Deportes

Andrés Lage reajusta sus entrenamientos y mantiene el foco en Tokio 2020

El velerista venezolano asegura que cumplió parte de su sueño al conquistar el cupo olímpico, ahora su reto estará en hacer historia en la justa, ya que se plantea avanzar a la final y luchar por una medalla

A finales de noviembre del 2019, el nombre del velerista venezolano Andrés Lage acaparó la atención de propios y extraños. Y es que el criollo de 28 años se había convertido en el quinto clasificado del país para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, luego de lo que fue su participación en el Southamerican Selection que se realizó en la Marina da Gloria de Río de Janeiro (Brasil).

El anhelo que siempre había perseguido desde niño, finalmente se materializó, todo ello en base a sacrificios, entrega y pasión.

Desde el 2015 Lage se encuentra radicado en España, nación en la que se ha venido preparando para ir concretando sus tan ansiadas metas, siempre apostando a continuar brindándole grandes satisfacciones al país.

Justamente el atleta olímpico se encuentra en Cádiz, al sur de la nación ibérica, y desde allí ha tenido que reajustar sus rutinas de entrenamientos, tomando en cuenta que se mantiene en resguardo dada la crisis sanitaria que ha desatado la pandemia del coronavirus alrededor del mundo y que ha afectado fuertemente a España.

“Una vez que supimos que se tomarían ciertas medidas de confinamiento decidimos venirnos a Cádiz. Tomamos esa determinación dado que mi centro de entrenamiento el Club Náutico de Valencia iba a cerrar por el tema de la cuarentena”, manifestó a través del hilo telefónico en exclusiva para Analitica.com.

Desde su nueva base de entrenamiento, Lage asegura que lo que ha buscado en mantenerse en forma. Sabe que a pesar que las rutinas han tenido que sufrir un ajuste por la situación que ha generado la expansión del covid-19, la meta es mantenerse activo.

“Estamos en un centro de alto rendimiento que cuenta con habitaciones, cocina y hasta gimnasio. Mi equipo de trabajo y yo nos trajimos todos los implementos necesarios para continuar entrenando, incluso nuestros barcos. Aunque todavía no podemos salir, hemos implementado una rutina general y otra individual”.

Detalló el atleta olímpico

Y es que durante las mañanas, el venezolano tiene estipulado realizar por al menos tres horas ejercicios de rodilla en la bicicleta estática y de acuerdo al día asegura que la intensidad del entrenamiento disminuye o lo realiza en intervalos.

“Durante las tardes prosigo con un plan en la máquina de remo, pero también tengo un trabajo específico que cambia de acuerdo al día. En promedio estamos realizando entre 20 y 25 horas de físico, algo que está bien para la etapa en la que estamos”, aseguró tras recordar que aun cuando no persiguen un objetivo en específico, lo ideal es mantenerse en óptimas condiciones y resguardado mientras pasa la situación de confinamiento.

Decisión acertada

A raíz de la postergación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 para el próximo año, como consecuencia de la propagación del coronavirus en el mundo, Andrés Lage consideró la decisión como “acertada”.

“Hay mucha gente que no la está pasando muy bien ahora mismo. Además no sabemos el impacto económico que esta medida generará. Sé que muchas cosas pasarán a partir de ahora”.

Precisó Lage

Aunque parezca un poco “egoísta”, el velerista venezolano no dudó en asegurar que el aplazamiento de la magna cita deportiva le vino bien.

“Hace exactamente un año cambié a la categoría FINN y acá la experiencia es necesaria. Estoy compitiendo contra gente que lleva entre 15 y 20 en esto. Si bien es cierto que he logrado muy buenos resultados, este año me permitirá tener un ciento por ciento más de lo que llevo en esta categoría y eso es positivo”, aseveró.

Poco a poco el nombre de Andrés de Lage ha ido resonando en diversos escenarios internacionales, eso gracias a su talento. No en vano ha logrado tener actuaciones destacas, como un octavo lugar en la Copa del Mundo, una cuarta casilla en el Campeonato Sudamericano de la especialidad e incluso una cuarta plaza en la Copa de España, donde se ha medido de tú a tú con experimentados rivales.

“Teniendo la oportunidad de ser ahora un atleta de talla olímpica creo que podré tener acceso a mayores recursos, todo ello con el fin de poderlos aprovecharlos para tener una mejor y mayor preparación para los Juegos Olímpicos”, detalló.

Asimismo el criollo reveló que contando con poco más de una año para Tokio 2020, ahora tendrá la posibilidad de tener una mayor preparación y planificación.

“Tendremos el tiempo necesario hasta para tener el material correcto para nuestros entrenamientos, por eso digo que me hizo bien. Todo esto me sirve para seguir apostando por la meta, que no es otra que llegar a la final y luchar por las medallas el último día de competencias”.

Confesó el criollo

Parte del sueño cumplido

El ser hasta ahora uno de los 19 atletas venezolanos que cuenta bajo el brazo con el cupo olímpico para Tokio 2020, es algo que desde niño soñaba el velerista. Aunque reconoce que cuando apenas contaba con 11 años no sabía cómo lograrlo, a medida que pasó el tiempo fue entendiendo las acciones y pasos a seguir para alcanzar esa meta.

“Esto era algo que soñaba todos los días y ya cuando tenía 15 años, fui entendiendo lo que tenía qué hacer y las decisiones que tenía que tomar para lograrlo. Y así fue”, reconoció.

Justamente al saber que en Venezuela no contaría con la infraestructura necesaria para poder desarrollar con su potencial como atleta, las ganas de ver acción en una justa olímpica fue lo que le sirvió de motivación para decidir irse a España para prepararse mejor y así ir en busca de ese sueño.

“Lamentablemente en Venezuela no se cuenta con los medios ni con los conocimientos y nada para poder lograr esto. Solo tenemos un clima espectacular y con solo eso no se hacen las cosas. Reconozco que ese fue mi impulso para salir del país y poder prepararme de forma correcta”.

Reveló Lage

Reconoce que una vez supo que había conquistado el boleto para la justa nipona, sintió una gran satisfacción, dado que había cumplido uno de sus más grandes anhelos. Ahora sabe que tiene en sus manos una gran responsabilidad.

Buscaré la forma de hacer historia en los Juegos Olímpicos y lo haré por Venezuela. Quiero tener una representación digna y dar ejemplo de cómo deben hacerse las cosas y la forma correcta de hacerlas”, dijo Lage quien será apenas el segundo coterráneo en ver acción en la categoría FINN en una justa olímpica. En Beijing 2008 los honores fueron para Johnny Bilbao.

 Contacto con la realidad

A finales del 2019 Andrés Lage regresó a su país luego de más de cinco años de ausencia. Reconoce que viajó con cierta predisposición, dado que estando lejos muchas eran las noticias negativas que se abordaban en torno a Venezuela.

“Si bien el país sigue pasando por momentos difíciles, cuando llegué pude notar ciertos cambios, como una especie de respiro. Con varias de las personas que conversé muchas de las respuestas estaban llenas de esperanza y eso me gustó. Yo creía que me encontraría con una situación de guerra y no fue así. Lo que vi fue mejor de lo que esperaba”, aseguró.

Lage asegura que Venezuela puede superar muchas pruebas desde la unidad, es por ello que no desaprovechó la ocasión para enviar un mensaje al país.

“Me encantaría ver a mi país unido, sin divisiones. Me gustaría que todos estuviésemos unidos para seguir remando hacia adelanta. Ojalá todos podamos seguir trabajando duro para lograr grandes resultados”.

Precisó el venezolano
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar