Deportes

La FIFA renuncia a la extensión del Mundial

El máximo organismo del fútbol decidió desviar el mundial con 32 equipos y no 48 como había aprobado en enero de 2017. Esta decisión, según justificó el organismo internacional, se debe a problemas políticos y de logística en Catar.

«Tras un proceso de consulta exhaustivo e integral con la participación de todas las partes interesadas, se llegó a la conclusión de que, en las circunstancias actuales, tal propuesta no pude hacerse ahora», indica el Consejo de la FIFA. El anuncio se hará oficial el próximo 5 de junio en París, durante su próximo congreso.

En junio de 2017, Catar fue objeto de un embargo diplomático y económico por parte de Arabia Saudí, la gran potencia de la zona, y sus principales aliados nacionales, que acusaron a Doha de apoyar a grupos islamistas radicales y le reprochan su acercamiento a Irán, el gran rival de Riad. La FIFA argumentó que para la ampliación de 32 a 48 equipos era necesaria una evaluación detallada y un estudio exhaustivo del impacto logístico de los anfitriones.

El plan de un Mundial con 48 equipos tendrá que esperar hasta 2026 cuando México, Estados Unidos y Canadá organicen, de manera conjunta, el certamen de 80 partidos, una cantidad de juegos que obligaba a Qatar a distribuir alguno en algún país vecino como Omán o Kuwait.

Gianni Infantino fracasó. Su primera decisión fue ampliar el Mundial a 48 equipos y fracasó en su idea de adelantar esta medida a Catar 2022, como consecuencia sobre todo de la delicada situación geopolítica en el Golfo.

Durante la conferencia realizada en mayo en la ciudad de Miami, Estados Unidos, la FIFA basaba su idea en un estudio de viabilidad y había incluido en el orden del día de su próximo congreso, en París el 5 de junio, la votación de la ampliación, pero este miércoles admitió que «en las circunstancias actuales, tal propuesta no puede llevarse a cabo».

El proyecto de Infantino se encontró de frente con un muro geopolítico, por el bloqueo impuesto a Catar por varios de sus países vecinos.

«La implicación de estos países en la organización del torneo junto a Catar implica el levantamiento de este bloqueo, en particular la eliminación de las restricciones sobre los movimientos de personas y bienes», subrayó este estudio que se presentó en mayo a los miembros del consejo de la FIFA.

En junio de 2017 Catar fue objeto de un embargo diplomático y económico por parte de Arabia Saudita, el país con un gran brazo económico y sus principales aliados nacionales, que acusaron a Doha de apoyar a grupos islamistas radicales y le reprochan su acercamiento a Irán, el gran rival de Ryad.

Este formato con 48 equipos, que se aplicará por primera vez en el Mundial-2026 que organizarán conjuntamente México, Estados Unidos y Canadá, hubiera supuesto la celebración de 80 partidos en lugar de 64, lo que obligaba a tener que organizar partidos en algún país vecino a Catar como Kuwait u Omán.

Este anuncio puede interpretarse como un fracaso para el presidente Gianni Infantino, que había realizado una gira por todo el mundo buscando apoyos a su proyecto, que al parecer contaba con el visto bueno de Arabia Saudí.

Infantino también está inmerso en la búsqueda de apoyos para su renovación del Mundial de Clubes, con 24 equipos a partir de 2021, una idea a la que se opone la UEFA.

Al frente de la FIFA desde febrero de 2016, sucediendo a Joseph Blatter, obligado a dimitir por el escándalo de corrupción que afectó al organismo, aseguró su reelección en el congreso del 5 de junio al ser el único candidato que se ha presentado a las elecciones presidenciales.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar