de LaLiga.

El técnico holandés está pendiente de la recuperación de Gerard Piqué o de si decide alinear al uruguayo Ronald Araujo, dos jugadores que obligarían a darle una vuelta al once, puesto que si juega cualquiera de los dos; Frenkie de Jong pasaría a actuar en la medular. Y como consecuencia de ese cambio de fichas, quien podría quedarse fuera del once es el francés Antoine Griezmann.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba