Deportes

Chile, Ecuador y Uruguay hicieron historia en las eliminatorias

Chile, reciente campeón de América, siguió de festejos este jueves ante un pálido Brasil, mientras Argentina se desinfló estrepitosamente sin Messi y Uruguay se citó con la historia en La Paz en el inicio del clasificatorio al Mundial de Rusia-2018.

La Roja volvió a celebrar en el estadio Nacional de Santiago ante Brasil, donde hace tres meses levantó la Copa América por primera vez en su historia frente a Argentina, la otra potencia sudamericana que sucumbió en julio frente al vértigo del equipo dirigido por Jorge Sampaoli.

Sin el mismo juego vertical, a Chile le alcanzó para dar el primer paso en el premundial ante un opaco Brasil que se parece a un equipo del montón sin el suspendido Neymar, su estrella indiscutible. Ni una sombra de sus históricas selecciones que ganaron cinco campeonatos mundiales.

Aunque es la primera fecha y el camino es un largo trayecto de dos años, la Seleçao muestra que aún no se repone de la humillación del 7-1 en semifinales de su Mundial y del fracaso en la Copa América. Y a Neymar aún le queda un partido de suspensión.

En cambio Chile, de continuar en el actual nivel, se perfila como uno de los serios aspirantes a llevarse uno de los cuatro boletos directos de Sudamérica a Rusia-2018. El quinto del premundial se medirá en repechaje con el ganador de Oceanía.

Ecuador humilla a Argentina

Ecuador le lanzó un balde de agua fría a Argentina con un triunfo 2-0 en su propia casa en Buenos Aires, en un inesperado fracaso del seleccionado albiceleste, que extrañó demasiado a su ídolo, el lesionado Lionel Messi.

Aunque Argentina puede jactarse de tener mejores individualidades que su archirrival Brasil, también depende en gran medida de su estrella.

Para colmo, el delantero Sergio Agüero, el segundo gran futbolista argentino que está con la pólvora seca en el Manchester City, salió por lesión a los 23 minutos de juego.

Una derrota que genera dudas mayúsculas para un equipo que tenía en el campo a otras figuras como Angel Di María, su compañero en el PSG Javier Pastore, y a Carlos Tevez, el reemplazante de Agüero.

Sin sus delanteros iluminados, Argentina sufre mucho más porque su defensa es una frontera porosa y abierta por donde pasan los rivales sin interferencias.

Un estadio Monumental semivacío mostró el escaso entusiasmo que genera el equipo de Gerardo Martino, después de haber fracasado en las finales del Mundial-2014 y de la reciente Copa América.

Los exigentes hinchas argentinos mantienen un profundo escepticismo con su selección por los 22 años que arrastra sin títulos y descargan su bronca en Messi, que se cansa de romper récords en el Barcelona.

La albiceleste inicia con un traspie otro ciclo, largo y complicado, para intentar cortar en Rusia-2018 una extensa racha que entonces llegará a 25 años sin títulos.

Ecuador, de su lado, fue a Buenos Aires para arañar un punto frente al subcampeón mundial y comenzar a desandar las sucesivas frustraciones en el Mundial-2014 y en la Copa América, pero se llevó un premio mayúsculo y merecido.

Uruguay en la altura

Uruguay tomó altura con una victoria histórica ante Bolivia en los 3.600 metros de La Paz, mientras Colombia sufrió ante una renovada Perú en los partidos que dieron inicio al largo camino a Rusia-2018.

La Celeste logró una histórica victoria -la primera por eliminatorias- en la altura de La Paz, por 2-0, un resultado enorme para un equipo que jugó sin sus estrellas, los suspendidos Luis Suárez (Barcelona) y Edinson Cavani (PSG).

A Bolivia no le alcanzó con la apelación al patriotismo y al heroísmo que le inculcó su nuevo entrenador Julio César Baldivieso para disimular una crisis generalizada del fútbol del altiplano, a nivel deportivo e institucional.

Ese descalabro, incluidas las defecciones de su figura Marcelo Martins y su capitan Ronald Raldes, se notó en el Hernando Siles, donde el local deambulaba sin rumbo solo esperando el cansancio de su rival en los 3.600 metros de altura. Y no ocurrió.

La celeste tuvo el arranque soñado, sacándose de encima con autoridad un partido generalmente muy incómodo para equipos del llano.

Un empate iba a ser celebrado como un triunfo, pero Martín Cáceres (9) y el capitán Diego Godín (68) lograron la hazaña.

Ahora el equipo charrúa espera a Colombia en el Centenario de Montevideo y con la temprana esperanza de sacar uno de los cuatro boletos directos a Rusia-2018, después de jugar cuatro repechajes consecutivos.

A la espera de Suárez, al que le restan tres partidos de suspensión tras morder al italiano Giorgio Chielini en Brasil-2014, y de Cavani, quien debe aguardar una fecha más, Uruguay dio la sorpresa en un partido que los computa como bastante más que tres puntos.

Colombia transpiró a mares

Colombia debió transpirar a borbotones, pero no por el intenso calor de Barranquilla, sino por la dura rivalidad de la renovada selección peruana que dirige el argentino Ricardo Gareca.

Pese al 2-0, el equipo cafetero extendió el juego anodino que lució en la Copa América en julio pasado aunque se anotó un triunfo importante para el arranque del clasificatorio.

Sin embargo, aparece muy lejos del impactante equipo que llegó a cuartos de final por primera vez en su historia en el Mundial de Brasil-2014.

Colombia pareció añorar demasiado la ausencia de su estelar James Rodríguez (Real Madrid), por lesión, desplegando un juego con escasa tenencia, la marca de origen de los cafeteros, mientras su otra figura, Radamel Falcao García (Chelsea) se debate entre la intrascendencia y la impotencia.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba