Deportes

Miggy en medio del peor bajón ofensivo

​​Aunque es considerado un miembro al Salón de la Fama, Miguel Cabrera como bateador designado ha mostrado una preocupante falta de poder y en el inicio de temporada ​solo ha conectado un jonrón en más de 130 turnos al bate.

En total, Cabrera llega a la jornada del miércoles bateando .304 con un jonrón, seis dobles, 14 carreras empujadas, .363 de porcentaje de embasarse y .367 de slugging en 32 juegos, con 12 boletos y 35 ponches recibidos.

Para el slugger, el hecho de no estar rodeado de bateadores más peligrosos hace que los pitchers se concentren solamente en hacerlo out y por eso recibe muy malos pitcheos para batear.

«¿Conoces a Prince Fielder? ¿Conoces a los que batean detrás de mí ahora? Eso es una gran diferencia también», le declaró el Triple Coronado en 2012 al diario Detroit Free Press.

«¿Cómo voy a batear 40 jonrones (en esta alineación)? En el pasado, conseguí al Prince Fielder, a Víctor Martínez, a Jhonny Peralta. Tenía un gran bate detrás de mí. ¿Ves la forma en que los muchachos me lanzan? Eso explica todo».

Para recalcar su argumento, el venezolano afirmó que en el pasado pudo dar 40 cuadrangulares porque tenía a jugadores como Fielder, V-Mart o Peralta exprimiendo el pitcheo. Ahora no es así.

Sin embargo, el manager de los Tigres, Ron Gardhenhire, refutó lo dicho por el veterano jugador con las siguientes palabras: «No estoy acá para criticar a un futuro Salón de la Fama, pero esta declaración es un poco loca».

Lo cierto del caso es que en Detroit quizás estén alarmados por los pocos batazos de cuatro esquinas que ha conectado Cabrera en el peor inicio de temporada de los bengalíes. Habrá que esperar por su explosión ofensiva de la superestrella de los Tigres que ha pasado la mayor parte de su carrera combinando de talento en las formaciones que lo rodearon.

Avanzando a 2019, y el bateador de 36 años de edad no es la amenaza de la Triple Corona que alguna vez fue en 2012. Cabrera, quizás el único nombre reconocible en la tropa de los Tigres en reconstrucción, se encuentra en medio del peor bajón ofensivo de su trayectoria. A pesar de que posee un promedio decente de .304 / .367 / .376, solo ha bateado un jonrón en sus 125 apariciones en el plato.

Pero Miggy se niega a reconocer que está en su peor momento por méritos propios. Más bien, asegura que el reducido lineup de los Tigres, le ofrece poca «protección» y permite que los lanzadores se enfoquen en el tigre mayor.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar