Deportes

China bloquea comercialmente a los Rockets

El apoyo del gerente general de los Rockets, Daryl Morey, a través de una red social ha puesto en movimiento toda la maquinaria estatal china en contra del equipo de la NBA.

Una vez más, Pekín utilizó su mercado y sus contratos millonarios para tratar de poner en aprietos a cualquiera que manifieste una opinión que se salga de la estricta línea marcada por el Partido Comunista de China, en el poder desde hace 70 años.

La campaña no se ha ceñido exclusivamente a Morey y ha tenido consecuencias comerciales con los Rockets, que no deja de ser el equipo más seguido en China por la figura de Yao Ming.

El conjunto tejano ha comenzado a sufrir el bloqueo comercial de las empresas asiáticas. Además se puso en marcha una campaña centrada en boicotear los ingresos del equipo tejano en China: la televisión estatal CCTV y Tencent, un importante socio de ESPN y la NBA en China con un acuerdo de retransmisión de 1.500 millones de dólares en los próximos 5 años, anunciaron que no transmitirían partidos de los Rockets.

Asimismo, anunciaron que no retransmitirá ninguno de los partidos de los equipos de la NBA que esta semana están en China realizando la pretemporada.

Por su parte, JD y TaoBao retiraron los productos de los Houston Rockets de sus tiendas virtuales y cualquier búsqueda del nombre del equipo en sus plataformas digitales arroja siempre el mismo resultado: «No hemos encontrado ningún producto relacionado».

Las presiones surtieron efecto y las disculpas por parte de los Rockets y de la NBA comenzaron a llegar. Hasta del propio James Harden, la estrella del conjunto de Houston, que dijo que «aman China».

No es la primera vez (ni, previsiblemente, la última), que el Estado chino utiliza su mercado para chantajear y acallar opiniones disidentes. Aunque ni siquiera hace falta que sean contrarias, sino que alguien las perciba como tales, como le sucedió en noviembre de 2018 a la marca italiana de moda Dolce&Gabbana, objeto de linchamiento digital por parte de internautas chinos.

Misma suerte que corrió momentáneamente Apple, con infinidad de clientes chinos, algunos de los cuales manifestaron su intención de cambiar su aparato por uno de Huawei en un arrebato nacionalista en el fragor de la guerra comercial entre Washington y Pekín.

Aunque Pekín predica la filosofía del libre mercado, en realidad el acceso al ingente mercado chino es complicado para las empresas extranjeras. Una vez en él, han de competir en desigualdad de condiciones con compañías estatales y privadas que reciben cuantiosos subsidios.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar