Deportes

Falleció el miembro del Salón de la Fama, Nick Buoniconti

El exliniero de los Patriots de Boston y Dolphins de Miami, miembro del Salón de la Fama de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), Nick Buoniconti, falleció a la edad de 78 años, de acuerdo a la información ofrecida este miércoles por sus familiares.

Buoniconti, un apoyador medio, a pesar de su baja estatura fue determinante en el juego de los Dolphins cuando lograron la única temporada perfecta que hay establecida en la NFL.

«Hoy, con el corazón y una pena profunda, mi familia y toda la comunidad del ‘Proyecto Miami para Curar la Parálisis’ y la comunidad del Fondo Buoniconti lloran la pérdida de un hombre que era realmente más grande que la vida, mi padre, el miembro del Salón de la Fama de la NFL Nick Buoniconti», informó Marc Buoniconti, hijo del fallecido, en un comunicado.

Por su parte, el portavoz de la familia, Bruce Bobbins, dijo que Nick Buoniconti murió el martes por la noche en Bridgehampton, Nueva York, sin que hasta el momento se conozcan la causa del deceso.

Un nativo de Springfield, Massachusetts, Buoniconti jugó como guardia en la ofensiva y apoyador en defensa de la Universidad de Notre Dame.

Pero su baja estatura, tenía una altura de 1,80 metro, y 99 kilogramos de peso, era pequeño para un apoyador de la NFL.

Sin embargo, Buoniconti fue elegido en la decimotercera ronda del sorteo universitario de 1962 por los Patriots de Boston y jugó con ellos hasta 1968 en la nueva Liga Americana de Fútbol (AFL).

Logró ser seleccionado seis veces al Partido de las Estrellas de la AFL y tuvo 24 interceptaciones en su carrera para los Patriots, incluidas tres en un solo partido en 1968.

Luego firmó con los Dolphins y estuvo en el equipo de Miami desde la temporada de 1969 hasta la de 1974 y volvió con ellos en 1976.

Buoniconti fue el líder de la famosa «Defensa sin nombre» de Miami, y en 1973 estableció un récord del equipo con 162 tacleadas.

Además fue elegido ocho veces al partido de Pro Bowl y ganó títulos de Super Bowl con los Dolphins en 1972, para un equipo que terminó 17-0, y 1973.

Buoniconti consiguió entrar al Salón de la Fama de la NFL con la Clase del 2001.

El exjugador de los Patriots y de los Dolphins, en noviembre del 2017, dio a conocer su decisión de donar el cerebro cuando falleciera para la investigación de CTE.

Ese mismo año, en el mes de mayo, Buoniconti reveló que sufría pérdida de memoria y que no podía usar su mano izquierda, entre otras dolencias.

Después de que su hijo Marc quedó paralítico a los 19 años mientras jugaba al fútbol, Buoniconti fue una fuerza impulsora detrás del Proyecto Miami para curar la parálisis, recaudando cientos de millones de dólares para la investigación.

Nick y Marc estaban en una caja de Wheaties en 1997 como parte del Proyecto Miami.

«Él desinteresadamente dio todo al fútbol, a su familia y a los menos afortunados», dijo Marc Buoniconti en su declaración. «Me hizo una promesa que se convirtió en una revolución en la investigación de la parálisis. Podemos honrar su dedicación y compromiso sin fin al continuar con nuestro trabajo hasta que se cumpla esa promesa y se encuentre una cura».

Nick Buoniconti también tuvo una exitosa carrera fuera del deporte al destacar en el negocio de las trasmisiones de televisión, ejerció como abogado, fue presidente de US Tabacco y también agente de atletas como Bucky Dent y Andre Dawson.

Los Dolphins como los Patriots, a través de sus Twitters oficiales, han expresado la «tristeza» por el fallecimiento de Buoniconti y ofrecieron las condolencias a sus familiares.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba