Deportes

La Liga Americana volvió a imponer su dominio ante la Nacional

El dominio de la Liga Americana en el Juego de Estrellas del béisbol profesional de las mayores se mantuvo una edición más, en la 89, al ganar por 8-6 a la novena de la Nacional, en 10 entradas.

La victoria fue la sexta consecutiva del «Joven Circuito» en el tradicional «Clásico de Verano» y la decimoctava en los últimos 21 partidos que han disputado.

Lo sucedido en el Nationals Park de Washington, la sede del equipo local de los Nacionales, que militan en el «Viejo Circuito», confirmó que el dominio de la Americana sigue vigente en el duelo del Juego de Estrellas.

Ambas novenas llegaron al partido con un gran poder ofensivo, como quedó demostrado con los nueve cuadrangulares que se aportaron, nueva marca en la historia del Juego de las Estrellas, aunque los protagonistas de los vuelacercas no fueron solo de los especialistas que dominan en la competición regular.

El lanzador de los Yankees de Nueva York, Luis Severino, entró al partido en el segundo episodio. Luego de permitirle un doble a Matt Kemp, el quisqueyano se recuperó y retiró a Bryce Harper, Nick Markakis y Brandon Crawford, para salir del episodio ileso.

Para cuando Severino salió al montículo en el Nationals Park, el Joven Circuito ya había tomado la ventaja en la pizarra, gracias a un jonrón solitario de su compañero de equipo, el jardinero Aaron Judge.

Quien atrapó el bambinazo al jardín izquierdo fue el propio Severino, al encontrarse en la zona del bullpen de cara a preparar su salida destacada al montículo.

Como la tuvo el cerrador puertorriqueño Edwin Díaz, líder de rescates en la competición regular, que además se quedó con la victoria tras ceder un imparables y dos carreras en una entrada de labor con la Americana.

El lanzador de los Azulejos de Toronto, J.A. Happ, sacó su primer juego salvado en las Grandes Ligas pese a admitir un vuelacercas del canadiense Joey Votto en la parte baja del décimo episodio.

Ross Stripling, abridor de los Dodgers de Los Angeles, que salió como cerrador, cargó con la derrota al conceder cuatro imparables y tres anotaciones en una entrada y dos tercios de trabajo en el montículo.

Aunque varios toleteros consiguieron enviar la bola más allá del muro, no todo estuvo a favor del poder del bate porque los abridores Max Scherzer (Nacional) y Chris Sale (Americana) y sus relevistas se combinaron para ponchar a 15 bateadores rivales en los cuatro y un tercio de los primeros episodios y llegar a los 25 abanicados.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba