Deportes

El Madrid vuelve a la era galáctica con Hazard

El Real Madrid presentó a su nuevo jugador en un Santiago Bernabéu abarrotado, con unos 50.000 espectadores que se dieron cita para recibir al extremo, en un día en el que el madridismo recuperó la ilusión y la era galáctica. Eden Hazard se convirtió en la segunda presentación más multitudinaria en la historia del club blanco, igualada con Kaká y sólo por detrás de Cristiano Ronaldo.

Tras una temporada para el olvido, en la que el Real Madrid tan solo ganó el Mundial de Clubes, cayó en octavos de final de la Liga de Campeones y se quedó a 18 puntos del Barcelona en Liga, el club blanco intenta recuperar la ilusión de sus aficionados con fichajes de renombre en el panorama mundial.

Los fichajes que se presentaban en el Santiago Bernabéu durante los últimos años no contaban con una gran cantidad de aficionados y el del belga recupera el estatus de galáctico como los Cristiano Ronaldo, Kaká, Karim Benzema, Gareth Bale o James Rodríguez, que hasta este jueves eran las cinco presentaciones más multitudinarias del Real Madrid.

La llegada de «El Duque» llena de esperanza al madridismo. Desde tempranas horas la cola para entrar al campo daba la vuelta al estadio, para ver en directo la presentación del belga que no arrancó sino hasta el atardecer en Madrid.

Durante esta espera, los aficionados que acudieron al estadio Santiago Bernabéu pidieron a Florentino Pérez un nuevo fichaje: «Queremos a Mbappé», fue el grito que corearon al unísono los hinchas presentes en el campo madridista.

Tras la protocolaria presentación en el palco de honor, Hazard cumplió su «sueño desde pequeño». El belga saltó al terreno de juego vestido por primera vez con la camiseta del Real Madrid, dio sus primeros toques, realizó una vuelta de honor al estadio regalando balones a los asistentes, besó el escudo y se hizo fotos para el recuerdo en su primer día como madridista.

Antes de abandonar el terreno de juego, Hazard cogió el micrófono para saludar a los 50.000 asistentes: «Buenas tardes a todos. ¡Hala Madrid!», gritó.

«No soy un galáctico, soy Eden Hazard»

El belga aseguró este jueves en su primera rueda de prensa como jugador blanco que no es un «galáctico» y declaró que espera serlo en un futuro.

«No soy un galáctico. Todavía no. Espero serlo un día. Soy Eden Hazard y todo lo que he hecho en el pasado va a ser realmente como un borrón y cuenta nueva. Voy a empezar aquí desde cero. Pero no me considero un galáctico, soy un jugador muy bueno», dijo.

El jugador belga, tal y como hizo en sus primeras palabras junto a Florentino Pérez, volvió a recordar que su sueño siempre fue jugar en el Real Madrid y rememoró los momentos en los que empezó a pensar que quería jugar en el club blanco.

«He soñado con este momento desde muy pequeño, desde que comencé a jugar en el jardín de casa con mis hermanos. Desde ese momento comencé a apoyar al Real Madrid desde pequeño. Luego me marché a Francia y a Inglaterra, pero poder ponerme la camiseta del Real Madrid es un honor. Tengo muchas ganas de que empiece la temporada».

Hazard reconoció que también influyó en su fichaje por el Real Madrid la presencia de Zinedine Zidane, de quien reconoció que era su ídolo desde que era pequeño.

«El hecho de que sea entrenador del Real Madrid ha tenido un factor importante para venir. Él es muy importante en este club y yo quería jugar en este club. Mi sueño es disfrutar del juego en el campo, ganar partido. Cuando uno juega en el Real Madrid queremos ganar trofeos, intentar ganar los máximos títulos posibles en el Real Madrid y crear también una historia en el Real Madrid».

También desveló que tuvo su primer contacto con Florentino Pérez durante una gala de entrega de trofeos la pasada temporada. En ella, el presidente del Real Madrid habló con Hazard: «Me dijo que era el momento de que viniera al Real Madrid. Estuve muy contento de que me lo dijera. Ya estoy aquí y espero que podamos ganar muchas cosas juntos», explicó.

Hazard tuvo tiempo de analizar la temporada que completó el Real Madrid, en la que no ganó ningún título después de conseguir cuatro Ligas de Campeones de las últimas cinco disputadas.

«Este año no ha sido tan bueno y espero comenzar un nuevo ciclo con los nuevos y con los que están aquí, que han ganado muchos títulos».

Asimismo, aseguró que llegar a un club de la entidad como el Real Madrid puede ayudar a que mejore sus juego en una nueva etapa de su carrera. Para el futbolista belga, cambiar a un club como el madridista siempre puede permitirle subir su nivel.

Cuestionado por si será el líder del equipo, dijo que en el Real Madrid hay muchos jugadores con esa definición y dejó claro que para él lo más importante «es el grupo».

«Vengo aquí a intentar mejorar»

El ofensivo aclaró que espera que el equipo haga un gran trabajo la próxima temporada. «Luego, ser líder, lo he sido en la selección y en el Chelsea y creo que aquí soy lo mismo. Voy a intentar hacerlo todo para ganar los partidos»

Sobre si lanzará los penaltis, dejó claro que Sergio Ramos, el capitán del equipo, es el hombre que cree que los seguirá tirando en el futuro.

«Cuando uno juega en el Real Madrid no hay una estrella. El equipo es la estrella. Llego nuevo y en el Chelsea llevaba jugando nuevo años. Ahora llego como el nuevo y voy a intentar aportar lo máximo. En cuanto a los penaltis, creo que el capitán los tira muy bien. Si me pide que los tire, que creo que no me lo va a pedir… creo que los tira muy bien y creo que seguirá tirándolos».

Hazard también se refirió a si es muy tarde para fichar por el Real Madrid y manifestó que, con 28 años, está en el mejor momento de su carrera para jugar en el club blanco: «Entre los 27 y los 33 es la mejor edad de un futbolista. El sueño de jugar para el Real Madrid siempre estaba. Ahora pensé que era el momento de marcar un antes y después en mi carrera. Vengo al mejor club del mundo».

El Balón de Oro también fue objeto de análisis para Hazard, que reconoció que no sabe si será más fácil conseguirlo si está en el Real Madrid y señaló que ahora no se centra en ese premio.

«Pienso en ganar. Pero, ¿por qué no ganar el Balón de Oro algún día?. Está en mi cabeza, pero no pienso en ello todos los días. Pienso en ganar en el Real Madrid, es lo más importante».

Por último, explicó sus preferencias sobre el número que querría llevar en su camiseta. En Bélgica y en el Chelsea ha lucido siempre el diez, dorsal que lleva Luka Modric en estos instantes.

«He tenido la suerte de hablar con Modric a través de Kovacic. De broma le he preguntado si me podía dejar el número diez y me ha dicho que no. Así que tengo que buscar otro número. Pero ahora mismo sinceramente, el número no es lo más importante. Lo más importante es jugar con esta camiseta y con este escudo».

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar