Deportes

Deyna Castellanos: La reina del fútbol de Venezuela

Con solo 18 años, Deyna Castellanos (Maracay, Aragua – 18 de abril, 1999) ha logrado lo que cualquier jugador de fútbol podría soñar.

A los 14 años deslumbró —y fue conocida internacionalmente— en la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Costa Rica 2014, donde ganó bota de oro Adidas; a los 16 repitió exhibición en el Mundial Sub-17 de Jordania, donde se hizo acreedora del reconocimiento a la tercera mejor jugadora, autora del gol del torneo y, por añadidura, líder indiscutible de una Vinotinto a la que guió hasta la semifinal, por segunda edición consecutiva.

Este año, Deyna es distinguida como la candidata más joven entre las tres mejores jugadoras del mundo, las que compiten por el Premio The Best de la FIFA. Se mide con la ganadora de la edición 2016, la estadounidense Carli Lloyd; y con la recientemente campeona de la Eurocopa y Mejor Jugadora UEFA del año, la holandesa Lieke Martens. Además de eso, es la única mujer entre los candidatos nominados al Puskás al mejor gol del año.

“Mi familia, unos amigos cercanos y yo siempre pensamos que para estar nominada primero tendría que ir a un Mundial de mayores; pero no fue así. Esto es cosa de Dios, y de verdad que estoy muy feliz”, manifestó Castellanos, quien acumula 35 goles con las selecciones nacionales, destacando 18 goles en 16 participaciones en competiciones de la FIFA.

Ha tenido un 2016/2017 de ensueño: campeona y máxima artillera del Sudamericano sub-17 que se disputó en Cabudare, estado Lara; campeona de la Conferencia Oeste con el Santa Clarita Blue Heat en Estados Unidos; Mejor Jugadora de la United Women’s Soccer (UWS) e integrante del 11 ideal de esa liga, así como varias actuaciones destacadas con el equipo de la División I de la NCAA, Florida State Seminoles.

Con este rosario de logros, no le extrañaría al mundo del fútbol que la artillera venezolana se convierta en la Mejor Jugadora del Mundo, destacada por su talento en el manejo del balón y su sublime conexión con el gol, habilidad que se complementa con un físico veloz y poderoso.

“Estoy súper feliz de estar entre las tres finalistas y también nominada al Puskás. Para mi carrera, esto significa mucho porque es un paso adelante y un sueño hecho realidad”.

Carrera profesional en ascenso

Deyna Cristina Castellanos Naujenis comienza en el fútbol en 2004, inspirada por Álvaro, su hermano mayor. En 2013 gana con la Vinotinto su primer torneo internacional: el Sudamericano Femenino Sub-17 — hazaña que repite en 2016—. En 2014 ingresa en la escuela formativa Juan Arango, ubicada en su Maracay natal. También en 2014, a sus 15 años, fue reconocida como máxima goleadora del Mundial Sub-17 de Costa Rica 2014 (junto a su compatriota Gabriela García) y del Torneo Olímpico Juvenil de Fútbol Nankín 2014; dos años después volvió a alucinar al mundo, en Jordania; y así va Castellanos, subiendo como espuma, destacando de manera individual y colectiva en cada competición.

Su desempeño y calidad trajo como resultado una beca de la Universidad Estatal de Florida, y ahora milita tanto en el equipo universitario, como en el Blue Heat, un equipo profesional de la UWS donde “llegan jugadoras relevantes», y un fichaje que le causó mucha ilusión.

“No me lo esperaba”

En entrevistas otorgadas a la web de la FIFA, la aragüeña confiesa cómo este ascenso la tiene al borde de las lágrimas, así como sus intenciones en los retos que afronta esta nueva temporada. Aun así, destaca que su prioridad es terminar su carrera universitaria y luego podrá pensar en dar el paso a un equipo grande, así como había manifestado el año pasado: “Mi plan es acabar los estudios en la Universidad y después dar el salto a Europa”.

El martes 26 de septiembre, en una entrevista radial, lo reiteró: “Obviamente sueño con eso, pero no ahorita. Las ofertas ya han llegado y no he aceptado por querer estudiar”.

Por otro lado, Deyna afirma con humildad que aún le falta madurar futbolísticamente

“El año que viene son las eliminatorias Sub 20 y luego las mayores, la idea es estar en ambas”.

“Ganar el premio sería algo alucinante (…) me da la responsabilidad de seguir trabajando. Personalmente creo que tengo que madurar mucho como futbolista”, apuntó.

En Costa Rica decía con respecto a sus reconocimientos: “Yo lo logré con 14 años pero seguiré trabajando porque quiero más. ¿por qué no clasificar al próximo mundial?”. Hoy, con tremendo palmarés, se mantiene hambrienta de títulos, pero igual de centrada: “más allá de que sepan mi nombre, que mi nombre suene en el mundo del fútbol, es importante para el fútbol femenino. Todos los que están en esa gala son importantes”.

Más allá de si Deyna resulta ganadora el próximo 23 de octubre en Londres, ya es referente de la mejor generación del fútbol femenino nacional. Ya es, por ahora, la reina del fútbol de Venezuela.

“Todavía no he jugado un Mundial Sub-20, ni un Mundial de mayores, ni siquiera juego en una liga profesional o la Champions League, nada de eso. Estar ya entre las 10 nominadas es algo increíble. Para mí significa mucha responsabilidad porque, aparte de ser un sueño, poder ganar este premio me impulsa a seguir trabajando y esforzándome».

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba