Deportes

Brasil y su fútbol continúan en caída libre

Brasil se dio un nuevo golpe, y de los que duelen, el domingo al quedar eliminado en primera ronda de la Copa América Centenario y sigue sin poder detener la caída en picada que sufre desde la humillación en su Mundial de 2014.

El equipo auriverde dirigido por Dunga, que atribuyó a «imponderables» la eliminación del certamen que se disputa en Estados Unidos, no quedaba afuera en primera ronda de una Copa América desde la edición de Argentina-1987.

Esta nueva frustración se une a la sufrida en semifinales del Mundial de 2014, en el que fue anfitrión, cuando fue humillado por Alemania 7-1, y a la eliminación en cuartos de final de la Copa América de Chile-2015 a manos de Paraguay.

A este momento aciago de la ‘canarinha’, que ya no parece asustar a nadie, se le suma el hecho de que está en el sexto lugar del clasificatorio sudamericano para el Mundial de Rusia-2018, fuera de la zona de clasificación, disputada seis de sus dieciocho fechas.

Los «imponderables» de Dunga 

Sin embargo, para Dunga su equipo fue víctima en la Copa América Centenario de «imponderables».

Lo cierto es que Brasil, que sin Neymar es uno más, solo pudo ganarle al débil Haití, por 7-1, al único equipo que logró anotarle goles en el torneo, ya que empató 0-0 con Ecuador y perdió 1-0 con Perú.

La derrota ante Perú llegó con un polémico gol con la mano del atacante Raúl Ruidíaz. Los «imponderables» a los que aludía Dunga.

Pero más allá de la polémica por el gol de Ruidíaz, lo cierto es que la selección pentacampeona del mundo solamente le hizo goles a la modesta selección de Haití. Y para completar la fase crítica, fue el único equipo al que Haití le pudo hacer un gol.

Al analizar el nuevo golpe recibido, Dunga dijo que estaba seguro que «los hinchas brasileños han visto el partido y han visto la forma en que Brasil fue eliminado. No hay como prever los imponderables. El equipo no fue eliminado por algo relacionado al fútbol».

Dunga insistió en que las pantallas de video colocadas en el estadio Gillette, de Foxborough, repitieron la jugada del gol de Ruidíaz. «Fue una mano tan clara, pero no tenemos como influir en eso», señaló.

«Con tanta tecnología disponible, no entiendo como se siguen cometiendo errores tan primarios», acusó.

El entrenador de la seleçao dijo que Brasil nunca «fue eliminado por un gol de mano en su historia», y añadió que ese error de arbitraje «puede echar todo un trabajo a la basura».

Dunga dijo no estar preocupado por su futuro en la selección y afirmó que Brasil está apenas en el inicio de un proceso de reconstrucción de su fútbol para volver al primer nivel mundial.

«Alemania pasó por un proceso de reorganización que duró 14 años. Nosotros estamos en el segundo año. Las soluciones inmediatas no existen. Es necesario tener paciencia», sostuvo Dunga.

La llegada de Dunga a la conducción técnica fue vista como el inicio de una fase de disciplina y de renovación del plantel, pero los resultados siguen sin aparecer.

En la Copa América disputada en Chile el año pasado, Brasil ya había quedado eliminado en los cuartos de final a manos de Paraguay.

Después de Uruguay, Brasil es el segundo peso pesado del fútbol sudamericano eliminado en esta primera ronda de la Copa América Centenario.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba