Deportes

¡Cae otro favorito! Nadal sucumbió ante Rublev en el Masters de Montecarlo

El 11 veces campeón del Masters 1000 de Montecarlo, el español Rafael Nadal, se convirtió este viernes en otro de los grandes favoritos del torneo que queda fuera de competición. Y es que el mallorquín no pudo ante los servicios del ruso Andrey Rublev, quien se convirtió en su verdugo al imponerse en el encuentro de cuartos de final por 6-2,4-6 y 6-2.

Esta será la segunda semifinal de un torneo de Masters 1000 que disputará el ruso, un derecho que ganó al dominar con un excelente tenis al exnúmero uno del mundo y ante quien había perdido en dos ocasiones previas.

Nadal comenzó el partido con mucha imprecisión sobre todo en su derecha, además se mostró muy aletargado y débil en su servicio del primer juego, lo que aprovechó al máximo Rublev.

Tras un sorprendente 2-0 en las primeras de cambios del partido, el español pudo reponerse en el tercer juego, exhibiendo un mejor nivel. Sin embargo en el cuarto juego, Nadal se  mostró más intenso y aguerrido, a tal punto que llegó a romper el saque en blanco de la raqueta rusa.

Esa leve mejoría terminó siendo un espejismo, ya que el mallorquín retrocedió  y se mostró nuevamente errático, tanto que acumuló hasta cinco dobles faltas ante un Rublev excelso que aprovechó cada error de Nadal para maniatarlo.

El primer acto, que duró treinta y ocho minutos, terminó con un rotundo 6-2 para Andrey Rublev que dio muestras de mayor frescura, solidez, variedad de golpes y una mayor consistencia que un atenazado Rafael Nadal.

El segundo set siguió con la misma tendencia, Rublev rompió por cuarta vez el servicio a un Nadal que se mostró muy tenso y el ruso supo moverse muy bien en una situación que estuvo marcada por las dudas de Nadal, que evidenció esa circunstancia con su lenguaje corporal y un tono bajo.

Andrey Rublev, que no había ganado un set a Nadal en sus dos enfrentamientos previos, siguió con un juego muy versátil llevando a Rafael Nadal al límite de sus posibilidades e hizo valer su consistente saque en las cinco opciones de rotura que tuvo el balear, estableciendo así un 4-2 a favor del ruso en la segunda manga.

  La tendencia negativa para Rafael Nadal cambió al conseguir cuatro juegos consecutivos, incluyendo dos roturas de saque del tenista ruso, y el balear firmó una gran remontada con un 6-4 en el segundo set justo cuando se encendieron los focos, por falta de visibilidad, en la pista central de Montecarlo.

El primer juego del tercer y definitivo set volvió a dilucidar la fragilidad de Rafael Nadal al saque, ya que Rublev le volvió a romper el saque, para poner el 1-0, y supuso la quinta vez que lo hacía durante el partido.

El tercer set mostró un acelerón de Rublev. Lejos de acusar el impacto de la pérdida de la segunda manga y la resistencia de Nadal, el ruso se soltó y estableció el 3-1 en el marcador favorable para el ruso, fue la primera ocasión en el tercer set que el sacador mantuvo su servicio. Desequilibró el partido.

Rublev fue aumentando el nivel apoyándose en su potente derecha y se mostró infranqueable ante Nadal, que culminó un gran partido, pero el ruso jugó uno de los mejores partidos que se le recuerda en tierra batida.

El tercer set, que terminó 6-2 para Rublev, evidenció un nivel increíble del ruso ante un luchador y aguerrido Nadal que poco pudo hacer para contrarrestar un nivel tan alto de tenis.

Con esta derrota, es para Nadal la  segunda vez que no alcanza las semifinales en sus dieciséis apariciones en el torneo de Montecarlo
Andrey Rublev, entrenado por el español Fernando Vicente Fibla, se verá las caras en semifinales ante el noruego Casper Ruud, que se impuso al italiano Fabio Fognini por 6-4 y 6-3.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba